SUBPORTADA Editorial

Machismo en los medios de comunicación

Aún hoy, cuando gran parte de la sociedad se encuentra en pleno proceso de sensibilización contra la violencia machista, todavía seguimos leyendo y escuchando el fatídico titular: “Fallece una mujer...”. Tres palabras que demuestran que gran parte de los medios de comunicación optan por denominar fallecimientos a lo que realmente son: asesinatos machistas.
| 24 diciembre, 2017 07.12
Machismo en los medios de comunicación
Imagen de una concentración en Zaragoza contra el terrorismo machista. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Junto a la punta del iceberg que son estos feminicidios y al cuestionamiento de los relatos de las víctimas de la violencia de género, nos encontramos otros machismos quizás más sutiles pero que apuntan directamente al corazón de la mitad de la población.

Por ejemplo, sigue siendo habitual que las grandes cabeceras del ámbito estatal continúen incluyendo dentro de sus páginas en versión papel anuncios de prostitución. Un negocio redondo en el que mientras se unen al engranaje de la máquina del dinero del sexo, se olvidan de dar voz a sus principales operarias.

Sin embargo, ahí no queda todo. Determinados medios de comunicación del panorama aragonés echan mano de su doble moral y son capaces de compatibilizar este “pacto entre caballeros” que tantos beneficios económicos les ofrecen con la firma de un protocolo básico para tratar la violencia machista en la información que ofrecen.

Mención aparte merece la prensa deportiva, que continúa denigrando la imagen de la mujer con titulares como: ‘Las 10 chicas Tikitakas más guapas de octubre’, o ‘Le destrozan su bonita cara, pero ella continuó jugando’, o ‘Feliciano López estrena rubia’, por reflejar sólo algunos ejemplos.

Cada día, este tipo de titulares o la correspondiente sección ‘dedicada’ al género masculino, fomentan un tratamiento y un lenguaje sexista que incurre en la discriminación de la mujer y que además provoca una serie de despropósitos que nos afecta a todos y a todas.

Hemos de ser conscientes del poder y la responsabilidad que ostentan los medios de comunicación y, al tiempo que se denuncian públicamente dichas prácticas, tenemos que velar porque este tipo de comportamientos desaparezcan de las pequeñas y grandes cabeceras.

Por último, cabe recordar, para que no se olvide, que durante este 2017 y según los datos recogidos en el Observatorio Feminicidio.net, 90 mujeres han sido asesinadas en el Estado español -una de ellas prostituta  y más de 700 lo han sido durante la última década. Datos que merecen una profunda reflexión, ya no sólo desde el terreno político, sino desde todos los ámbitos de la sociedad, incluido el periodístico.

24 diciembre, 2017

Autor/Autora

Asambleya d'AraInfo.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR