Política

MSF alerta que las muertes por VIH apenas han disminuido en los últimos años

Las personas donantes internacionales otorgan cada vez menos fondos para tratamientos antirretrovirales. "Las farmacéuticas están fallando a los menores con VIH", aseguran desde la ONG. Por su parte, Aragón diagnosticó 112 nuevos diagnósticos de Infección por VIH en 2017, seis casos menos que en el año anterior, lo que supone 8,5 casos por cada 100.000 habitantes.
| 30 noviembre, 2018 12.11
MSF alerta que las muertes por VIH apenas han disminuido en los últimos años
Foto: andrew_stevens_h (CC)

En 2017, casi un millón de personas murieron a causa del VIH. A pesar de la ciencia, las herramientas y los diagnósticos disponibles, las cifras globales de muertes por esta enfermedad apenas han disminuido en los últimos años. “El objetivo global de 150.000 muertes menos al año se cierne en el horizonte como un espejismo”, asegura Florence Anam, responsable de incidencia sobre VIH en Médicos Sin Fronteras (MSF).

Hoy en día, entre el 30 y el 40% de todas las personas con VIH que inician su tratamiento lo hacen en fases muy avanzadas de la enfermedad y con niveles de inmunidad muy bajos. Así, en gran parte de África Subsahariana, entre el 25 y el 30% de las personas pacientes de MSF mueren a las 48 horas de llegar a los hospitales de la organización o a los que esta apoya.

Los países de África occidental y central, donde se produce casi el 30% de las muertes relacionadas con esta enfermedad y el 21% de las nuevas infecciones (370.000 en 2017), deben hacer frente a una gran falta de fondos: los recursos necesarios para la estrategia de ‘aceleración’ prevista (fast-track) son un 81% mayores que los fondos que había disponibles en 2017, según recoge el informe de MSF Declive del tratamiento a la vista. Racionamiento de la respuesta al VIH a la sombra del éxito.

“Este año, ONUSIDA informa que el 75% de los 36,9 millones de personas que viven con VIH conocen que son portadoras del virus, en comparación con solo dos tercios (67%) en 2015, y sobre el hecho de que el 59% de las personas tiene acceso al tratamiento. Sin embargo, el progreso global sigue siendo muy desigual y hay indicios inquietantes de que los donantes internacionales se están desconectando de la lucha contra el VIH”, continúa Anam.

La diferencia entre lo que ocurre ahora y lo que ocurría hace treinta años es que hoy muchas de las personas que acuden a los centros de MSF ya conocen su estado y están en tratamiento con antirretrovirales. Sin embargo, este tratamiento se ve interrumpido debido a innumerables obstáculos como la falta de diagnóstico cuando el tratamiento falla o la falta de antirretrovirales de segunda y tercera línea. O casos incluso peores en los que el paciente sucumbe a enfermedades prevenibles y tratables como tuberculosis, infecciones bacterianas, meningitis criptocócica, toxoplasmosis y neumonía por pneumocystis.

Los países que se quedan atrás

Según indica el informe de MSF, la República Centroafricana y Guinea enfrentan un déficit de financiación para el tratamiento del VIH con antirretrovirales para el periodo entre 2018 y 2020. Sin recursos adicionales, estos países se verán obligados a reducir el número de tratamientos que se inician en lugar de ampliar los existentes. En Mozambique, la implementación por parte de la administración de Estados Unidos de la Política de la Ciudad de México ha afectado e interrumpido indirectamente los servicios de atención al VIH para los más vulnerables. Por último, Zimbabue tiene una brecha proyectada de 85 millones de dólares para 2020 en lo que se refiere a sus necesidades para tratamientos antirretrovirales.

ONUSIDA debe arrojar luz sobre estas brechas y liderar la movilización de donantes internacionales donde se necesitan recursos adicionales. “En los países que dependen en gran medida de la financiación de los donantes, específicamente para los antirretrovirales, el déficit de financiación internacional para el VIH y la reducción del tratamiento parecen inminentes en el momento más crucial. Donde en los últimos 20 años se salvó una generación de vidas gracias a la solidaridad internacional, hoy una nueva generación corre el riesgo de perderse a medida que los donantes se retiran”, explica la responsable de incidencia de MSF.

Sin medicamentos pediátricos para el VIH

Los países en desarrollo están pasando por verdaderos apuros para proporcionar a los niños con VIH los tratamientos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las versiones pediátricas de estos medicamentos antirretrovirales no están disponibles en los lugares donde más se necesitan debido en parte al retraso de las farmacéuticas en el desarrollo de las fórmulas adecuadas.

“Las corporaciones farmacéuticas simplemente no consideran que los niños con VIH sean una prioridad, y esto nos obliga a utilizar tratamientos más antiguos y menos eficientes, haciendo que sea más difícil seguir con la medicación”, explica el doctor David Maman, coordinador médico de MSF en Malawi.

“Aunque puede ser peor, el aumento de la resistencia a los medicamentos existentes en África subsahariana significa que los tratamientos más antiguos podrían dejar de ser efectivos en bebés y niños. ¿Por cuánto tiempo tendrán que seguir sufriendo o muriendo los niños con VIH debido a la indiferencia?”, añade.

El VIH pediátrico sigue siendo una enfermedad desatendida. “Nunca ha sido una prioridad para las corporaciones farmacéuticas multinacionales ni para los fabricantes de genéricos”, agrega. Por ejemplo, el dolutegravir, medicamento recomendado por la OMS para bebés y niños, todavía no está disponible porque la corporación farmacéutica ViiV Healthcare aún tiene que finalizar los estudios necesarios y registrar una fórmula de comprimidos para niños. Ya existe una fórmula pediátrica en gránulos de otro medicamento clave, el raltegravir, pero la empresa farmacéutica Merck ha tardado en registrarlo en los países en desarrollo.

La alternativa al dolutegravir recomendada por la OMS es la combinación de lopinavir y ritonavir, pero su fórmula pediátrica se ha visto afectada por la lentitud de los fabricantes de genéricos Mylan y Cipla a la hora de ampliar el suministro de dichas fórmulas (comprimidos y gránulados). También el precio de estos es tres veces mayor que el del jarabe de lopinavir y ritonavir, de un fuerte sabor y que se supone debe ser reemplazado por estos productos.

En una cumbre en la Ciudad del Vaticano realizada hace un año, organizaciones de salud globales y corporaciones farmacéuticas se comprometieron a aumentar el acceso al tratamiento para niños y adolescentes con VIH, “pero se ha avanzado muy poco”. La cumbre se celebra de nuevo este año del 6 al 7 de diciembre.

“Los niños necesitan acceso a los mejores y más sólidos medicamentos posibles, pues necesitan seguir con el tratamiento del VIH de por vida”, explica Jessica Burry, farmacéutica de VIH en la Campaña de Acceso a medicamentos de MSF. “Las corporaciones farmacéuticas deben dejar de arrastrar sus pies y comenzar a tomar medidas más concretas para poder salvar más vidas de jóvenes. Ya no hay tiempo para promesas vacías”.

Aragón trabaja ya en eliminar la discriminación de personas con VIH

El día 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, y con el fin de reafirmar su compromiso con esta enfermedad, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza han celebrado un acto en el edificio Pignatelli que ha contado con la presencia de la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, la vicealcaldesa del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, y en representación de la sociedad civil el director de la asociación Mucha VIHda, Luis Pradas.

Todos ellas han insistido en la necesidad de examinar aquellas normativas que incurran en una discriminación injustificada contra los pacientes de Sida, tal y como se recoge en el Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH, que se presentó esta semana en Madrid.

Grupo de trabajo en Aragón

Una revisión en la legislación que en Aragón arrancó ya a principios de 2018, con el objetivo de dar respuesta también a los compromisos adquiridos en el Día Mundial del sida de 2017. Se formó entonces un grupo de trabajo formado por ambas administraciones y representantes de ONGs, con el objetivo de identificar ejemplos de normas referidas a cualquier ámbito, ya sea laboral, social, sanitario, u otro que incluya referencias que pudieran limitar el acceso a las personas con VIH a alguno de esos puestos o al disfrute de cualquier otro derecho.

Durante estos meses de trabajo se han detectado términos incorrectos en el acceso a puestos de trabajo públicos, como en la Policía Local, cuerpo de Bomberos, maestros o sanitarios, entre otros, pero también en las solicitudes de ayudas sociales o servicios, como en adopciones o plazas en centros de día.

Como conclusiones, el informe elaborado desde el Servicio de Prevención y Promoción de la Salud invita a las entidades competentes a modificar todas las normas detectadas que conlleven una posible discriminación hacia las personas con VIH.

Especifica algunas medidas como quitar las referencias generales a las enfermedades infecto contagiosas en los requisitos de acceso a puestos de trabajo o servicios y, en su caso, sustituirlas por fórmulas como “enfermedades infecciosas que puedan suponer un riesgo de transmisión en los entornos normales de relación”, o eliminar las referencias a la necesidad de revelar el diagnóstico de ninguna enfermedad, y en especial en relación con el estado frente al VIH.

Desde el departamento de Sanidad se ha recordado que el VIH requiere para su transmisión de un contacto estrecho, como el sexual o el sanguíneo. Por tanto, no existe ninguna justificación ni evidencia científica o legal para excluir a las personas con el VIH del desempeño de ninguna profesión por un supuesto riesgo de transmisión de este virus a terceras personas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado también su compromiso total en la lucha contra el VIH y explicado que su intervención se centra fundamentalmente en la prevención, desde el Centro Municipal de Promoción de la Salud Amparo Poch, donde se interviene con adolescentes y jóvenes y el Centro Municipal de Atención y Prevención de Adicciones.

Además, el Consistorio ha apoyado en 2018 con 150.000 euros procedentes de la subvenciones de acción social proyectos de entidades que trabajan en materia de prevención y apoyo y ha organizado este sábado una serie de actos para conmemorar el día Mundial de la Lucha contra el sida.

Incidencia en Aragón

Aragón diagnosticó 112 nuevos diagnósticos de Infección por VIH en 2017, seis casos menos que en el año anterior, lo que supone 8,5 casos por cada 100.000 habitantes. Por zonas, 94 casos fueron declarados en Zaragoza (incidencia 9,8 casos por 100.000 habitantes), 7 casos en Uesca (3,2) y 11 casos en Teruel (8,1).

Los grupos de edad más diagnosticados fueron el de 30 a 44 años con 17,4 casos por 100.000 habitantes. Además, el 66,1% de los diagnosticados fueron hombres. En 2017, todos los nuevos diagnósticos han sido por relaciones sexuales sin protección. No ha habido casos entre usuarios de drogas, ni por transmisión de madre a hijo, por primera vez desde que se tienen registros de esta enfermedad.

Todavía la mitad de los casos se diagnostican de forma tardía cuando la enfermedad tiene un peor pronóstico por lo que desde las instituciones han insistido en la necesidad de hacer un diagnóstico más temprano.

Desde que se comenzaran a registrar casos de sida (estadio avanzado de la infección por VIH) en 1985, se han comunicado 1.828 casos y se han notificado 1.019 defunciones, cinco de ellas se produjeron en 2017.

Este año la campaña mundial que se ha puesto en marcha bajo el lema ‘Conoce tu estado’ busca garantizar que toda la población esté informada y tenga un fácil acceso a los servicios de asistencia para lograr una pronta detección.

30 noviembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR