Mundo

Macron logra la mayoría absoluta en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas

La sorpresa ha llegado de la mano de los nacionalistas corsos, que por primera vez consiguen entrar en la Asamblea Nacional con tres de los cuatro escaños que se disputaban en la isla
| 19 junio, 2017 10.06
Macron logra la mayoría absoluta en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas
Foto: Mutualité Française (CC)

Tras el 100% de los votos escrutados, el partido de Emmanuel Macron, la Répúblique En Marche!, ha obtenido junto a su aliado MoDem 350 escaños de los 577 con los que cuenta la Asamblea Nacional del Estado francés. Por otro lado, los Republicanos y sus aliados se queda en 113 asientos, y el PS es tercero con 29. En cuarta posición se sitúan La Francia Insumisa y el Partido Comunista (suman 27 escaños entre ambos), y en quinto lugar se sitúa el ultraderechista Frente Nacional, con ocho diputados.

La sorpresa ha llegado de la mano de los nacionalistas corsos, que por primera vez consiguen entrar en la Asamblea Nacional con tres de los cuatro escaños que se disputaban en la isla. Michel Castellani ha desalojado al conservador Sauveur Gandolfi-Scheit, Jean-Félix Acquaviva se ha impuesto al candidato de En Marche! Francis Giudici, y Paul-André Colombani ha batido al también conservador Camille de Rocca Serra, heredero de una familia que mantenía el escaño desde principios del siglo pasado. El soberanismo corso ya ganó las elecciones territoriales en 2015.

Otro aspecto llamativo en esta segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas ha sido la baja participación, un 42,64%, alrededor de once puntos porcentuales menos que la registrada hace cinco años.

Pero sin duda otra de las sorpresas de la jornada electoral ha sido la dimisión del líder del PS, Jean-Christophe Cambadélis. “Hay que construir una nueva oferta política de izquierdas para contrarrestar el neoliberalismo y el nacionalismo”, ha reconocido, y ha señalado que una dirección colectiva se hará cargo del partido.

Por otro lado, el portavoz de Los Republicanos, François Baroin, ha destacado que el veredicto de las urnas “es claro”, en referencia a la holgada victoria de Macron. “Los Republicanos tienen un grupo suficientemente importante como para que puedan ser escuchados en la Asamblea Nacional, pero deberán comenzar su reconstrucción y juzgar a su jefe de filas para las legislativas”, ha asegurado Baroin.

Mientras, el primer ministro del Estado francés, Edouard Philippe, ha manifestado que los ciudadanos y ciudadanas francesas “han preferido la esperanza a la cólera. Habéis dado una mayoría clara al presidente de la República y al Gobierno”.

El líder del movimiento La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, ha anunciado la formación de un grupo parlamentario propio al que se incorporarán los diputados y diputadas afines elegidas en esta segunda vuelta. “Hay muy buenas noticias: la primera es que la gran abstención tiene un significado político de ofensiva”, ha matizado Mélenchon. A su juicio, la baja participación supone “una huelga general cívica en estas elecciones”.

La líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, que se estrenará como diputada en la Asamblea Nacional, ha aseverado que su partido se convierte en “la única fuerza de la resistencia a la disolución de Francia”, y considera que Francia vive “un estado de cansancio y fatiga frente a la política”. La formación xenófoba ha conseguido 6 escaños más que en las pasadas elecciones legislativas pero no tendrá grupo parlamentario propio, ya que necesitaban 15 diputados.

19 junio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR