Altavoz

¿Por qué necesitamos una Auditoria Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza?

Revisando la hemeroteca de los últimos años, y solo analizando el impacto en los gastos o falta de ingresos, los cuales dudosamente han beneficiado a la ciudadanía, si hacemos un pequeño historial tenemos más de 1.100 millones de euros, responsabilidad de los anteriores gobiernos del PSOE – PP y que las y los ciudadanos necesitamos conocer
| 18 mayo, 2017 12.05
¿Por qué necesitamos una Auditoria Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza?

Es un proceso de identificación y análisis de aquellas políticas municipales que hayan podido tener un impacto negativo sobre la ciudadanía zaragozana. Estos impactos negativos no son solo de tipo económico, sino también de tipo social, medioambiental o de género. Estudiar las malas prácticas que han generado estos impactos negativos permitirá tomar medidas que impidan su repetición en el futuro. Además, la información obtenida permitirá a la ciudadanía mejorar su conocimiento sobre la gestión municipal, ampliando así su capacidad de decisión en este ámbito.

Revisando la hemeroteca de los últimos años, y solo analizando el impacto en los gastos o falta de ingresos, los cuales dudosamente han beneficiado a la ciudadanía, si hacemos un pequeño historial tenemos más de 1.100 millones de euros, responsabilidad de los anteriores gobiernos del PSOE – PP y que las y los ciudadanos necesitamos conocer.

Hacemos una relación como simple recordatorio al Gobierno actual de que no nos olvidamos que este trabajo continua pendiente de realizarse, después de dos años de gobierno, un periodo difícil de gestionar por la pinza constante de PP, PSOE y Ciudadanos, sobre un Ayuntamiento que quedó como uno de los más endeudados del Estado español.

1.- Zaragoza Alta Velocidad 87 millones

2.- Etopia centro de arte y tecnología 25 millones

3.- Zaragoza EXPO 239 millones (informe CGT)

4.- Nuevo Ayuntamiento en el Seminario 75 millones

5.- Azud del Ebro y Dragar el Ebro 31 millones

6.- Parking Paseo Independencia (intento fracasado y 3 años de obras con repercusión en los comercios, año 2004) 13 millones

7.- Pabellón digital del agua, 4 millones

8.- Edificio CIEM Zaragoza, 5,3 millones

9.- Convenio Ayuntamiento estadio El Olivar, 6,4 millones

10.- Alquiler parking plaza Pilar, 0,6 millones

11.- CUS Centro Urbanismo Sostenible, 4,2 millones

12.- Pago despidos AUZSA, 2,2 millones

13.- Deuda de la CAI por la Torre del Agua, 6 millones

14.- Deuda imputada al Ayuntamiento del tranvía y que pertenece al 80 % de los socios de SEM (TUZSA, FCC. Acciona, CAF, Ibercaja y Concessia) 205 millones

16.- Gastos promo ciudad 2006/2008, 2,5 millones

17.- Mesa en Urbanismo (Seminario), 0,180 millones

18.- Fundación ZRG ciudad del conocimiento, 1,1 millones

19.- 5 coches AUDI,s, 0,650 millones

20.-  Estudios para hacer nuevo campo de futbol, expo pasajes y juego olímpicos 2022, 3,5 millones

Esta pequeña relación de gastos suma 715,73 millones de euros, pero podemos continuar con más apartados.

21.- Intereses pagados por una deuda que no tenía que haber existido:

22.- Intereses pagados de la Deuda (2007/2015), 264,1 millones

23.- Intereses Demora Proveedores, 29,3 millones

24.- Intereses pagados en Tesorería, 10 millones

Este apartado, suma 304,4 millones de euros, sin los derroches antes mencionados y una buena gestión del gasto no tenía que haber existido.

Con estos dos apartados tenemos una suma de 1.020,13 millones de euros, ya estamos muy cerca de los 1.136 millones que el Banco de España reconoce al 31 de marzo del 2015.

Pero tenemos más derroches con el dinero de las y los ciudadanos, en este apartado son puntos que no se han podido ingresar:

25.- Descuento del 60%  a los socios de dos asociaciones de Bares en las tasas por los veladores, se ha dejado de ingresar 5,5 millones

26.- Compensación de la deuda tributaria con la EXPO de Zaragoza, 8,3 millones

27.- PP y PSOE no legislan para que se pueda cobrar el IBI a las Fundaciones (2,2 millones anuales), solo calculando desde el 2005, son unos 22 millones

28.- PP y PSOE no legislan para que se pueda cobrar el IBI a la Iglesia (2,8 millones anuales), solo calculando desde el 2005, son unos 28 millones

Continuamos sumando, estamos por los 1.083,93 millones de despilfarro, pero hay más:

29.- 128 policías locales de la UAPO haciendo funciones de la Policía Nacional, suponiendo que fueran solo el 50% de sus funciones las duplicadas con la Policía Nacional y por hacer una estimación del derroche (64 por 40.000 suman 2,6 millones año), si lo multiplicamos desde el 2008 son unos 25 millones

30.- El PP aprueba pasar a la 2ª actividad a los Policías Locales desde los 55 años, cobrando el 85% de su salario, incrementando cada año el convenio y trienios, hasta el 2019 hay una estimación de 270 policías que estarán en esta 2ª actividad. Realizando una estimación de promedios podemos estar hablando de un coste aproximado hasta el 2015 de otros 25 millones

31.- Hay dos conceptos que salen en la prensa con un coste de 11 millones aproximadamente y que son la famosa Milla Digital y la Guía virtual de Zaragoza proyecto GUIMO.

El derroche está ya en 1.144 millones de euros, superior a la deuda reconocida por el Banco de España en marzo del 2015 que sumaba 1.136 millones. Estamos seguros que habrá muchos más y que con transparencia y voluntad las y los ciudadanos podremos ver los resultados con claridad.

Este derroche también ha llevado a tener que amortizar desde el 2007 al 2015, 494 millones de euros a los bancos, grandes beneficiados de la Deuda Pública Municipal.

¿Por qué una Auditoría Ciudadana? La auditoría ciudadana es una herramienta que fortalece la transparencia del funcionamiento económico del ayuntamiento. Es un ejercicio de rendición de cuentas que permite avances tanto en el plano democrático, en la medida en que se amplían los marcos de información y participación ciudadana, como de eficiencia, ya que se evitan casos de mal uso de los fondos públicos y de mala orientación de las políticas.

¿Qué tipo de cosas analiza la Auditoría? La auditoría es integral porque analiza toda aquella intervención pública con indicios de haber generado impacto negativo en distintas dimensiones. Son impactos en términos financieros, económicos, sociales, ecológicos y también de género.

El abanico de intervenciones públicas que pueden ser objeto de auditoría es muy amplio: medidas financieras o fiscales que hayan podido contribuir a aumentar injustificadamente la deuda municipal, contratos integrales, operaciones de compra o venta de patrimonio municipal, o grandes proyectos de inversión en infraestructuras, son ámbitos claro de estudio. Pero también lo son las políticas municipales en los ámbitos de educación infantil, servicios sociales o dependencia, la gestión de espacios verdes y de residuos y contaminantes, o toda aquella intervención municipal en que se pueda identificar un impacto diferencial en función del sexo o un reforzamiento de las desigualdades.

Es necesario que la ciudadanía se acerque a la realidad municipal y le doten de algunas herramientas que le permitan una participación más consciente en el proceso. Finalmente, todo ello debe llevar a elaborar una serie de conclusiones y recomendaciones  que permitan mejorar la forma de hacer política del Ayuntamiento y minimizar en la medida de lo posible la generación de impactos negativos en el desarrollo de las políticas municipales. El objetivo es que el proceso de Auditoría Ciudadana se instale de forma permanente en el funcionamiento del Ayuntamiento, de forma que no solo las intervenciones municipales pasadas sino también las presentes y futuras garanticen someterse a criterios de transparencia y control ciudadano.

Por lo tanto, la Auditoría Ciudadana tiene vocación de permanencia tiene que llegar para quedarse.

18 mayo, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR