Altavoz

¿Tiempo nuevo?

Miguel de Unamuno tuvo la penosa ocurrencia de expresar en voz alta la contradicción que albergaba un humanista con el avance científico y de sus labios salió la famosa frase…”Que inventen ellos”. Probablemente puesta en contexto y atendiendo a las discrepancias que mantenía con Ortega, la locución de Unamuno distara mucho del acentuado sentido inmovilista...
| 11 octubre, 2018 07.10
¿Tiempo nuevo?
Acto de VOX en Vistalegre. Foto: VOX

Miguel de Unamuno tuvo la penosa ocurrencia de expresar en voz alta la contradicción que albergaba un humanista con el avance científico y de sus labios salió la famosa frase…”Que inventen ellos”.

Probablemente puesta en contexto y atendiendo a las discrepancias que mantenía con Ortega, la locución de Unamuno distara mucho del acentuado sentido inmovilista que se le pretendió dar. De cualquier forma ahí quedó para la posteridad.

Desde entonces ha sido utilizada desde ambas orillas de pensamiento político/social: los unos para atribuirnos una especial condición de vaga listeza que aprovecha lo que los demás descubren. Los otros para señalarnos como una torpe sociedad que se dedica a imitar porque es incapaz de pensar.

Ninguna de estas opciones tiene razón y ninguna está equivocada. La disputa filosófica entre los pensadores está llena de matices que posiblemente hoy tendrían una lectura diferente.

Lo que nos debería asombrar son las diferentes interpretaciones que se dan a conceptos ideológicos actuales. Desde posturas admitidas como democráticamente válidas, se atribuyen delitos a comportamientos de los contrincantes atendiendo únicamente al deseo que se tiene para que acaben siendo infracción.

La actuación de los políticos de la Generalitat es tildada de golpe de estado con la misma ligereza que es denominado golpista Pedro Sánchez.

Unos (Los catalanes) a lo peor han cometido un delito de desobediencia, quizás otro de sedición, puede que uno de malversación, si se riza el rizo es probable que se les pueda atribuir un cajón lleno de transgresiones delictivas, el juez determinará. Ahora bien, entre ellas es un atrevimiento absurdo intentar colar el golpe de estado.

A Pedro Sánchez se le tilda también de golpista por cometer la osadía de utilizar una herramienta contemplada por la Constitución: la moción de censura para llegar a la Presidencia de Gobierno. Desde la orilla del anterior Gobierno lo repiten con tanta vehemencia que suplirá al “Jesusito de mi vida” como oración para antes de dormir.

Es el método más utilizado por los integristas ultra católicos, el de las repeticiones sin sentido que adormecen los cerebros. Así trabaja la Iglesia ¡Todas las iglesias!

El marketing utilizado es tan eficaz que lo copian desde corporaciones comerciales a partidos políticos pasando por ONG e instituciones gubernamentales. Un lema repetido miles de veces acaba siendo una verdad admitida de forma irrefutable por estúpido que sea el mensaje.

La última puesta en escena de VOX (Violencia, Odio y Xenofobia) en el panorama político español vuelve a trasladarnos a la polémica frase de Unamuno, su aparición es la aseveración de la originalidad de los demás frente al plagio español: Francia con Le Pen, USA y Trump, Orbán en Hungría o Matteo Salvini en Italia son algunos de los lamentables inventos retrógrados que desde aquí copiamos.

Una vez llevada a cabo en Vistalegre la presentación del partido ultra, las declaraciones de insignes miembros del PP han acabado aclarando las entrañas del Partido Popular:

El ex portavoz Rafael Hernando ha sido de los pioneros en reconocer que la pujanza de VOX se debía al desvarío ideológico que había sufrido el partido de la gaviota. Es una forma de reconocer que la extrema derecha estaba integrada en el PP. Hasta ahora se negaba ardorosamente.

José María Aznar fue más lejos al presumir que él legó un partido unido de centro derecha y que Pablo Casado había recibido como herencia una derecha fragmentada en tres partes: PP, Ciudadanos y Vox.

O sea, Aznar da por hecho la componente de extrema derecha que habita en el PP ¡Por fin!

Todo el mundo era consciente del bloque fascista que les acompañaba aunque ellos lo negaran. Con la parición en escena de VOX se confirma que la negativa a condenar el franquismo es realmente coherencia política con sus orígenes de “demócratas de toda la vida”.

El “armado con Smith & Wesson” Abascal fue una de las ranas protegidas por Esperanza Aguirre, Ortega es un pobre hombre marcado por su desdicha que pululó por el PP, Sánchez Dragó mamó de la teta televisiva de Telemadrid mientras el aire sopló favorable al PP y Hermann Tertsch se ha apuntado a la oportunidad de medrar en nuevos estercoleros.

Así queda definido VOX como brazo armado de la cruzada contra las libertades y derechos democráticos, estableciendo su objetivo en recuperar la perdida condición de reserva espiritual de occidente.

Proclaman la desaparición de las Autonomías, de la ley reguladora de la interrupción de embarazo/aborto, de la ley de violencia de género, del matrimonio entre personas del mismo sexo y por supuesto, fuera inmigrantes y derechos universales. Anuncian orden y uniformidad ¡Vuelve la VOX Española y de las JONS!

Retorna la España UNA GRANDE y LIBRE y como colofón vocean ¡Viva Essspaña! Y ¡Viva el Rey! ¡Coño ya!

11 octubre, 2018

Autor/Autora

José Antonio Luque, es socio de MHUEL (@MHUEL_), analista social y colaborador de AraInfo.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR