Altavoz

Nuestros muertos

Comunicado de la Sección sindical de la Confederación General del Trabajo (CGT) en el Ayuntamiento de Zaragoza tras el fallecimiento de un trabajador del Ayuntamiento de Zaragoza afectado por amianto
| 25 mayo, 2017 07.05
Nuestros muertos
Foto: CGT

La semana pasada ocurrió un hecho desgraciado y lamentable en nuestro ayuntamiento. Un trabajador de esta casa, un compañero fontanero, de las brigadas de conservación e infraestructuras, falleció por una enfermedad profesional relacionada con su puesto de trabajo.

Hemos querido esperar unos días, por respeto a la familia del fallecido y a sus amistades, pero hoy es el día en que queremos que este hecho sea conocido por toda la plantilla. No ha habido ni actos, ni menciones honorificas, ni luto oficial ni nada de nada.

El amianto ha sido el culpable.

El maldito amianto, agente asesino y larvado que desgraciadamente han estado utilizando mucha gente en este ayuntamiento se ha cobrado una nueva víctima. Este agente, ha sido utilizado por trabajadores y trabajadoras a lo largo de muchísimos años, probablemente sin usar las medidas protectoras necesarias, medidas que desde hace años, el ayuntamiento tenía  y tiene la obligación de facilitar y observar.

Se ha ido uno de los nuestros y desgraciadamente otros vendrán. Pero nos sentimos ofendidos porque este hecho haya pasado sin pena ni gloria, ocultado y silenciado. No han estado a la altura, no han sabido reaccionar ni los poderes políticos ni los poderes técnicos. Tal vez porque este trabajador llevaba en sus manos una radial y no una porra.

Pero tenemos que decirlo, tenemos que honrarlo, porque este compañero era de los nuestros, de  los de pico y pala. Y por su memoria tenemos que luchar para que no vuelva a ocurrir, al menos para que nadie más pueda aspirar partículas de amianto, también conocido por asbesto, al menos mientras desarrolla su trabajo municipal.

Este debe ser nuestro más sincero homenaje. Que no lo hayan hecho quienes tenían la obligación moral no nos debe hacer olvidar que nuestro homenaje sindical es recordar este hecho y poner los medios necesarios para que no se repita.

Allá, cada uno y una con su conciencia.

Pero que quede claro, que poca vergüenza tiene la gente que diferencia unos muertos de otros, que unos tienen honores y cultos y otros tienen olvido y silencios.

¡Que la tierra te sea leve, compañero!

25 mayo, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR