Movimientos

MHUEL presenta ante el Defensor del Pueblo una nueva queja sobre la situación registral del inmueble de San Juan de los Panetes

“No es de recibo que una corporación de derecho privado como lo es la Iglesia Católica y su Jerarquía al frente haga de su capa un sayo, no cumpla las leyes civiles y se ampare en subterfugios legales o alegales para maniobrar dentro de un privilegio consentido por normativas de origen franquista”, subrayan desde la asociación aragonesa
| 11 julio, 2018 07.07
MHUEL presenta ante el Defensor del Pueblo una nueva queja sobre la situación registral del inmueble de San Juan de los Panetes
Conjunto Monumental de San Juan de los Panetes.

La asociación aragonesa Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL) ha informado mediante una nota de prensa que ha presentado un nuevo escrito de queja ante la oficina del Defensor del Pueblo, tal y cómo había advertido hace pocos días, sobre la situación registral del inmueble conjunto de San Juan de los Panetes (Zaragoza).

MHUEL advierte “conforme a derecho” y siguiendo directrices de las propias administraciones del Estado español, para que el Arzobispado de Zaragoza “cumpla con las resoluciones emitidas que son manifiestamente ejecutivas y no deambule de manera torticera estirando los tiempos en la búsqueda de la propiedad por usucapión, a sabiendas que los bienes públicos con títulos de propiedad y dominio no pueden ser usucapidos”.

Esta asociación, después de un seguimiento “serio, contundente, eficaz y gravoso para sus arcas, insta y exige a cuantas administraciones públicas dentro de sus competencias, cumplan y hagan cumplir la ley estrictamente dentro de su marco competencial”.

“No es de recibo que una corporación de derecho privado como lo es la Iglesia Católica y su Jerarquía al frente haga de su capa un sayo, no cumpla las leyes civiles y se ampare en subterfugios legales o alegales para maniobrar dentro de un privilegio consentido por normativas de origen franquista”, subrayan desde la asociación aragonesa.

Por último, recuerdan que las asociaciones laicistas nada tienen “en contra de las respetables creencias o no creencias de la ciudadanía, respeto al culto, a la libertad de conciencia, tolerancia y esencia democrática; pero es denunciable y muy reprobable la actitud de la Jerarquía Católica en el tema de las inmatriculaciones”.

11 julio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR