Mundo

Más de un millar de personas detenidas, gases lacrimógenos y cargas policiales, en una nueva jornada de protestas de los ‘chalecos amarillos’ con 125.000 manifestantes en las calles

Al menos 1385 personas han sido detenidas, 575 de ellas en París, durante la nueva jornada de movilizaciones de los "chalecos amarillos" en el Estado francés en el principio del cuarto fin de semana consecutivo de protestas. 125.000 manifestantes han salido a las calles y el Gobierno de Macron ha dado orden de "blindar" la capital francesa.
| 8 diciembre, 2018 12.12 | Última modificación: 19.55 horas
Más de un millar de personas detenidas, gases lacrimógenos y cargas policiales, en una nueva jornada de protestas de los ‘chalecos amarillos’ con 125.000 manifestantes en las calles
Foto: @_Gilets_Jaunes_

Las primeras cargas de la policía y los primeros lanzamientos de gases lacrimógenos han tenido lugar en la mañana de este sábado en la avenida de los Campos Elíseos y en una de las calles adyacentes. Desde poco después de las 9.00, hora local, se han vivido escenas de tensión entre las personas manifestantes y los agentes antidisturbios, que les impidieron pasar por la avenida a partir de un determinado punto, en las proximidades del Palacio del Elíseo.

Casi una hora después, antidisturbios han lanzado gases lacrimógenos para dispersar a varias decenas de “chalecos amarillos” que trataban de penetrar por la calle Arsène Houssaye, adyacente a los Campos Elíseos. A las 10.30 había en los Campos Elíseos unas 1.500 personas manifestandose y varios cientos en la plaza de la Bastilla y en la Puerta Maillot, junto al Palacio de Congresos.

Una portavoz de la prefectura ha advertido que la cifra de detenciones, unas 1385 personas -más de 700 de ellas solo en París- puede evolucionar durante el resto del día. Asimismo, ha apuntado que las personas detenidas “no necesariamente quedarán bajo custodia una vez que se realicen las verificaciones pertinentes”. Al menos, unas 272 personas se encuentran en dependencias policiales parisinas.

En las protestas de París participan decenas de miles de manifestantes de los 125.000 que han salido a las calles de todo el Estado francés. Medios franceses avanzan de que al menos hay medio centenar de personas heridas.

El Ejecutivo galo justifica las detenciones

El ministro del Interior, Christophe Castaner, que desde la madrugada ha estado recorriendo el dispositivo de seguridad en diversos puntos de la ciudad, ha justificado las masivas detenciones: “Hemos tenido que dar una respuesta fuerte”.

Castaner, en declaraciones al canal BFMTV, ha pedido a los “chalecos amarillos” que “quieren hacer valer sus reivindicaciones” que “no se mezclen con los violentos” porque “la violencia no es nunca una forma de manifestarse”.

También ha dicho que “el Gobierno ha tendido la mano” con su disposición al diálogo y con medidas como la supresión de la subida de impuestos sobre el carburante que estaba programada a partir de enero: “Ahora hay que ponerse en torno a la mesa y discutir”.

El primer ministro, Édouard Philippe, recibió anoche a una delegación de siete “chalecos amarillos libres”, un grupo que se reivindica como moderado y que pidió a sus seguidores que no viajaran a París para no ser instrumentalizados por los violentos.

El Gobierno francés ha movilizado un dispositivo de seguridad con 89.000 policías y gendarmes en todo el Estado. En París, se han cortado al tráfico desde primera hora las zonas más sensibles y los comercios, museos, mercados y establecimientos públicos permacerán cerrados.

146 estudiantes detenidos son obligados a arrodillarse con las manos en la nuca

Este viernes, se hizo viral un vídeo que muestra a 146 estudiantes rodeados por la Policía, arrodillados y con las manos en la nuca mientras se escucha a un agente decir “aquí hay una clase que es prudente”. El video ha desatado la polémica en el Estado francés.

En este sentido, el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, anunció que se investigará la detención masiva de jóvenes supuestamente implicados en protestas organizadas junto a un liceo en Mantes la Jolie y consideró “chocantes” las imágenes de decenas de ellos obligados por la policía a arrodillarse.

“La imagen es forzosamente chocante”, admitió Blanquer en una entrevista concedida este viernes a la emisora France Inter en relación con el video que está suscitando polémica, grabado el pasado jueves junto al centro educativo Jules Saint Exupéry de esa ciudad de la periferia de París.

8 diciembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR