Mundo

MSF insta al desembarco inmediato de las 629 personas a bordo de Aquarius

La oenegé insiste en que la situación es crítica y que la travesía hasta Valencia podría ser crítica para algunas personas ya enfermas. Piden que los países más cercanos permitan el atraque del buque para después transferir a las 629 personas al Estado español.
| 12 junio, 2018 18.06
MSF insta al desembarco inmediato de las 629 personas a bordo de Aquarius
Foto: Kenny Karpov.

Médicos sin Fronteras (MSF) ha instado a los Estados miembros de la Unión Europea a facilitar el desembarco inmediato de las 629 personas rescatadas durante el fin de semana en el Mediterráneo y ahora a bordo del Aquarius, un buque de búsqueda y rescate dirigido por SOS MEDITERRANEE en asociación con MSF.

El barco permanece en aguas internacionales frente a Malta e Italia, los países con los puertos de seguridad más cercanos que siguen denegando el permiso para atracar.

MSF agradece el importante gesto de humanidad desde Estado español para desembarcar en Valencia. Sin embargo, recuerda que esto significaría que las personas, ya agotadas, tendrían que soportar cuatro días más expuestos a los elementos en la cubierta, en un barco superpoblado que está muy por encima de su capacidad máxima y en condiciones climáticas deterioradas, por lo que entienden que la mejor opción sería desembarcar a las personas rescatadas en el puerto más cercano y luego transferirlas al Estado español u otros países seguros para su cuidado y procesamiento legal.

“El desembarco no se puede retrasar más”, ha advertido el doctor David Beversluis, médico de MSF a bordo de Aquarius. “La prioridad debe ser desembarcar inmediatamente a las 629 personas, incluidos 123 menores no acompañados, 11 niños y 6 mujeres embarazadas, hasta el puerto de seguridad más cercano. La situación médica a bordo se mantiene estable por ahora, pero la gente está exhausta y estresada”.

Para MSF una vez que las personas rescatadas en el mar hayan sido desembarcadas en un puerto seguro, la prioridad es que los gobiernos e instituciones de la UE encuentren soluciones compartidas para apoyar a los Estados de primera línea, como Italia, que están lidiando con la carga de llegadas de personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes por mar.

“Negar el desembarco a personas desesperadas rescatadas en el mar no puede considerarse como una victoria: es la respuesta equivocada a la falta de responsabilidad y el reparto de la carga entre los Estados miembros”, dijo Aloys Vimard, coordinador del proyecto de MSF a bordo del Aquarius. “Todos los gobiernos e instituciones de la UE deben intensificar y apoyar a los países de primera línea que se ocupan de las llegadas marítimas, para garantizar soluciones compartidas y detener el inaceptable silencio y la inacción de los estados de la UE”.

Foto: Kenny Karpov.

Foto: Kenny Karpov.

Situación médica de las personas en el Aquarius

La situación médica a bordo del Aquarius se mantiene estable, pero según advierten desde la oenegé, las personas están agotadas y estresadas y existe un alto riesgo de que empeore la situación médica y sanitaria si el desembarco se retrasa.

“Muchas personas a bordo no han visto a un médico en mucho tiempo, si es que alguna vez lo han hecho. La mayoría de las personas se queja de síntomas generalizados que incluyen fatiga, deshidratación, agotamiento por calor, dolor muscular, dolores de cabeza y mareos. Podemos tratar y estabilizar a muchos de estos pacientes, pero si permanecen en condiciones de hacinamiento y estrés por mucho más tiempo, anticipamos que muchas más personas presentarán síntomas similares más allá de nuestra capacidad médica en el barco”, advierten desde MSF.

A bordo hay seis mujeres embarazadas que están en buenas condiciones pero vulnerables al empeoramiento de las mismas. Hay varios pacientes críticos con ahogamiento e hipotermia que fueron reanimados con éxito y que continuaron recuperándose. “Estamos monitoreando a cada uno de estos pacientes críticos, ya que podrían desarrollar rápidamente problemas pulmonares significativos después de tragar agua de mar”, advierten desde MSF, mostrando especial  preocupación por estos pacientes.

“También hemos visto más de 21 casos de quemaduras químicas graves debido a personas sentadas en una mezcla de agua salada y combustible derramado en el fondo de botes de goma durante muchas horas”, prosiguen desde MSF. Estos pacientes están estables, pero necesitarán un cuidado continuo de las heridas y cambios en los vendajes en los próximos días y semanas.

Además, hay varios casos graves de ortopedia con infecciones asociadas que “requieren una evaluación quirúrgica inmediata y operaciones que obviamente no podemos proporcionar en el barco”.

Reclamar el final de las políticas migratorias de una Unión Europea deshumanizada

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, sostiene que el traslado del barco Aquarius al puerto de Valencia para recibir a las 629 personas migrantes y refugiadas rescatadas en el Mediterráneo y a las que Italia y Malta se han negado a acoger, “no puede quedarse en un gesto humanitario” del Gobierno español, sino que debe significar “un vuelco total de las políticas migratorias” de la Comisión Europea y de los Estados miembros, quienes en los últimos años “se han dedicado a apuntalar lo que hoy conocemos como Europa fortaleza”, con el único objetivo de “impedir que esas personas puedan llegar a la UE”.

De este modo, Albiol advierte de que lo que ha pasado con el Aquarius, la decisión del ministro de Interior Matteo Salvini de cerrar los puertos italianos, y la negativa de Malta a que las personas a bordo del barco de rescate fueran trasladadas allí, “no es un hecho aislado, sino el resultado de unas políticas migratorias racistas y crueles, que permiten anteponer los intereses privados de los Estados miembros al derecho internacional”.

Así, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez tiene en su mano, según la eurodiputada, “provocar que haya cambios”, pero para ello, “tendría que empezar por revisar las políticas migratorias en el Estado español”. Acoger a las 629 personas que van a bordo del Aquarius “es una buena noticia y un paso responsable, pero de poco servirá si después esas personas acaban en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y son deportadas”, porque eso sería “devolverlos al infierno del que huyen”.

Por ello, llama al PSOE “a ser valientes” y “no quedarse en un gesto”, empezando “por el cierre de los CIE” y “el fin de las violaciones de los derechos humanos que se producen cada día en Ceuta y Melilla”. “Nuestra frontera Sur es un agujero negro para los derechos humanos y el Gobierno de Sánchez no puede permanecer impasible” ante ello.

Además pide que este gesto venga acompañado de “una serie de medidas de impacto en Bruselas”, que van “desde que los eurodiputados socialistas españoles dejen de apoyar las actuales políticas migratorias de la derecha en la Eurocámara y seguir la agenda que marca la extrema derecha”, hasta “propuestas concretas a trasladar ante el Consejo Europeo” que fuercen que “lo que prime sea el respeto de los derechos humanos, la solidaridad y la democracia”, en lugar de “la militarización del Mediterráneo, las vallas, las palizas, los CIE, las deportaciones masivas y la externalización de fronteras”.

Foto: Kenny Karpov.

Foto: Kenny Karpov.

Más de 200 Ayuntamientos, dispuestos a recibir ya a los migrantes del Aquarius

A mediodía de este martes ya eran 200 los Ayuntamientos en el Estado español que han mostrado su disposición para acoger a los migrantes que se encuentran en el buque Aquarius. Así lo ha manifestado el Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, al dar cuenta de los datos recopilados por la FEMP que desde el lunes, y por indicación de la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se encuentra coordinando las propuestas de acogimiento de los Consistorios.

Zaragoza se encuentra entre los dos centenares de municipios, grandes y pequeños, que con más o con menos recursos han formulado sus propuestas, una cuestión que, a juicio de Caballero, pone de manifiesto que “la solidaridad no tiene barreras”.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, publicaba ayer en las redes sociales un mensaje alegrándose de que el gobierno de Pedro Sánchez decidiera acoger a las más de 600 personas a bordo del barco Aquarius, tras la negativa de Italia y Malta a darles una respuesta humanitaria.

“Con esta acción, más el apoyo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, se demuestra que el Gobierno del Partido Popular ha estado dando la espalda a los refugiados preocupado solo de levantar muros y concertinas que quebrantan la dignidad de cientos de miles de personas”, advertía Santisteve.

La consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha ratificado las palabras del alcalde este martes tras la concentración convocada por la Federación Aragonesa de Solidaridad. Broto recordaba que “hace justamente un año acudimos a Madrid, con el anterior gobierno, y le presentamos a la Secretaría de Estado y Migraciones, nuestra propuesta para que Zaragoza, recogiendo la voluntad de las personas que están reclamando que la ciudad fuera más solidaria nos planteaban la posibilidad de hacer algo más, puesto que todo lo relacionado con los acuerdos a nivel europeo no se estaban cumpliendo por el Estado español”, advirtiendo que “desde entonces no hemos recibido respuesta, más que la recogida por parte de la Secretaría de Estado de aceptación de la propuesta, pero no ha habido materialización”.

La consejera ha desvelado que Zaragoza es uno de los más de 200 municipios que han respondido  al llamamiento de la FEMP. “Nos hemos adherido a la petición que ha hecho la federación española de municipios y provincias que nos ha hecho una solicitud a todas las entidades locales que pudiéramos dar cualquier tipo de respuesta”.

12 junio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR