Movimientos #refugiados

Uesca acogerá a 13 de las 198 personas refugiadas llegadas este pasado miércoles al Estado español

El Estado español tiene el reto de acoger en diez meses a las 16.439 personas refugiadas que le quedan de su compromiso con la UE, la mayoría procedentes de Grecia e Italia, de donde deben venir 15.279 personas
| 30 diciembre, 2016 18.12
Uesca acogerá a 13 de las 198 personas refugiadas llegadas este pasado miércoles al Estado español
Refugiados afganos del campo de Eidomeni obligados a subir a un autobús con dirección Atenas. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Uesca recibirá a trece de las 198 personas refugiadas procedentes de Grecia que llegaron el pasado miércoles al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, el grupo más grande desde el inicio del proceso de reubicación con el que son 898 las personas acogidas por el Estado español en cumplimiento de los programas de la UE.

Según ha explicado el Ministerio del Interior del gobierno español, las personas refugiadas van a ser trasladadas a quince ciudades donde vivirán mientras se resuelve sus peticiones de asilo. El grupo está integrado por 65 hombres, 49 mujeres y 84 menores de edad y forman 83 unidades familiares.

El Estado español tiene el reto de acoger en diez meses a las 16.439 personas refugiadas que le quedan de su compromiso con la UE, la mayoría procedentes de Grecia e Italia, de donde deben venir 15.279 personas. El otro grupo -1.160- espera en campos de reasentamiento de Líbano y Turquía, en los que viven desde hace años.

De las personas llegadas este pasado miércoles, serán acogidos en Barcelona 51 personas, 19 en Sevilla, 18 en València, 14 en Granada, 13 en Mallorca, a Uesca irán otros 13, a Castellón 12 y a Murcia 11. En Madrid se quedarán diez personas, el mismo número irá a Córdoba, siete a Ávila, seis a Cádiz, cinco a Segovia, otros cinco a Soria y cuatro a Palencia. Del total de 198, 144 personas son de Siria, 52 de Irak, una persona de Eritrea y una de Irán.

Las personas solicitantes de asilo y refugio deben esperar una media de dos años para saber si se les concede el estatuto de refugiado, y mientras tanto, entran en el sistema de acogida. Durante los primeros seis a nueve meses el sistema cubre su alojamiento, comidas y formación; a partir de ahí, ya con autorización de trabajo desde los seis meses, reciben ayudas económicas para el alquiler y manutención.

Y existe una tercera fase, o etapa de autonomía, en la que ya pueden generar sus propios ingresos y reciben ayudas puntuales además de mantener el asesoramiento para los trámites de documentaciones. Pero estar ya en el Estado español no garantiza la protección internacional. En 2015, solo se concedió asilo a tres de cada diez personas que lo pidieron. Al 68,5% se les notificó el rechazo y un plazo de quince días para abandonar el Estado.

Además de los programas de acogida europeos, el Estado español recibió el pasado año 15.000 peticiones de asilo de personas que llegaron principalmente a través de aeropuertos y de puestos fronterizos, como el de Beni Enzar (Melilla).

En concreto, se concedió protección internacional a 1.020 personas: 220 lograron el estatuto de refugiado y 800 la protección subsidiaria, que a diferencia del estatuto no es permanente, sino que se revisa a los cinco años.

El perfil de la persona refugiada es mayoritariamente masculino (el 63%), y por países de Siria, Ucrania, Palestina y Argelia.

Las personas refugiadas que llegan a través del programa europeo han modificado un poco ese perfil, ya que ha aumentando el número de personas sirias y de grupos familiares que tienen proyecto de quedarse en el Estado español; las personas refugiadas priorizan en muchos casos el hecho de tener conocidos en otros Estados a la cobertura que le puede ofrecer el sistema de acogida.

30 diciembre, 2016

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR