Altavoz

Triste historia de un mapa #AlertaZaragoza

| 8 agosto, 2017 12.08
Triste historia de un mapa #AlertaZaragoza
Foto: Marianne Perdomo

Cuando Alerta Zaragoza se creó en mayo de 2016 como herramienta mediante la cual trazar un mapa de puntos conflictivos (colocación de azufre, sustancias venenosas para todos los miembros de nuestra familia, etcétera), no imaginábamos llegar a cincuenta y ocho avisos. Pensábamos que se iniciaría algún tipo de investigación, esperábamos que quienes están en posición de hacerlo tomarían cartas en el asunto. Una ciudad es el punto de encuentro de todos sus habitantes.

Algunas personas pasean con sus perros, otras acuden a los parques y jardines a charlar, a desconectar. Convivir significa “juntos”, respetando normas que facilitan la armonía entre todos. Y la convivencia se está volviendo difícil en demasiadas zonas de esta ciudad. En demasiadas localidades.

Algunas semanas son tranquilas y otras no lo son tanto. Hay ahí fuera desaprensivos que no dudan en poner la vida de los demás en peligro. Por desgracia, a veces lo consiguen. Hay varias familias que han sufrido una pérdida importante. Sí, de una pérdida se trata. Estos animales que han fallecido porque alguien sin escrúpulos se ha entretenido en colocar bolsas de veneno, o incluso alfileres y cuchillas dentro de pedazos de carne, eran alguien. Al dolor y a la rabia se suman las elevadas facturas de gastos veterinarios que hay que abonar sin falta en este país donde los espectáculos sangrientos se gravan con el 10% de IVA mientras que una vacuna o un microchip cargan con el 21%.

No vamos a traer más datos hoy. Porque para nosotros no son meras cifras. Queremos recordar a los animales fallecidos y a sus familias, su dolor es el nuestro, cada punto en el mapa señala una mano culpable y, a veces, a alguien que no saldrá adelante. De poco sirve que algún agente diga “lo de los perricos no es aquí” cuando alguien se dirige a una comisaría. Esto ha ocurrido a quien escribe aquí hoy y la sensación de impotencia fue casi tan horrible como la pena por otra pérdida. De menos sirve que otro agente replique “si ha pasado siempre”…

Buscamos zonas de encuentro en las que convivir sin miedo, paseando con todos los miembros de nuestra familia, respetando los espacios públicos y disfrutando de ellos también. Nos gustaría para todos que hubiera un mapa de concordia, sin miedo. Mientras tanto, desde PACMA seguiremos alertando de los peligros que lleguen a nuestro conocimiento. Y no olvidaremos que en muchos de esos puntos hubo alguien que sufrió. Porque los animales importan.

8 agosto, 2017

Autor/Autora

Miembro del Partido Animalista PACMA en Zaragoza.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR