Movimientos Agenda

Se organiza una cadena humana en Zaragoza contra el racismo institucional para el 14 de abril

Tras los últimos casos de violencia contra personas migrantes sucedidos en el Estado español y en la capital de Aragón, a Asociación de Senegaleses de Zaragoza, junto con Derechos Civiles 15M Zaragoza, han impulsado una acción de denuncia contra el racismo institucional
| 13 abril, 2018 07.04
Se organiza una cadena humana en Zaragoza contra el racismo institucional para el 14 de abril
Idrissa Gueye en el centro mostrando los casos registrados de abuso policial contra manteros

Tahibou, Souleymane, Sada, Mamadou, Baidi, Ba, Madieng, Mame, Elhadji solo son algunos nombres de los 15 casos que la Asociación de Senegaleses de Zaragoza ha registrado de manteros que han sido atacados por agentes de la Policía Local por el simple hecho “de ser negros”, comenta su presidente Idrissa Gueye. Asimismo, aclara que los manteros “no son delicuentes” sino personas responsables que quieren sobrevivir en el Estado español.

Por ellos, y por todas las personas racializadas que sufren el racismo institucional esta asociación, junto con la colaboración de Derechos Civiles, han convocado una cadena humana el sábado 14 de abril a las 12.00 horas.

El objetivo de dicha manifestación en la que se formará una cadena humana es denunciar el racismo institucional después de los episodios de racismo institucional que ha vivido en los últimos tiempos la capital aragonesa y el Estado español.

Bajo el nombre “Cadena humana, contra el racismo institucional” las personas convocantes quieren poner de manifiesto la insistencia de la política “policial represiva contra un problema que nunca va a encontrar solución desde este tipo de intervenciones.  Se persigue a la población más vulnerable, a la que está marcada por el color de su piel”.

Para Idrissa Gueye, la clave de esta persecución policial, incluso hasta la puerta de sus casas, se encuentra en la ley de extranjería, “es una ley que está perjudicando a todos los manteros pero sobre todo a los que están en situación de sin papeles. Todo el mundo llega a las costas de España, te dejan entrar aunque no tengas papel pero te dejan entrar y dos semanas después te pueden encontrar en cualquier lugar y si no tienes papel te van a abrir una orden de expulsión” y añade que aunque se puede recurrir esta orden “no sirve de nada porque si te vuelven a encontrar en la calle te vuelven a abrir una orden de expulsión”.

El proceso para conseguir la residencia es largo y muy complicado, 3 años de arraigo social y un contrato de trabajo y, después, mantener ese contrato u otro durante los siguiente años. Una travesía que dura unos 10 años en los que en cualquier momento si no tienes trabajo, “aunque lleves 3 años si te piden los papeles te puede meter a un centro de internamiento y ahí puedes estar un par de meses. Durante los dos meses te pueden expulsar cualquier día”.

“No es suficiente con la existencia de fronteras en el Mediterráneo que se convierten en fosas comunes, en focos permanentes de sufrimiento y maltrato para las personas que no buscan más que una vida digna, sino que también, en las mismas ciudades, se alzan fronteras invisibles con los propios medios del Estado, en este caso la Policía Local” que normalizan “las actuaciones discriminatorias que sólo sirven para criminalizar a una parte de la población”, afirman desde Derechos Civiles 15M Zaragoza.

Algunos de los hechos contra los que se protesta

El pasado 23 de marzo, tres personas migrantes senegalesas fueron detenidas por la policía y actualmente se ha iniciado contra ellas un procedimiento de expulsión amparado por la Ley de Extranjería. Según relata la plataforma Derechos Civiles 15M de Zaragoza, la detención se produjo después de que un grupo de personas migrantes que intentaban ejercer la venta ambulante, al ver la policía en Paseo Independencia, decidiera abandonar la avenida. Tras ser seguidas por una patrulla de agentes de la ley, las personas migradas decidieron refugiarse en la casa de alguien conocido. Allí la policía, aprovechando la entrada de un vecino, decidió irrumpir en el inmueble, y efectuó la detención.

No es el único suceso que la Asociación de Senegaleses y plataforma quieren denunciar el 14 de abril. El pasado 10 de marzo, también se produjo una redada contra personas migrantes en el Paseo Independencia que se saldó con tres personas detenidas y un herido. Así mismo, a estos hechos se añade la muerte de una persona migrante en el barrio madrileño de Lavapiés o la detención de Tahibou, un vecino de Zaragoza con 14 años de residencia en la ciudad, que lleva desde el 13 de marzo detenido en el CIE de Aluche y sobre el cual pende una orden de expulsión.

Según Idrissa Gueye, la asociación entabló una reunión con el Ayuntamiento de Zaragoza que ya está investigando estas actuaciones policiales.

“Nadie puede vivir en libertad si quienes le rodean no viven en libertad. Los derechos solo son si son de todos y todas. No hay justicia ni seguridad si no son de todas y para todas las personas que habitamos nuestros barrios”, afirma la plataforma.

13 abril, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR