Mundo

Tres palestinos asesinados y 450 heridos tras la represión israelí en las protestas por el cierre de Al-Aqsa

Tres palestinos de 17, 18 y 19 años han sido asesinados por disparos y unos 450 resultaron heridos tras la represión israelí durante las protestas de este viernes en Jerusalén y Cisjordania contra las restricciones de acceso impuestas por Israel a la Explanada de las Mezquitas, según el último balance publicado por Media Luna Roja Palestina
| 22 julio, 2017 18.07
Tres palestinos asesinados y 450 heridos tras la represión israelí en las protestas por el cierre de Al-Aqsa
Soldados israelíes. Foto: Agencia Maan

La comunidad musulmana protesta contra el cierre de la Explanada de las Mezquitas y contra las nuevas medidas de seguridad impuestas por el Gobierno israelí desde hace una semana. Las personas manifestantes rechazaron someterse a los controles de seguridad instalados por el régimen de Israel para acceder a la Mezquita Al-Aqsa tras la reapertura del recinto el domingo.

El Ministerio de Salud palestino dijo que Mohammed Sharaf, de 17 años, y Mohammad Hassan Abu Ghannam, de 19 años, murieron de heridas de bala en dos vecindarios de Jerusalén Este, algo lejos del epicentro de tensión en la Ciudad Vieja amurallada. El propio Ministerio informó de una tercera víctima palestina, Mohammed Lafi, de 18 años.

Según fuentes médicas, acudieron a hospitales más de 450 personas heridas: 23 por disparos con municiones de guerra, 147 afectadas por disparos metálicos cubiertos con caucho, 215 por asfixia y gases lanzados por los militares isrealíes y otras 65 personas heridas por roturas de huesos a raíz de los golpes recibidos.

El Hospital palestino de Jerusalén, Al Maqased, hizo un llamamiento urgente para donar sangre para poder atender la enorme cantidad de heridos, muchos en estado grave. Según informa la periodista aragonesa Isabel Pérez, en su cuenta de Twitter, fuerzas israelíes impidieron el acceso a la ONG Human Rights Watch al hospital, tomado por fuerza militar.

Según la web Palestinalibre.org, también fueron interrumpidas dos operaciones que se llevaban a cabo para dos palestinos con heridas de balas y que se encontraban en estado crítico. Las informaciones preliminares, hablan de destrucción y daños en las instalaciones médicas del hospital.

A su vez, un contingente militar israelí ingresó al hospital Alia de Hebrón, paralizando la atención médica por unas 4 horas y generando destrucción y daños a sus equipos e instalaciones.

El Presidente palestino Mahmud Abás declaró este viernes que “pararemos todo contacto con Israel hasta que frene sus violaciones en Jerusalén y Al Aqsa” y pidió una sesión del Consejo Nacional Palestino para “establecer conceptos que protejan el proyecto nacional, el derecho de autodeterminación y el Estado palestino”, informó en la misma red social, Isabel Pérez.

22 julio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR