Movimientos

Miles de personas exigen justicia para Juana Rivas

Miles de personas salieron a la calle este sábado en más de una veintena de ciudades para mostrar su apoyo a Juana Rivas y exigir justicia. En Zaragoza, 200 personas se concentraron en la plaza de España convocadas por la Coordinadora de Organizaciones Feministas. En Aragón también hubo actos en Uesca y Teruel.
| 10 septiembre, 2017 13.09
Miles de personas exigen justicia para Juana Rivas
Concentración en Zaragoza en solidaridad con Juana Rivas. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Casi 200 personas -con una destacada presencia de mujeres- se concentraron este sábado en la céntrica plaza España de Zaragoza para mostrar su apoyo a Juana Rivas, la madre gaditana que el 26 de julio decidió esconderse para no permitir que sus hijos volvieran con su padre condenado por maltrato.

También hubo actos en Uesca y Teruel y en una veintena de ciudades de la península -Madrid, Barcelona, Bilbo, Gasteiz, Sevilla, A Coruña, Ferrol, Compostela, Ribeira, Vigo, Ourense, Xixón, Zamora, Salamanca, Iruña, Alacant, Aspe, Elx, València, Murcia, Córdoba, Cádiz, Huelva y Palma de Mallorca-, que reunieron a miles de personas.

“La manifestación es por todas las Juanas Rivas que hay, que son muchas. Este caso ha sido muy mediático este verano pero lo cierto es que sufriendo lo que está sufriendo está mujer, que no es otra cosa que violencia institucional, tenemos a muchas mujeres a lo largo y ancho del Estado español”, declaraba a AraInfo Josefina Musulén, integrante de la Coordinadora de Organizaciones Feministas, convocante del acto en Zaragoza.

En la concentración se vieron dos pancartas, en una de ellas se leía “Frente a la violencia institucional, respuesta feminista”, y en la otra “Somos, sobrevivientes de violencia machista”. Durante el acto se leyó un comunicado. Al finalizar la lectura los y las asistentes rompieron en aplausos y gritaron: “¡Frente a la violencia institucional respuesta feminista!”, “¡Nos queremos vivas, ni una más!”.

“Hay que visibilizar esa violencia institucional porque mujeres como Juana Rivas tenemos muchas que están sufriendo. No solamente por estar separadas de sus hijos sino porque en muchos casos la justicia no está dándoles la protección que debieran en los procesos de después de la denuncia. Cuando esos hijos tienen que ver al maltratador y ellas no tienen la protección suficiente. En eso queremos poner el acento precisamente. En la protección que tienen que tener las mujeres que están en ese proceso”, añadía Musulén.

“Hay que pensar todo el camino que tienen que recorrer estas mujeres no solo con su maltratador sino con las instituciones y en este caso con la justicia. La justicia tiene que reinventar la forma de mirar a las mujeres. Entendemos que los profesionales que en este momento están impartiendo justicia, en muchos casos, no tienen la formación ni la información suficiente para amparar a las mujeres maltratadas”, subrayaba.

“Entendemos que un maltratador no puede ser un buen padre. Además están utilizando a los niños y niñas como moneda de cambio y como forma de chantaje para seguir maltratando a las madres. Con lo cual, no es que quieran estar con sus hijos sino que quieren seguir ese maltrato a través de ese vínculo que queda”, remarcaba.

El acto contó con representación de cargos de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza (Arantza Gracia y Pablo Muñoz) y de Podemos en las Cortes de Aragón (Amparo Bella), entre otras personas.

En un principio iba a ser una manifestación destinada a transitar por la calle Alfonso hasta la Plaza del Pilar. Antes de empezar la concentración unos agentes de la Policía Local de Zaragoza se acercaron a las organizadoras para comunicar la imposibilidad de hacer el recorrido debido a los bolardos situados en la calle Alfonso y las medidas de seguridad aplicadas recientemente en la ciudad del cierzo. Seguidamente, antes de empezar el acto, la organización comunicó que iba a ser una concentración, y no una manifestación, por la megafonía a los y las asistentes.

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Imputada por delitos de desobediencia judicial y sustracción de menores

Esta madre gaditana de 36 años fue obligada por el juez a entregar el pasado 28 de agosto a su hijos, de once y tres años, en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada.

Hasta dicho día, Juana mantuvo a sus dos hijos con ella para no tener que entregarlos a su padre condenado por maltrato, Francesco Arcuri, quien acudió a por los menores y se los llevó a Italia, donde una magistrada decretó que fueran vigilados por los servicios sociales.

La jueza de la primera sección civil de Cagliari, Grazia Maria Bagelli, tuvo en cuenta la denuncia interpuesta por Rivas por malos tratos recibidos durante los años de convivencia de la pareja en Cerdeña en 2016. Hechos que previsiblemente serán investigados en el juzgado italiano.

El caso de Juana Rivas ha despertado, a partes iguales, una gran repercusión mediática y una enorme ola de indignación en una parte de la sociedad por todo lo acontecido durante estos últimos meses. 

10 septiembre, 2017

Autor/Autora

Miembro del Consello d´AraInfo. @pabloibas10 / https://www.flickr.com/photos/pablo011/


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR