Subportada Política Entrevistas

Pablo Echenique: “Esperamos que pueda haber en un horizonte a medio plazo una Banca Pública en Aragón”

La negociación presupuestaria, la relación con las demás fuerzas de la izquierda en el Parlamento aragonés, la escuela pública, la creación de una Banca Pública en Aragón, políticas territoriales, política estatal e internacional, son algunos de los temas a los que Pablo Echenique tiene la amabilidad de respondernos en esta entrevista en profundidad
| 22 marzo, 2017 07.03
Pablo Echenique: “Esperamos que pueda haber en un horizonte a medio plazo una Banca Pública en Aragón”
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Tras concluir el largo proceso de negociación de los Presupuestos para Aragón entre PSOE y Podemos, nos surge la posibilidad de charrar con el secretario general de la formación morada en Aragón, Pablo Echenique, para que nos cuente sus impresiones en relación al proceso. Y ya de paso, realizamos un repaso por diversos asuntos que, como no podía ser de otra manera, afectan a Aragón directa o indirectamente.

Una vez que la DGA ya ha presentado el borrador de presupuestos en las Cortes de Aragón, nos gustaría que nos hicieras un resumen de cómo ha sido para ti el proceso de negociación de los presupuestos.

Por un lado creo que hay que decir algo que es evidente, y es que el proceso ha sido demasiado largo, y esto es algo que ha elegido el PSOE. Es algo de lo que se habla mucho y a mí me gusta recordar. La ley explica claramente quien tiene la sartén por el mango y quien puede presentar un proyecto de ley en las Cortes cuando quiere, que es el Gobierno de Aragón. Ha sido largo y para ello hay demostraciones como por ejemplo en el Ayuntamiento de Zaragoza, donde con la misma complejidad aritmética de aprobación se ha hecho más rápido. Y la tenemos el año pasado, donde se hizo más rápido. En diciembre ya había un proyecto de ley y en enero ya estaban aprobados.

También ha sido una negociación difícil. Se nos acusa a Podemos de pedir demasiadas cosas y a mí me gusta explicar que no somos ciudadanos. Nosotros negociamos duro porque es la única manera de sacar compromisos importantes a este Partido Socialista, y en ese sentido la negociación ha sido dura. Al principio había cosas que el PSOE no aceptaba, como por ejemplo que se podía mejorar la Ley de Dependencia desde Aragón, sin que hubiera una intervención estatal, y nos costó mucho convencerles de que se podían hacer ciertas cosas que ahora figuran en el compromiso.

Por poner un ejemplo, al principio nos decían que para proteger la escuela pública bastaba con no renovar diez conciertos con la privada-concertada, y al final figuran hasta 28. Fuimos capaces con datos, con un informe de CGT, que está basado en datos del Gobierno, es decir, que no nos hemos inventado nada, fuimos capaces de poner encima de la mesa que para proteger durante los próximos seis años a la educación pública y que no pase lo que ya pasó en la legislatura pasada, donde 2.500 profesores de la pública se quedaron sin trabajo, que hacía falta ir un poco más allá que dejar de ofertar diez aulas. En esa negociación ha habido que meter mucho trabajo, pero entendemos que hemos abierto algunas vías de futuro que si no hubiéramos hecho ese trabajo no se habrían abierto, el PSOE no las habría hecho por sí solos.

Recientemente, Podemos Aragón suscribió un acuerdo con otros grupos de las Cortes de Aragón, con PSOE, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida, y en los medios de comunicación se ha reflejado que, al menos algunas de las partes de ese acuerdo, Chunta Aragonesista seguro, daban por roto dicho acuerdo. Para Podemos Aragón y para Pablo Echenique, ¿ese acuerdo sigue vigente?

Hay varios acuerdos que son independientes y así figura en el papel. Respecto al acuerdo de un espacio a cuatro que se creó para debatir políticas progresistas, nosotros ya dijimos que ese espacio no tenía sentido en el momento que Javier Lambán envistió a Mariano Rajoy. En ese sentido celebramos que Chunta se incorpore a este sentido común que dice que cuando pones a Mariano Rajoy en la Moncloa no tiene mucho sentido que participes en un espacio que llamaríamos progresista en Aragón, y que las políticas que hace Mariano Rajoy desde el ámbito estatal afectan a Aragón aunque el señor Javier Lambán insista en decir que no. Entonces en ese sentido estoy de acuerdo con la posición de CHA respecto a que ese espacio ha perdido sentido en el momento del ‘abstencionazo’ del PSOE. Chunta también hace un cuestionamiento del acuerdo para la presidencia de las Cortes pero es que eso siempre fue independiente, y no hay más que leerse los acuerdos.

En ese sentido, CHA no pedía directamente la dimisión de Violeta Barba pero lo dejaban entrever.

Bueno, cada uno es muy libre de pedir lo que quiera. Nosotros entendemos que siendo una formación política que se quedó a 0,8% de voto total del Partido Socialista estamos perfectamente legitimados para presidir el legislativo, y además Violeta está haciendo un trabajo que creo que es reconocido como muy bueno por todos los grupos parlamentarios de las Cortes, así que en ese punto tengo que discrepar. Así como estoy de acuerdo en el anterior, en que esa Mesa no tiene sentido, en este otro supongo que será alguna especie de rabieta por parte de los compañeros de Chunta.

Dos cuestiones que se encuentran también de actualidad en el ámbito de la negociación presupuestaria. Por un lado, desde Podemos Aragón en un momento de la negociación se llegó a exigir, entre comillas, la cabeza de uno de los consejeros, de Fernando Gimeno, para facilitar los acuerdos, y aunque explicas que efectivamente dais por roto uno de los pactos, el del espacio de la progresía en Aragón por culpa de la abstención del PSOE a Rajoy, nos cuestionamos, porque está en la calle, si Podemos Aragón se plantea entrar en esta legislatura en el Gobierno de Aragón con PSOE, CHA, o incluso con PSOE, CHA e Izquierda Unida, en el caso de que desapareciera Fernando Gimeno como consejero. ¿Esta es una opción que os planteáis o la descartáis directamente?

Esta es una pregunta fácil porque la han votado las personas inscritas de Podemos en el documento político que votamos a finales del año pasado donde salió mayoritariamente aprobado, negro sobre blanco, que Podemos no va a entrar en un gobierno en esta legislatura, y de hecho no sólo se especificaba esto en el documento más votado sino también en el segundo más votado. Con lo cual, esto es absolutamente mayoritario entre nuestros inscritos y lo tenemos claro. Y el motivo político que hay detrás es que los modelos que defendemos para Aragón son muy diferentes.

Tenemos a un presidente del Gobierno que diseña la política económica de Aragón con la CEOE, que rinde pleitesía al señor César Alierta llamándole el aragonés más ilustre, como si no hubiera aragoneses más ilustres además de este señor. En este sentido, nosotros entendemos que las discrepancias en el modelo político, de modelo de futuro para Aragón, son lo suficientemente amplias como para que no tenga mucho sentido que entremos a gobernar juntos. Somos demasiado distintos de este PSOE de Aragón tan cercano al PSOE de la gestora como para plantearnos esa posibilidad.

Entrevista_PabloEchenique-Foto- Pablo Ibáñez-7

En todo caso, y como consecuencia de esto que nos explicas, nos planteamos que puede ser más difícil influir desde fuera, o hacer que parte del programa electoral con el que se presentó Podemos Aragón tenga reflejo en la acción de gobierno del actual Ejecutivo aragonés en la DGA. Y destacábamos algunas medidas que ibais desgranando en vuestro programa y que nos interesaría saber si van a tener incidencia o si veis que existe la posibilidad que de alguna u otra manera, en parte o al cien por cien, se pongan en práctica con el actual gobierno y con vuestro impulso. Algunas medidas como por ejemplo, la creación de una Banca Pública aragonesa.

Respecto a la creación de una Banca pública o Instituto de Crédito, ahí hemos arrancado un compromiso al PSOE para que pida la ficha bancaria para un Instituto de Crédito aragonés, porque con este instrumento se pueden en marcha planes como los de rehabilitación de vivienda, que llevamos en el programa electoral y que tienen múltiples ventajas, no solamente creación de empleo en un sector como el de la construcción que es donde más ha explotado la burbuja, sino también en lo que es la factura de la luz de las familias, en kilovatios más verdes y en kilovatio que no se gasta, que es al que más se oponen las grandes eléctricas, y para eso hacía falta una financiación blanda –que no tenga intereses comerciales detrás- para que la gente lo pueda afrontar porque además tiene carácter social. Veremos si el Banco de España o quien tenga que darla, lo hace. Mientras tanto lo que se hará es subvencionar los intereses de préstamos con la banca privada para que a la persona que pida un préstamo no tenga que pagar intereses, pero esperamos que pueda haber en un horizonte de medio plazo un instrumento de crédito en Aragón.

También nos interesa saber que opináis respecto al planteamiento de una moratoria de las grandes infraestructuras hidráulicas (Mularroya, Biscarrués y el río Bergantes), y la posible reversión de centrales hidroeléctricas en las que están venciendo los plazos y que pasen a titularidad pública.

Aquí nosotros lo tenemos clarísimo. No entendemos, o sí entendemos, como se sigue apostando por barbaridades como Yesa. Me refiero a que si uno entiende cómo funciona nuestro país, últimamente nosotros desde Podemos lo llamamos ‘la trama’, uno empieza a entender por qué puede haber algo que inicialmente costaba ciento y pico millones de euros y ahora nos dicen que cuesta 500 millones y que implica la expropiación de muchísimos pueblos del Pirineo y las viviendas particulares de un montón de personas.

Gracias a esto también podemos entender que la policía encorra a ‘gorrazos’ a la gente que intenta parar esta infamia y entendemos cómo eso puede tener lugar cuando ya se sabe, desde la nueva cultura del agua, que hay otra manera de hacer las cosas, que hay otra manera de regar, que hay otra manera de hacer infraestructuras hidráulicas que son respetuosas con el medio ambiente y que garantizan el suministro de agua. Por eso digo que no lo entendemos pero sí lo entendemos. Sabemos que detrás de Yesa está FCC, está ACS, está Ferrovial… entendemos el motivo y por eso nos oponemos frontalmente. ¿Cuál es nuestra capacidad de influencia sobre estas cosas? Creo que pocos grupos de la oposición han tenido tanta influencia como estamos teniendo nosotros aquí. Nos gustaría gobernar, claro, pero creo que desde la oposición estamos teniendo bastante influencia sobre todo al poner asuntos en la agenda.

Y añado otro que es el tema del trasvase por la puerta de atrás. Lo hemos visto estos días con el trasvase por la puerta de atrás que se está planteando en Cataluña. Yo mismo hice comparecer al presidente del gobierno hace unos meses y le dije que con las leyes de gestión del agua del PP, que él apoya, se abre la puerta a la mercantilización de los derechos del agua y esto significa, que aunque usted no haga un tubo de agua gigante que conecte el Ebro con La Manga del Mar Menor se podrá vender el agua igualmente vendiendo los derechos entre particulares. Y el presidente del gobierno en ese momento dijo que el riesgo estaba perfectamente conjurado y hoy tenemos en las portadas la demostración de que no es verdad, que lo que estábamos advirtiendo desde Podemos era cierto, que lo que él nos contestaba no era cierto, y que el apoyo a esas leyes estatales de gestión del agua pone en peligro el patrimonio natural y la cuenca del Ebro.

Asimismo también nos interesa conocer vuestros planteamientos en relación al apoyo y reconocimiento legal a los idiomas aragonés y catalán.

Hay un dato que a mí me parecía apabullante, y que siempre repetía en la campaña electoral, y es la cantidad de dinero que se gasta en proteger el aragonés y el catalán en Aragón frente a lo que se gastan otras comunidades como por ejemplo Asturias. Nosotros éramos con el Partido Popular la última comunidad de España, y la penúltima que era Asturias, gastaba ochenta veces más por habitante. Era una ridiculez lo que gastábamos en Aragón, una cosa absolutamente lamentable. Desde luego para nosotros eso es algo muy importante. Es patrimonio cultural de Aragón y son derechos de los hablantes. Además hemos puesto un poquito de moda las intervenciones en aragonés en las Cortes.

El otro día me decían que era este lío de no votar el techo de gasto, y yo les decía que cuando Nacho Escartín habló en aragonés el PP no votó la Proposición No de Ley (PNL), y que si al PP no le gusta el aragonés a nosotros no nos gusta que el techo de gasto venga escrito en alemán (risas). En ese sentido, nuestra defensa de las lenguas propias en Aragón la tenemos clarísima, y creemos que ha mejorado la situación porque después de un gobierno del Partido Popular era imposible que no mejorase. Pero queda mucho por hacer y hay que proteger sobre todo el aragonés, porque el catalán no está en peligro, y el aragonés sí, por lo que entendemos que hay que hacer un esfuerzo a nivel presupuestario y cultural. Hemos aumentado el patrimonio en cultura, por lo menos en los compromisos que hemos alcanzado con el PSOE, y a ver si va también algo para la protección del aragonés.

La semana pasada, CGT Enseñanza presentó el informe ‘La segregación en la escuela concertada de Zaragoza’ donde se hacía referencia a que en el 60% de los centros concertados de la capital aragonesa discriminan al alumnado con necesidades específicas. ¿Tienen previsto desde Podemos Aragón plantearle esta situación al PSOE para darle una posible solución a este problema? 

Esto es algo que llevamos planteando toda la legislatura. Las comparecencias entre nuestra diputada Erika Sanz, nuestro diputado Carlos Gamarra y la consejera Mayte Pérez ya son míticas en esta Cámara, y por supuesto que ella sabe que existe esa segregación. También la consejera sabe que se cobran cuotas ilegalmente en la privada-concertada y de hecho lo reconoce, a veces, cuando quiere. Nuestra posición política de proteger la escuela pública no es una arbitrariedad, es una manera de entender el mundo. Y eso tiene que ver con que la educación nos parece el elemento fundamental a medio plazo para tener una sociedad mejor, al igual que los medios de comunicación, pero eso ya es una opinión personal.

Creo que son dos partes bastante importantes para tener una democracia mejor en el medio plazo. De hecho que todo el mundo tenga igualdad de condiciones y que no dependa de cuánto dinero tienes en la cuenta bancaria, resulta clave para nosotros. Y que en ese sentido haya diferentes ratios en un sitio que en otro, que haya diferentes niveles de segregación en un sitio que en otro, o que haya cuotas ocultas en unos sitios sí y en otros no, nos parece que no es el modelo que una fuerza progresista debería tener en la cabeza. Nosotros lo tenemos clarísimo.

Somos conscientes de que este año es clave porque se renuevan conciertos para cuatro y seis años, y que pueden cerrar colegios públicos en este tiempo y por eso estamos poniendo este tema encima de la mesa. Somos conscientes de esas diferencias y la consejera también lo es, lo que sucede es que la posición política del PSOE en este punto es ambigua y la nuestra no.

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

La violencia machista es otro de los aspectos con los que parece que las diferentes fuerzas políticas no se ponen de acuerdo a la hora de aplicar posibles soluciones a esta lacra con la que convivimos como sociedad. ¿Planteáis desde Podemos Aragón, al igual que lo hacen otros grupos, un pacto de Estado en este sentido? ¿O por dónde pasa a vuestro juicio la solución a este gran problema?

De nuevo es lo mismo, es poner recursos donde pones la boca, que es lo que habitualmente no se hace. El tema de la violencia machista es uno de estos temas donde cuando se verbaliza la problemática todo el mundo está de acuerdo, hay unanimidad en la Cámara, pero luego los presupuestos son los presupuestos. Por otro lado hemos arrancado un compromiso, también en este sentido, que es un plan de protección de las víctimas de violencia machista para que haya personas que se dediquen a acompañar o a escoltar a las mujeres que han sido víctimas de violencia machista para que no pasen cosas como las que hemos visto hace poco, que apuñalan a una mujer en el punto de recogida porque fallan todos los mecanismos de seguridad.

La manera de que eso no pase es poniendo recursos en donde uno pone el discurso. Porque creo que el análisis ya es unánime, por lo menos parece serlo en la sociedad, pero claro, luego cuando gobierna el PP recorta un veintitantos por ciento en políticas de igualdad. Entonces ese análisis unánime hay que trasladarlo a recursos, si no las palabras se las lleva el tiempo y siguen muriendo mujeres. Y que además es la punta del iceberg, porque estamos hablando de 6.000 euros menos de sueldo medio al año entre mujeres y hombres, y estamos hablando que cuando se llega a la violencia física es el último paso de una serie de violencias previas que van de menos a más y que sufren muchísimas más mujeres que las que acaban asesinadas cada año.

El otro día, en la reunión de ‘Rumbo 2020’, el gobierno en la sombra que hemos montado, Beatriz Gimeno decía que de todo el patrimonio mundial, un uno por ciento está en manos de las mujeres, y siendo muy generosos, un tres. Eso es una desigualdad estructural tan salvaje que va muchísimo más allá de otro tipo de consideraciones, que es fundamentalmente material, y para la protección de las víctimas de la violencia machista lo mismo, o se pone dinero o los discursos quedan bonitos pero se quedan ahí.

Cambiando de tema. Hay quien se sigue planteando que el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, puede que no agote la legislatura. ¿Cuál es tu criterio a este respecto? ¿Es posible que exista una convocatoria de elecciones anticipadas?

Nosotros esperamos que cumpla los compromisos que ha adquirido esta vez. Al principio de la legislatura le transmití al PSOE que no entendía por qué no habían cumplido el decálogo de investidura, y todavía no lo entiendo. Desde un punto de vista estratégico, si yo hubiera sido ellos hubiera cumplido el decálogo. Era sencillo, eran medidas viables, no eran caras, estaban pensadas para no tener un alto coste presupuestario, y al cumplir el decálogo hubiera colocado a Podemos en una posición en la que no hubiéramos tenido motivos para hacer una oposición fuerte al Gobierno de Aragón. Y sin embargo, por motivos que escapan a nuestro entendimiento como fuerza política, decidieron arrastrar los pies y no cumplir el decálogo.

Con el presupuesto de 2016 otro tanto. Nosotros votamos a favor porque no queríamos prorrogar los presupuestos de Rudi, que nos parecía un problema gordo después de haber investido a un presidente del PSOE, y modestamente habíamos incluido aproximadamente 21 millones de euros en enmiendas, lo que llamamos entonces ‘topos morados’. Esas enmiendas, que suponen un porcentaje muy pequeño del presupuesto de 2016, se podían haber cumplido, pero el PSOE eligió no cumplirlas. Esperamos que esta vez sea diferente.

Hemos aumentado el nivel de garantías en esta negociación. Por ejemplo, se elimina la Unidad de Control de Gasto con la que Gimeno hacía recortes a todas las consejerías y básicamente gestionaba el presupuesto él, eso se elimina. El presidente Lambán se compromete personalmente a responsabilizarse del cumplimiento del presupuesto de 2017. Es verdad que el PSOE tiene una habilidad notable para saltarse las garantías, eso es verdad, pero también es verdad que son mayores que el año anterior.

Nosotros esperamos que esta vez se cumplan, y si no se cumplen y el PSOE demuestra que le da igual absolutamente cualquier tipo de acuerdo pues se abrirán nuevos escenarios, pero a nosotros lo que nos gustaría es que las vías de futuro que se han abierto y las políticas de progreso que puede haber en los presupuestos de 2017 se cumplan, y que no haya motivo para una convocatoria electoral anticipada. Ojalá esa sea la circunstancia, pero como suele pasar depende mucho más del gobierno que de los grupos de la oposición.

Entrando ahora en política internacional, ¿cómo ves la situación política en Europa en el corto plazo tras las elecciones en Holanda, en las próximas elecciones que van a tener lugar en Alemania y en Francia? Sin dejar de lado a Portugal, un gobierno de izquierdas del que nunca nadie habla y que se ha convertido en el gran olvidado de Europa.

Por empezar el análisis bien tengo que decir que España en estos momentos es una singularidad en Europa, junto con Grecia, pero con niveles en el tamaño de la economía totalmente distintos. Pero es una singularidad respecto a los grandes países de la zona euro. ¿Por qué digo esto? Porque en España ha ocurrido algo, y creo que esto nos tiene que dar cierto orgullo como pueblo, que no ha pasado por lo menos en la misma escala en otros países, que es, que aquí ha habido un 15M, ha habido las Marchas de la Dignidad, la PAH, la Marea Verde, Podemos y Unidos Podemos, y eso no ha pasado en Francia, no ha pasado en Alemania, no ha pasado en Reino Unido, han pasado otras cosas pero esto no.

Y de algún modo en España la reacción de la gente, porque en el fondo la existencia de Podemos no se debe a que cinco personas muy listas en la Complutense se inventaran una idea genial, que también hay una parte de eso, pero sobre todo y fundamentalmente tiene que ver con que la gente de nuestro país supone un tapón al fascismo internacional, por lo menos aquí. Se ha canalizado esa indignación en un sentido de derechos humanos, de fraternidad, de justicia social, en un sentido antioligárquico, todo ello enormemente positivo. Creo que España es distinta en estos momentos a lo que está ocurriendo en buena parte de Europa.

Es verdad que algo significa que Jeremy Corbyn haya ganado las primarias en el Partido Laborista. Es verdad que algo significa, en otra escala, que Benoît Hamon haya hecho lo propio en Francia. Es verdad que Portugal y el Bloco significan algo a este respecto, pero en la escala que estamos viendo en España no ha ocurrido, exceptuando Grecia, en otros países de Europa. Y quizá a lo mejor un poco en Irlanda con el Sinn Féin. Entonces en ese sentido creo que somos distintos y al mismo tiempo nos pone el doble de responsabilidad, porque si no teníamos ya suficiente responsabilidad ahora tenemos el doble, porque desde sectores realmente progresistas de otros países de Europa se mira a España, esto es así.

Entrevista_PabloEchenique-Foto- Pablo Ibáñez-3

Retornando a la politica estatal, se vuelve a plantear la posibilidad de que en el Estado español, el gobierno de Mariano Rajoy con algún revés parlamentario histórico tampoco concluya la legislatura y acabe convocando elecciones anticipadas. ¿Cuál es tu criterio al respecto?

En la coyuntura actual, nosotros pensamos que la estabilidad del gobierno de Mariano Rajoy es alta. Pensamos que a Ciudadanos lo tiene completamente sometido. Hoy veíamos por la mañana (por el lunes pasado) que Rivera ha dicho que seguro que va a haber presupuestos, sin haberlos visto, algo como mínimo sorprendente. Y el PSOE entendemos que hace muy bien lo que describió Enric Juliana, periodista de ‘La Vanguardia’, que dijo que se daban garrotazos de día pero que hacían pactos estratégicos por la noche. Y aunque pueda haber algún revés como el de los estibadores el otro día, entendemos que para lo fundamental, como son los presupuestos, el PSOE va a estar allí para sujetar a Mariano Rajoy.

Entendemos que esto va a pasar casi con seguridad independientemente de quien gane en el proceso interno del PSOE. Pero de todas maneras está por ver, porque es verdad que están teniendo un proceso interno complejo donde parece que va a haber disputa, esperemos que no sólo de poder, sino también en lo político. Pero creo que también debemos hacer memoria en este punto. La gestora ha investido a Mariano Rajoy, pero Pedro Sánchez cuando pudo hacer algo no lo hizo, así que tampoco podemos crear falsas ilusiones del resultado del congreso del PSOE. Él dice que no lo hizo porque no le dejaron, pero cuando uno es secretario general, digo yo que algo de capacidad de maniobra debería tener. Por eso pensamos que el Gobierno de Mariano Rajoy es relativamente estable y la posibilidad de un anticipo electoral no es probable.

¿Cómo pueden encajar las demandas de mayor soberanía política y económica para Aragón con la actual y/o posible reforma de la estructura del Estado español y de la propia Unión Europea?

Nosotros entendemos que la crisis en España se da a tres niveles. Una crisis política o de régimen, como la llamamos a veces, porque no entran en crisis las instituciones per se, sino aquellos quienes ocupan las instituciones. No está en duda el Parlamento sino quien está sentado en el Parlamento, lo que es una diferencia importante. Luego hay una crisis económica, que es evidente. Y luego hay una crisis territorial que sorprendentemente ha encontrado la ceguera y el inmovilismo por parte de los diferentes presidentes que ha habido en nuestro país, algunos más dialogantes, otros más cerriles como Mariano Rajoy, pero que se han negado sistemáticamente a afrontar lo que nosotros llamamos la realidad plurinacional de España. Algo que entendemos que es un hecho y no es opinable, que España está formada por diferentes naciones y que eso, uno se hace cargo o acaba navegando contra el viento, que es lo que hace básicamente Mariano Rajoy.

En ese sentido entendemos que Aragón tiene un papel importante. Tiene sus especifidades claras, es nacionalidad histórica como bien dice nuestro Estatuto de Autonomía y entendemos que cuando llegue el momento de hacer esa reforma constitucional, ese proceso constituyente que no es otra cosa que poner las leyes al día, coger las leyes fundamentales de nuestro país de países y adaptarlas a la realidad y al tiempo en que vivimos, es fundamental que Aragón tenga un papel porque tiene lengua propia, tiene particularidades como la despoblación, como el Ebro, como la estructura demográfica más allá de la despoblación y en la cual tenemos una capital gigantesca con el resto del territorio prácticamente vacío, tiene una posición en el mapa del Estado que es especial y concreta, y entendemos que tiene que jugar un papel fundamental ahí.

Y desde el punto de vista político creo que es obvio también que una parte de la crisis tiene que ver con saltarse la soberanía de los pueblos o de la gente. También tiene que ver con que cuando tú decides qué pasa en el Pirineo aragonés desde Bruselas hay unas altas probabilidades de que lo decidas mal porque no conoces la realidad del territorio y por lo tanto las probabilidades de que te equivoques son muy altas.

Esto lo hemos visto en España con especial vergüenza cuando se reformó la Constitución modificando el artículo 135, que luego se ha traducido en leyes hacia abajo, hacia las Comunidades Autónomas y los municipios para limitar la capacidad de gestión y de inversión de los diferentes territorios y los diferentes pueblos. En ese sentido nosotros entendemos que una recuperación del concepto de soberanía para que haya más decisiones aragonesas que se tomen en Aragón es más inteligente y más eficaz. Creemos que hay que jugar un papel y esperamos que se pueda abrir un proceso constituyente en nuestro país.

Renta Básica Universal o Renta Mínima Garantizada. ¿Eres partidario de la implantación de alguna de estas medidas, más aún con la actual coyuntura económica por la que atraviesan millones de personas en el Estado español? 

La Renta Básica Universal debería de ser un horizonte que no sé cómo de cerca está o no, dependiendo de las cuentas que hagamos. Pero debería de ser un horizonte porque no puede ser que haya personas sin ingresos en la cuarta economía de la zona Euro. Es algo que lo dice ya todo el mundo. Lo dice la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) cuando dice que la recuperación en España no es recuperación porque está aumentando la desigualdad aunque suba el PIB. No hay absolutamente ningún motivo, desde el punto de vista de los derechos humanos, por el cual tenga que haber una familia o una persona que no tenga ingresos suficientes para vivir. Claro, eso hacerlo de golpe quizá no sea viable, aunque no soy un experto. Hay gente que dice que sí lo es… hay diferentes cálculos.

Ahora, como horizonte para conseguir, creo que nadie en Podemos tiene esa duda y creo que sólo hay debates respecto a si se puede hacer mañana o no. También creo que depende mucho de que, como todo lo que hemos hablado durante la entrevista, podamos gobernar. Si lo hacemos, seguramente encontraremos lugares del presupuesto donde estamos malgastando dinero público.

Cuando empezó Podemos siempre nos decían que éramos nuevos, que nunca habíamos gestionado una institución pública, no vais a saber hacerlo bien… y nos preguntaban sobre todo, ¿de dónde vais a sacar el dinero para hacer lo que decís que vais a hacer? Y yo siempre contestaba, con no robar ya tenemos un paso hecho. Y creo que lo estamos viendo. Es decir, creo que en el Ayuntamiento de Zaragoza, en el de Madrid y en el de Barcelona estamos viendo algo que nos decían que era imposible, que es bajar la deuda a la vez que no se recorta en políticas sociales.

Por eso digo que como horizonte está clarísimo, y que la posibilidad de hacerlo pasado mañana o dentro de cinco años depende mucho de que gobierne Unidos Podemos. Y que para empezar se deje de robar dinero desde las instituciones públicas. Quiero decir, cuando 90.000 millones de euros al año se van en corrupción, como dicen algunos estudios, estoy seguro de que con ese dinero pagamos la Renta Básica.

Ya la última pregunta. Al hilo de algo que has comentado antes y que nos ha llamado poderosamente la atención, que era tu preocupación y casi equiparación de la Educación con los medios de comunicación. ¿Se te pasa por la cabeza implementar una Ley aragonesa de Medios de Comunicación al estilo o semejanza de la Ley ecuatoriana del presidente Rafael Correa, por ejemplo?

No me refería a nada concreto en términos de políticas públicas, me refería más bien al papel central que tienen los medios de comunicación en la politización de la ciudadanía y en la creación de relatos colectivos. Ahora vivimos en una época en la que los principales propietarios de los medios de comunicación masivos de nuestro país son fondos de inversión. A un fondo de inversión lo único que le importa es conseguir el 8% de aquello donde ponga el dinero, que puede ser un periódico, una mina de cobre o puede ser un campo de alfalfa, le da absolutamente igual. Y creo que no tiene la misma capacidad de politización y de democratizar una sociedad una mina de cobre o un periódico en un país.

Es algo fundamental, creo que muchas veces el ‘poder’ lo ha utilizado para protegerse o afianzarse en sus posiciones de privilegio, y creo que afortunadamente en los últimos años estamos viendo como ese monopolio se va rompiendo. Las nuevas tecnologías han ayudado mucho a que se democratice la información, ha traído otros problemas porque democratizar la información también significa ‘OK Diario’, pero creo que ha sido un paso positivo.

Antes uno tenía que contar con grandes capitales para poder tener un medio de comunicación, hoy en día no hace falta porque se puede tener con menos capital, y en una época en la que el prestigio de las grandes cabeceras va en declive hacer buen periodismo es viable y hay gente que lo recibe con alegría. Creo que estamos en una época de oportunidades en ese sentido.

22 marzo, 2017

Autor/Autora

Miembros del Consello d'AraInfo. @chtricas / @mr_belbedere


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR