Mundo

Trump rompe el pacto nuclear y vuelve a imponer sanciones económicas a Irán

Pese a la presión de los socios europeos, finalmente Donald Trump ha decidido romper el acuerdo nuclear con Irán. El presidente responsabiliza a la nación asiática de injerencias en Siria y de ser responsable de la victoria de Hizbolá en El Líbano.
| 8 mayo, 2018 20.05
Trump rompe el pacto nuclear y vuelve a imponer sanciones económicas a Irán
Foto: Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0)

“El pacto nuclear con Irán es deficiente”, ha dicho Donald Trump en una comparecencia ante los medios de comunicación a las 14.00 horas de Washington. “Esto hará a América más segura”, ha concluido el presidente republicano.

El político ha firmado un decreto que significa el fin del acuerdo por el cual Irán abandonaba la carrera hacia la bomba nuclear y Europa y Estados Unidos levantaban las sanciones económicas sobre el país asiático. Un acuerdo que solo ha durado dos años y que significaba la vuelta a las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos e Irán después de que se rompieran en los años ochenta.

Pese a que hasta el último minuto diversos países europeos han intentado persuadir a Donald Trump de no abandonar el pacto, finalmente el mandatario ha terminado las relaciones amigas con Teherán.

“Si el régimen continúa con su aspiración nuclear, tendrá mayores problemas de los que jamás ha tenido”, ha señalado el magnate.  Anteriormente Trump ha considerado que si Teherán está dispuesto a renegociar el pacto “grandes cosas pasarán” y habrá “estabilidad en Oriente Próximo”. Con todo, por lo pronto Trump ha vuelto a imponer las sanciones.

Así mismo, el presidente también ha aprovechado la comparecencia para anunciar que, en breves, Mike Pompeo, secretario de Estado, viajará a Corea del Norte para arreglar el encuentro que tendrá el presidente estadounidense con el líder Kim Jong-un.

No parece casual que ambas cuestiones, Irán y Corea, hayan sido abordadas en el mismo discurso.

Los motivos por los que Trump acaba con el pacto nuclear

Tanto Europa como la administración Obama afirmaron que el pacto con Irán era fruto de las presiones que el bloqueo económico había supuesto sobre el país asiático. Acorralado y en la miseria, Irán decidió sentarse.

Para Trump, Israel y Arabia Saudí la realidad está muy lejos de esa idea anteriormente esgrimida. Según estos tres agentes de la política internacional el pacto es insuficiente. Desde 2016, afirman, Irán ha instigado la creación de “grupos terroristas” y ha intervenido decisivamente en la “arena internacional” como en el caso de Siria, desestabilizando el área del medio oriente.

“No están cumpliendo el espíritu del pacto”, afirmaba Trump el 20 de abril de 2017. Para el presidente de los Estados Unidos, el país de los Ayatolas estaría detrás de acciones desestabilizadoras para hacer que Hizbolá ganara las elecciones del Líbano.

¿Cómo es el pacto nuclear con Irán?

El pacto nuclear entre Irán y Estados Unidos se fraguó el julio de 2015 en Viena. La administración Obama levantaba las sanciones sobre la economía iraní, y el país del llamado Oriente Medio reducía su programa nuclear y se comprometía a no fabricar la bomba atómica. Cinco fueron los países firmantes del acuerdo: el propio Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia (todos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU) y Alemania e Irán.

Desde 2016 la ONU se encargaba de supervisar el programa nuclear de Irán. En el nuevo escenario, la nación de los Ayatolas reducía su capacidad para crear la bomba atómica. Si antes del pacto Irán tenía la capacidad para fabricar el arma de destrucción masiva en un tiempo de entre dos y tres meses, ahora -roto el pacto- podrá fabricarla en 12 meses.

Así mismo, el país asiático desconectaba dos tercios de sus centrifugadores nucleares, se comprometía a sacar del país el 98% del uranio enriquecido y a llenar de cemento su principal reactor de plutonio. Todas las condiciones, afirma la ONU, se estaban cumpliendo.

Si Irán rebajaba sus expectativas nucleares, los Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU levantarían las sanciones económicas durante un período de 15 años. Eso supuso que 100.000 millones de dólares que estaban congelados en el extranjero sin poder ser “repatriados” volvieron a Irán. Así mismo, el país volvió a vender petróleo.

La última cláusula de este pacto es la que ha permitido que Donald Trump decida romperlo. Cada 120 días el presidente de los Estados Unidos tiene derecho a decidir si mantiene levantadas las sanciones o si decide romper el acuerdo.

8 mayo, 2018

Autor/Autora

Integrante del Consello d'AraInfo. @AlbertAlexan


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR