zLISTA Culturas Entrevistas Culturas

Por ser mujeres nos matan: Penadas por la Ley

Penadas Por La Ley es una banda comprometida, no se conforma con lo establecido, aquello que una vez un señor de mediana edad, blanco, de clase media y heterosexual dijo que era lo normal. Penadas es esa banda vasca nacida en Argentina (ya se sabe que las de Bilbo nacen donde quieren), una banda que nos recuerda que estar despiertas en tiempos malos para la libertad, es obligación.
| 28 enero, 2018 07.01

“Nos siembran dudas. Nos inhiben. Nos someten a normas ultrajantes. Con más candor que nunca buscamos caricias y besos. Nos obligan a vivir en la mentira: ciegas, mudas, sordas”, escribía la escritora cubana Mercedes Santos. Ciegas, mudas, sordas nos quieren. Estereotipadas y cosificadas. “Es la educación que recibimos, la sociedad en la que vivimos que nos impone un modelo de familia cisheteropatriarcal 100% rentable para el sistema capitalista. Durante años se invisibilizó a gays y lesbianas, ahora se condena y hace bullying a la gente trans y a las personas de identidades no binarias, que son tratadas como bichos raros, pero cada día se visibilizan más estos temas. El hecho de contar con nuevas herramientas tecnológicas permite que personas de muchos lugares del mundo que se sienten solas o que son “raras” comprendan que no están solas y que hay otras personas como ellas. Todas las personas tenemos derecho a ser felices y ser quienes queramos ser en libertad y respeto” dice Naty de Penadas por la Ley, que hace activismo LGTB desde su canal de Youtube Spanish Queens, “ya que creo que de esta manera visibilizamos y normalizamos temas e identidades que la sociedad no quiere mostrar”.

Penadas Por La Ley es una banda comprometida, no se conforma con lo establecido, aquello que una vez un señor de mediana edad, blanco, de clase media y heterosexual dijo que era lo normal. Penadas es esa banda vasca nacida en Argentina (ya se sabe que las de Bilbo nacen donde quieren), una banda que nos recuerda que estar despiertas en tiempos malos para la libertad, es obligación.

Autogestión, cuidados, empoderamiento, lucha, diversidad, libertad,  esa libertad, que atraviesa el nuevo disco de Penadas, malos tiempos para la libertad, y  que para Fabi (voz y bajo) es la propia banda, “es poder disfrutar de ser quienes somos, sin escondernos, ni ser perseguidas o condenadas por ello”. Para Naty (guitarra y voz), la libertad es “el respeto mutuo que echo en falta a la hora de ser quien quiero ser, es no tener que esconderte, ni que te persigan, poder elegir ser quien quieras ser y hacer lo que te guste, sin condicionamientos y con respeto hacia los demás seres humanos. Poder expresar algo cuando no te gusta, sin leyes mordazas o amenazas fascistas”.

Joe Strummer dijo que “el punk es ser capaz de ver toda la mierda que nos impone la sociedad, saber analizarla para reaccionar. Así que va mucho más allá de la música (…) El punk es no estar satisfecho nunca con lo que te proponen y buscar siempre algo mejor. El punk es ir cada vez más lejos (…) es estar siempre despierto”. Y esto es Penadas Por la Ley.

Siempre despiertas. Para ser capaces de ver, como dicen Fabi y Naty, “la vergüenza, el trato que se les da a las personas refugiadas, la inhumanidad de los gobiernos que tienen el compromiso de hacer algo al respecto (mínimo) y que no cumplen con nada”.

El punk-rock nació comprometido, como herramienta de expresión artística desde los barrios populares, para visibilizar la desigualdad, la injusticia, la rabia de las calles, para cantar sobre el amor, el odio y los problemas cotidianos desde lo disidente. Ese es el espíritu de Malos tiempos para la libertad, donde se nota cierta evolución, “le dije a Fabi, podemos hacer algo así más melódico, tipo Tumbas en el mar y me contestó, canta vos, y así fue como comenzó mi andadura como cantante, jaja. Se nota la diferencia ya que tenemos un registro diferente y esas melodías que nos apetecía hacer ya son una realidad”.

Penadas por la Ley.

Penadas por la Ley.

Penadas por la Ley no sienten una gran atracción hacia esas propuestas musicales de ritmos latinos que se están abriendo cierto camino en espacios alternativos. Ellas son punks y les gusta el punk, sin embargo “nos gusta la actitud del reggaetón feminista y la apropiación de los ritmos bailables latinos por parte de personas queer. Por ejemplo en Argentina hemos tocado con She Devils, que ahora algunas de ellas forman parte de las Kumbia Queers y tienen unas letras que no son habituales en ese género, y molan”.

Penadas por la Ley tampoco han inventado nada, siguen utilizando la creación artística, como medio de expresión y denuncia, como hicieron las chicas del movimiento Riot Grrrl, pero son necesarias, muy necesarias para seguir normalizando y visibilizando la presencia  de las mujeres en el espacio del punk-rock, como dice Naty: “Sin duda es una asignatura pendiente dentro del punk. Parece mentira que un género que nace de la lucha y la reivindicación de minorías oprimidas, no tenga en cuenta estos temas. Creo que hay mucho “postureo” y a los “machos” les cuesta mucho hablar de estos temas por temor a que los tilden de gays o vaya a saber que piensan”. Sin duda, en el mundo del rockanrol sigue siendo duro romper ese techo de cristal sostenido desde por promotores a “grupos que tocan, repitiendo tópicos heteropatriarcales hasta la saciedad”. Como dicen Fabi y Naty: “No hay más que mirar los carteles de festivales y programación de salas y fiestas populares, donde se cuenta con presupuesto que puede permitir que los grupos mínimamente se puedan ir profesionalizando y seguir creciendo” y sin embargo “los festivales repiten el cartel año tras año”. “Actualmente hay muchos grupos de punk y hardcore que tienen mujeres e identidades no binarias en su formación y no veo que se programen en festivales o salas. La excusa siempre es la misma…programamos lo que nos piden” Penadas siempre buscan grupos locales que les acompañen a tocar, en los que mínimamente haya una mujer. Por eso son tan necesarias.

Su música es la expresión de su feminismo cotidiano e inmediato, de pequeños gestos, del que apuesta por  la subversión de la dinámica patriarcal de los cuidados unidireccionales, que se construye desde un escenario, pero sobre todo desde las relaciones con las personitas que más queremos, como le ocurre a Fabi: “mis hijos saben que su madre es feliz tocando, y eso les encanta (de hecho me echan de casa o preguntan, ¿ama, cuándo vas a tocar?), ya tienen edad suficiente para estar en casa solos (su padre también es músico, bueno, bajista, jaja) y los fines que tenemos concierto los dos se quedan felices, jaja. También muchas veces nos acompañan y echan una mano con el merchan”. Fabi no es lo que se esperaba de ella, es “lo que quiere ser, eso me hace feliz y es lo que mis hijos aprenden a respetar, respetarse y tener la libertad de elegir lo que quieren hacer”.  Naty tiene “la suerte de tener una madre muy joven que me ha tenido soltera (y sigue soltera) y me ha educado con mucha libertad”.

Son malos tiempos para la libertad, para la individual y la colectiva, son malos tiempos para el cuestionamiento de lo aprendido y aprehendido en cuanto al rol social que han de cumplir las mujeres. Fabi sostiene que deconstruirse “es muy difícil, pero no imposible. Mi familia me educó para ser una esposa perfecta según los cánones de la sociedad, y sin embargo, llevo mucho tiempo luchando y haciendo lo que me gusta, respetando mis tiempos”. Dice Naty, que “venimos de una educación muy machista, nacimos en una dictadura y en la sociedad latina, que sigue siendo hiper machista, y en la cual las mujeres tenemos que dedicarnos a estar guapas para que algún hombre se case con nosotras”. “Yo no dejo de deconstruirme cada día”, señala Naty, “y luchar contra esa educación que traemos arraigada y muchas veces nos hace utilizar lenguajes ofensivos y no comprender otros modelos de sociedad, etc.”

Son malos tiempos para la libertad “porque no somos libres de vivir como queremos, ni de expresar lo que pensamos, sin ser perseguidas o multadas. Bueno, a no ser que seas facha, en ese caso puedes decir lo que quieras y nadie te perseguirá, ni te multará”.

Penadas Por la Ley ya tienen cerradas varias giras para presentar su nuevo disco: Francia, Alemania, donde el disco saldrá en edición especial en vinilo, e invitaciones para ir a Colombia, USA y México, donde también saldrá el CD con edición mexicana. En Zaragoza, estarán tocando el próximo 24 de febrero en la Sala López (con Inés, la nueva batería), en la I edición del festival Ama la música, destruye el machismo, junto a Genderlexx (queer punk Madrid) y La Furia (rap feminista EH).

¿Nos imaginamos como sería el mundo del punk-rock si la hegemonía fuese de las mujeres? Fabi y Nati lo tienen claro: “no habría hegemonía, ya que las feministas luchamos por la igualdad”.

FEST Ama musica destruye machismo

 

28 enero, 2018

Autor/Autora

Colaborador de AraInfo. @DiegoMRoig


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR