Editorial

Malos tiempos para los derechos civiles

| 8 noviembre, 2017 12.11
Malos tiempos para los derechos civiles
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Parafraseando el título de un poema del poeta y dramaturgo alemán, Bertold Brecht, ‘Malos tiempos para la lírica’, nos encontramos en una situación en la que bien podríamos afirmar que corren malos tiempos para los derechos civiles. El incesante recorte de libertades al que el Gobierno español de Mariano Rajoy, con la connivencia de PSOE y Ciudadanos, somete a la ciudadanía, no deja de provocar situaciones más propias de una dictadura que de un Estado democrático.

Uno de los ejemplos más palpables dentro de esta regresión en cuanto a la pérdida de derechos civiles y libertades se refiere, lo encontramos este pasado mes de octubre en Aragón con el juicio a ‘Los 10 de Zaragoza’. Diez jóvenes antifascistas encausados tras acudir a protestar por la celebración de un concierto nazi en Zaragoza en 2015 y para los que Fiscalía solicitaba penas de 64 años de prisión y más de 22.000 euros de multa. Un acto xenófobo y racista que se celebró con el beneplácito de la Delegación del Gobierno en Aragón.

Estos jóvenes antifascistas no entrarán en prisión, tras llegar a un acuerdo entre las partes momentos antes de comenzar la vista. La inocencia de ‘Los 10 de Zaragoza’ siempre ha estado por encima de cualquier juicio, y así se ha podido comprobar durante los más de dos años que ha durado la impecable campaña que familiares, amigos y amigas, emprendieron en el momento en el que la Fiscalía solicitó una más que desproporcionada pena de cárcel.

Este caso es fácilmente extrapolable a otros que se han sucedido, tanto en Aragón como en otros territorios. Sirva de ejemplo para ello las elevadas peticiones fiscales: los 8 de Yesa (un total de 36 años de cárcel); Raquel Tenías (4 años de cárcel); los 8 de Altsasu (un total de 375 años de cárcel); el grupo de los 10 de Puerto Real (un total de 27 años y 5 meses de cárcel); Alfon (4 años de cárcel); Andrés Bódalo (3 años y medio de cárcel); Cassandra y sus chistes sobre Carrero Blanco (2 años y 6 meses de cárcel y 3 años de libertad vigilada); César Strawberry (1 año de cárcel); y recientemente, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural (penas que pueden alcanzar los 10 años de prisión por un delito de sedición), y los y las consellers del Govern.

Todos estos recortes de libertades “en pro de la seguridad” tienen un denominador común y un nombre propio: la Ley Mordaza y el Partido Popular. No lo olvidemos.

8 noviembre, 2017

Autor/Autora

Asambleya d'AraInfo.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR