Mundo #Brexit

Theresa May pone día y hora a la desconexión definitiva del Reino Unido

La primera ministra del Reino Unido afirma que el país abandonará la Unión Europea el próximo 29 de marzo de 2019 a las 23.00 horas. El Proyecto de ley del Brexit entrará, a partir de la semana del 13 de noviembre, en su fase de enmienda en el Parlamento británico.
| 10 noviembre, 2017 11.11
Theresa May pone día y hora a la desconexión definitiva del Reino Unido
Foto: @theresa_may

En declaraciones para el diario “The Daily Telegraph”, Teresa May, la primera ministra del Reino Unido, ha querido dejar claro que su Gobierno está trabajando con determinación para hacer efectiva la desconexión del país con respecto a la Unión Europea. Es por este motivo que a partir de la semana del lunes 13 de noviembre el Parlamento británico empezará a debatir el Proyecto de ley del Bréxit. Una vez aprobado se empezarán los trámites para hacer efectiva la salida del país del marco común europeo.

Pese a que May perdió la mayoría absoluta en las pasadas elecciones generales de junio, su claridad con respecto al Brexit es meridana: “El Reino Unido estará saliendo de la UE el 29 de marzo de 2019, a las 23.00 horas”. “Que nadie tenga duda de nuestra determinación o cuestione nuestro propósito de que el Brexit se está produciendo”, ha añadido la primera ministra.

El Proyecto de ley ha superado la segunda lectura y a partir de la semana del 13 de noviembre entrará en la fase de comité en la que podrán efectuarse enmiendas. Según May, su gobierno está dispuesto a escuchar las propuestas de los diputados de otras formaciones que permitan mejorar la llamada Ley sobre la Retirada de la UE, sin embargo, la primera ministra ha sido tajante al afirmar que no va tolerar “intentos desde ningún lado para bloquear la voluntad democrática del pueblo británico al intentar ralentizar o detener nuestra salida de la UE”. May ha señalado que la población está pidiendo a los políticos que “se unan” para negociar un acuerdo beneficioso con la UE.

Las declaraciones de Theresa May tienen, en gran parte, relación con la presión que Jeremy Corbyn y el Partido Laborista están ejerciendo sobre el Gobierno y su inconcreción con respecto a la desconexión con Europa. El pasado 6 de noviembre, en un discurso ante el congreso anual de la patronal de empresarios CBI, Corbyn afirmaba que “la lenta respuesta del Gobierno en relación con el Brexit ha creado una enorme incertidumbre”. Además, el líder laborista añadía que su partido quiere un acuerdo con la UE que mantenga los beneficios del mercado común y la unión aduanera, y que anteponga los empleos y los estándares de vida de los ciudadanos.

El Brexit es actualmente la pieza que vertebra toda la realidad política del Reino Unido. Ejemplo de ello es que el pasado 8 de octubre, Nicola Sturgeon, la primera ministra escocesa, cerraba el congreso de otoño del Scottish National Party (SNP) afirmando que el segundo referéndum de autodeterminación de Escocia dependía de la concreción de las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea. Pese a esto, Sturgeon añadía que la determinación del SNP para celebrar un nuevo referéndum era sólida, aun teniendo en cuenta la situación general del Reino Unido.

10 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR