zECOLOGIA LISTA Ecología

Paralizado el proyecto de central térmica de incineración de biomasa en Monzón

Desde Ecologistas en Acción se felicitan por la decisión de Forestalia, quien aseguran, "tiene problemas de viabilidad económica con sus proyectos de incineración de biomasa”. Por otro lado, comunican que seguirán con los procesos judiciales abiertos con la pretensión de aclarar las “irregularidades” que han protagonizado la tramitación de la Incineradora de la localidad.
| 4 mayo, 2018 15.05
Paralizado el proyecto de central térmica de incineración de biomasa en Monzón
Foto: Plataforma "No a la Incineradora de Biomasa en Monzón"

Ecologistas en Acción se felicita por la decisión de Forestalia de paralizar el proyecto de incineradora de Monzón. La organización ecologista considera que es una “buena noticia” para la localidad y agradece el apoyo de la Plataforma contra la Incineradora de Biomasa y de la ciudadanía, que se movilizó en contra del proyecto y apoyó con más de 5.000 firmas .

Ante las acusaciones de Forestalia por haber recurrido el proyecto y ser la causa de esta decisión, Ecologistas en Acción afirma que está en su “legítimo derecho de defensa de lo que cree, son los intereses de la ciudadanía de Monzón”, y que seguirá con los procesos judiciales abiertos con la pretensión de aclarar las “irregularidades” que han protagonizado la tramitación de la Incineradora de Monzón.

Recuerda que este proyecto pretendía quemar 1.200.000 kg. de virutas de madera al día, generando ingentes cantidades de humo y contaminantes peligrosos como las dioxinas y los benzopirenos y que se pretendía instalar a 600 metros del casco urbano, “con total desprecio” a la salud de los vecinos y vecinas de Monzón.

La organización ecologista afirma que Forestalia tiene “problemas de viabilidad económica con sus proyectos de incineración de biomasa”. El propio vicepresidente de la misma, Fernando Muñoz, lo ha afirmado en su comunicado al decir que: “La biomasa no es viable sin la prima recogida en la subasta” y fueron ellos quienes pujaron a “0” ante la perplejidad del resto de inversores.

En la misma dirección apunta la noticia que hace escasas semanas se reflejó en diferentes medios de comunicación de Castilla-León, el ‘frenazo’ de la planta de Guardo, en Palencia.

“Forestalia afirmaba que ha vendido los derechos y utiliza los mismos argumentos que en Monzón, que no renuncia al proyecto y que los plazos son muy ajustados, que hay oposición ecologista, etcétera. Habría que preguntarse qué pasa con los otros proyectos -gemelos al de Monzón- que anunció en Aragón, en Zuera y en Erla, proyectos que no ha desarrollado pese a que fueron declarados de interés autonómico y donde no tiene a quien echarle la culpa”, aseveran desde Ecologistas en Acción.

La promotora afirma que ha vendido la mitad de los derechos conseguidos en la subasta (108 MW) a la papelera ENCE, “por lo que solo podría desarrollar un proyecto, el de Cubillos de Sil, que tiene la tramitación muy retrasada y una fuerte oposición en la Plataforma Vecinal ‘Bierzo Aire Limpio’, pero que, a falta de los incentivos de la subasta, tiene los avales del Gobierno de Castilla y León”.

Desde Ecologistas en Acción comunican que seguirán con los procesos judiciales abiertos, pues quiere aclarar dos aspectos que, en su opinión, fueron la causa de los contenciosos presentados: “El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA), en la primera autorización que otorgó a Forestalia dio por bueno un estudio de contaminantes que luego se demostró que obviaba los más peligrosos, como los benzopirenos y las dioxinas”, subrayan.

“¿Qué hubiera pasado sin las denuncias vecinales y ecologistas? ¿Se hubiera aprobado sin más?”, se cuestionan desde Ecologistas en Acción, quien al mismo tiempo anuncian su intención de llegar “hasta el fondo de este asunto, pues el INAGA es el organismo que debe asegurar que los proyectos que tramita son seguros para la salud de las personas y el medio ambiente”.

“Por otro lado –continúan-, el anterior equipo de gobierno del Ayuntamiento de Monzón otorgó una autorización especial para que, en un suelo no urbanizable, a 600 metros de la población, se pudiera instalar una industria calificada oficialmente como tóxica, peligrosa, insalubre y molesta (planta de energía limpia la llegaron a llamar)”.

Esta decisión, recurrida por Ecologistas en Acción al entender que no se ajustaba a Ley, sentó un precedente muy preocupante, pues abría la posibilidad para que otras industrias contaminantes se pudieran instalar a las puertas de la población, motivo por el proseguirá con el contencioso presentado “de cara a asegurar que se preserva la salud de la ciudadanía”.

4 mayo, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR