Subportada Mundo

Marruecos condena a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik a penas desde perpetua a los dos años de cárcel

Las condenas dictadas van desde la cadena perpetua hasta los dos años de prisión. Organizaciones como Human Rights World o Amnistía Internacional, así como diferentes observadores internacionales denuncian el uso de torturas por parte de las autoridades marroquíes hacia los presos con motivo de obtener supuestas declaraciones y confesiones. Los hechos se remontan a una concentración realizada en el campamento de Gdeim Izik en 2010, la cual fue reprimida por la Gendarmería y el Ejército de ocupación marroquí.
| 19 julio, 2017 11.07
Marruecos condena a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik a penas desde perpetua a los dos años de cárcel
Protesta ante el Tribunal de Salé. Foto: Equipe Media.

El Tribunal de Apelación de Salé ha dictado en la madrugada del miércoles 19 de julio sentencias extremas contra 20 de los 24 activistas presos políticos del campamento saharaui de Gdeim Izik. Los y las condenadas, después de haber permanecido 7 años encarcelados, se enfrentan ahora a la cadena perpetua -ocho de las personas acusadas-, 30 años de prisión -para tres de ellas-, 25 años de prisión -contra cinco de las acusadas- y 20 años -contra otras tres-. Mientras, ha rebajado entre cuatro años y medio y dos años las penas contra cuatro de las personas acusadas, lo que significa su puesta en libertad.

Estos activistas y periodistas, defensores de los derechos humanos, participaron en el campamento de Gdeim Izik, situado en las afueras de El Aaiún ocupado, donde se concentraron más de 20.000 saharauis con motivo de denunciar la carencia de derechos sociales, políticos y económicos a la que han sido sometidos desde el año 1975, cuando el Reino de Marruecos ocupó ilegalmente el territorio saharui. El campamento fue desmantelado de forma brutal por la Gendarmería y el Ejército de ocupación marroquí durante la madrugada del 8 y 9 de noviembre de 2010. Como informa Equipe Media, desde ese momento se impuso un bloqueo informativo y se militarizó todo el territorios ocupado. De esta manera, comenzó una persecución hacia los activistas y defensores de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, lo que acabó con elevadas condenas impuestas por un Tribunal Militar y 7 años de encarcelamiento. Gracias a la presión ejercida por las organizaciones internacionales, en el año 2016 dio comienzo el juicio de Apelaciones en Salé.

Según relata Naiz, el juez imputó a los presos por los delitos de “violencia contra las fuerzas del orden ocasionando lesiones, asesinato y mutilación de cadáveres a cada uno de los acusados en lo que le corresponda”. El juicio está considerado uno de los más largos de la historia, ya que se inició el 26 de diciembre de 2016 y ha sido aplazado reiteradas veces a falta de justificación. Tras siete años de encarcelamiento de los presos, la penúltima sesión volvió a aplazarse debido a las numerosas irregularidades y  la falta de garantías procesales para llevar un juicio justo y transparente.

Foto: Equipe Media.

Foto: Equipe Media.

Según informa Equipe Media, desde que la continuación del juicio comenzase en 2017, los observadores internacionales que participaron en el juicio comprobaron que todas las acusaciones apoyadas en supuestas confesiones y declaraciones habían sido obtenidas mediante “terribles torturas y otros tratos crueles e inhumanos por parte de las fuerzas policiales marroquíes durante los interrogatorios”. La abogada Rosalía Perera Gutiérrez, integrante del Consejo General de la Abogacía Española, que acudió al juicio como observadora, considera que no existen pruebas que hayan encontrado al autor responsable de cada uno de los agentes marroquíes, cuenta Naiz. Cabe destacar que los presos saharauis desconocían los contenidos de los sumarios.

Organizaciones como Human Rights Watch (HRW), Amnistía Internacional (AI), Centro Robert F. Kennedy (RFK) y Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT), entre otras, han denunciado las violaciones contra los presos políticos saharauis. El pasado 18 de julio, las organizaciones Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) advirtieron al Reino de Marruecos, a través de un comunicado común, de que las sentencias dictadas contra los presos estaban basadas en confesiones realizadas bajo tortura. “El poder judicial de Marruecos no debería desperdiciar la oportunidad de hacer justicia mediante procedimientos civiles. El Tribunal debe excluir las confesiones y declaraciones a menos que sean capaces de demostrar que fueron voluntarias. Ningún acusado debería ser sentenciado si sus denuncias de tortura no han sido investigadas durante años” , declaró la directora de investigación de Amnistía Internacional en el norte de África Heba Morayef.

Foto: Equipe Media.

Foto: Equipe Media.

La mañana de este martes empezó con una manifestación pacífica de los familiares de los presos políticos saharauis y de personas que mostraron solidaridad hacia ellos ante las puertas del Tribunal de Apelaciones. En ella, se lanzaron consignas políticas pidiendo la liberación de los presos saharauis y se portaron pancartas con mensajes extraídos de los comunicados de Human Rights World y Amnistía Internacional. Mientras tanto, dentro de la sala del Tribunal, según informó un corresponsal de Equipe Media, las autoridades marroquíes prohibieron la entrada de los familiares de los presos, a la vez que llegaban los familiares de las víctimas.

Listado de presos saharauis y sus condenas:

Cadena Perpetua: Ahmed Sbai; Brahim Ismaili; Abdalahi Lejfauni; Larosi Abdelyalil; Mohamed Bachir Butanguiza; Mohamed Bani; Abhah Abdalahi Ahmed Sidi; Sid Ahmed Lamjaid.

30 años de prisión: Naama Asfari; Mohamed Burial; Chiej Banga.

25 años de prisión: Hasan Dah; El Husain Ezaui; Mohamed Lamin Haddi; Mohamed Embarek Lafkir; Mohamed -Juna Babait.

20 años de prisión: Mohamed Tahlil; El Bachir Khada; Abdalahi Taubali.

Además, Deich Daf ha sido puesto en libertad, condenado a seis años y medio, pero la sentencia es inferior al tiempo que ha pasado en la cárcel; Bakay Arabi ha sido puesto en libertad, condenado a cuatro años y cinco meses, la sentencia es inferior al tiempo que paso en la cárcel.

 

Noticias relacionadas

19 julio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR