Altavoz

STEA-i: nuestro modelo de Escuela Rural, superando el crack de los CRA

Desde el Sindicato de Trabajadores de Enseñanza de Aragón apostamos por un modelo de Escuela Rural que tenga como principal objetivo frenar y revertir la actual situación de despoblación que sufre el territorio aragonés
| 3 diciembre, 2018 09.12
STEA-i: nuestro modelo de Escuela Rural, superando el crack de los CRA
Imagen: STEA-i

Una realidad frustrante

Los pueblos de Aragón siguen perdiendo niñas y niños, eso con el modelo actual termina rebajando los presupuestos en las Escuelas Rurales (unitarias y pequeñas, o Colegios Rurales Agrupados -CRA). Los pueblos pierden vida sin escuelas ni centros de salud suficientemente dotados. Muchos padres y madres ven como sus hijas e hijos tienen que hacer hasta 30 kilómetros diarios para ir a su centro educativo.

Para los docentes, supone una gran dificultad participar de este modelo educativo en el medio rural. Un docente debe servir para todo, y no todo el mundo puede enfrentarse de primeras a todo lo que supone. Hay muchos ejemplos de clases de 12 alumnos de 3 a 10 años, por ejemplo, donde maestras y maestros lidian también con responsabilidades administrativas. Si bien el docente muestra en la mayoría de los casos su vocación, es un planteamiento que dificulta sobremanera unos buenos resultados educativos.

Propuestas para revertir la situación

Desde STEA apelamos a la sensatez para reabrir todos los colegios rurales y CRA cerrados en los últimos años, con ratios adecuadas a la situación socio-demográfica y para ello es necesaria la derogación de la actual Orden de Organización y Evaluación. Proponemos un Orden de Plantillas específica para CRA y centros incompletos, evitando las jornadas parciales compartiendo centro.

Cuando se trata de evaluar los recursos necesarios, en STEA tenemos muy claro que, además de igualar el porcentaje del PIB del Estado Español destinado a la educación a la media europea, proponiendo un aumento del 3.8% actual a un 7%, es necesario que todos esos recursos se dediquen a la Educación Pública, por ello apelamos a terminar con la Educación Concertada y eliminar cualquier tipo de subvención a la Educación Privada con dinero público. Esos recursos excedentes pueden utilizarse para apuntalar la escuela rural.

Otro de los puntos claves para nuestro sindicato es lograr una formación específica, inicial y permanente para el profesorado del medio rural basada en la creación y dinamización de grupos de trabajo para innovación e investigación. Además, la diversidad de modelos de escolarización en el medio rural (escuelas unitarias, centros incompletos, CRA, IESO, Secciones…) debe reconocerse y potenciarse, para lograr una enseñanza adecuada en el territorio.

Por otro lado, parece imprescindible completar el mapa escolar rural con todas las etapas obligatorias, postobligatorias y sus servicios: transporte, comedor, actividades extracurriculares, etcétera.

También es necesario un cambio en las ratios y agrupamientos flexibles que favorezcan el mantenimiento de unidades en el medio rural y compensen el agrupamiento de diversos niveles educativos en un solo aula. Otro de los aspectos importantes para el profesorado es la actualización del Acuerdo de Itinerancias original, extendiendo sus beneficios a todo el profesorado que se desplaza por razón de servicio entre las poblaciones de la redolada, además es importante apelar por una suficiencia de personal de administración y servicios en todos los CRA.

Las niñas y niños de Aragón están alejándose con el tiempo de la esencia de los pueblos que a una mayoría de aragoneses nos supuso un desarrollo sano, cooperativo, con aprendizajes vinculados al entorno directo, etc. Potenciar ese concepto de escuela vinculada al medio natural y social para el desarrollo de la infancia en el medio rural debe hacerse con fuerza desde el planteamiento de las propias Escuelas Rurales, porque desde STEA apelamos al concepto de Escuela como esencia del ecosistema educativo.

Nuestra apuesta por la Escuela Rural es un pilar importante para ese otro mundo posible e imprescindible que entre todas y todos los aragoneses debemos seguir soñando y construyendo, y eso es casi imposible lograrlo confiando en sindicatos cuya mayor preocupación es impartir cursos para recabar fondos y aumentar sus estructuras burocráticas. En STEA funcionamos de forma asamblearia y huimos del clientelismo que tanto daño ha hecho históricamente a los intereses colectivos, empezando por los del medio rural.

3 diciembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR