Movimientos

RAPA critica la fórmula propuesta por el Gobierno de Aragón para integrar al personal del Instituto Aragonés del Agua

“No es creíble –aseguran-, desde ningún punto de vista, que quienes colaboraron en la opacidad del funcionamiento del IAA vayan ser ahora los actores de un cambio radical en la política con la que se identificaron”
| 9 junio, 2017 11.06
RAPA critica la fórmula propuesta por el Gobierno de Aragón para integrar al personal del Instituto Aragonés del Agua
Foto: RAPA

La extinción del Instituto Aragonés del Agua (IAA) ha sido una de las reivindicaciones de la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA). A su juicio, se podría considerar “adecuada su integración en la estructura de la Consejería como un paso para alcanzar una gestión verdaderamente pública de la gestión del Ciclo Integral del Agua y favorecer un cambio en profundidad del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración y del propio Instituto”.

Sin embargo, para RAPA, “este proceso se está realizando con tal cúmulo de irregularidades que el resultado, lejos de favorecer el cambio en profundidad de la gestión del agua por el que venimos trabajando, reafirma y consolida todo lo que hemos venido denunciando desde hace cinco años”.

De esta forma, desde RAPA apoyan la opinión y las reivindicaciones de los sindicatos presentes en la Administración Territorial. “La fórmula propuesta por el Gobierno de Aragón para integrar al personal del IAA, representa una clara conculcación de los derechos de los trabajadores de la DGA y una burla al estatuto de la función pública”, señalan en una nota de prensa.

“El Estatuto Básico del Empleado público es una norma cuya aplicación se realiza a través de principios de igualdad, mérito y capacidad que en este momento no se alcanza ni de lejos”, añaden.

Por otro lado, creen en la existencia de unas responsabilidades que “no se pueden obviar” y, en este momento de transición, “es preciso repasar y analizar el grado de competencia, la forma de acceso y las actuaciones llevadas a cabo por los responsables del IAA durante todo este tiempo”.

“No es creíble –continúan-, desde ningún punto de vista, que quienes colaboraron en la opacidad del funcionamiento del IAA vayan ser ahora los actores de un cambio radical en la política con la que se identificaron”.

Del mismo modo, consideran un “contrasentido” la actuación de los grupos políticos que denunciando abiertamente estás prácticas en otras administraciones, las aplican en el ámbito territorial “sin ningún rubor”.

“En este estado de cosas, dudamos de la utilidad real del proceso de participación ciudadana que el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés del Agua, y con el apoyo de la Dirección General de Participación Ciudadana, Transparencia, Cooperación y Voluntariado (Aragón Participa), va a impulsar, con una premura que tampoco alcanzamos a comprender”, concluyen desde RAPA.

9 junio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR