Altavoz

Los patos y su deambular por la administración pública

Se producen a diario rescates de patos muy pequeños que caen en las alcantarillas y fosos. La solución es fácil, pero parece que el Ayuntamiento necesita más tiempo. Ni lo soluciona y permite que otros lo hagan. Mientras tanto, decenas de patitos ya se han ahogado esta primavera en Valdespartera y La Junquera, como ocurre cada año.
| 28 junio, 2017 14.06
Los patos y su deambular por la administración pública
Foto: Pacma

El pasado 24 de mayo el Partido Animalista PACMA se puso en contacto con la Junta de Distrito de Casablanca para exponer una problemática que afecta todas las primaveras a las crías más pequeñas de los patos que en dicho distrito habitan y la sencilla solución que evitaría sus muertes.

En el caso de La Junquera hay unas rejas en el suelo de la calzada que hacen de sumidero para el agua en un punto determinado de la carretera. El problema es que las rejas son demasiado grandes, y al pasar las patas con sus patitos, éstos caben por las rejas y caen al alcantarillado, quedando las madres en medio de la carretera desesperadas por recuperar a sus crías. En este caso la solución pasaría por sustituir la reja por una de tamaño menor, no parece muy complicado ¿verdad?

Foto: Pacma

Foto: Pacma

En el caso de Valdespartera, los dos lagos están comunicados por un canal techado que contiene un foso de una altura aproximada de metro y medio cada uno. Las crías de pato, a diferencia de sus congéneres adultos no segregan la sustancia que les permite impermeabilizar sus plumas hasta alcanzada cierta edad, y son sus madres las que los impregnan de ella utilizando la suya propia. Además los pequeños patitos son muy sensibles a los cambios de temperatura y a padecer una hipotermia. Cuando hay tormenta, dado que allí no disponen de refugios donde guarecerse, las patas meten a sus patitos a los fosos con techo, sin ser conscientes de que son una trampa de la que no saldrán con vida. Y allí empieza el calvario. Cuando la pata sale del foso y llama a sus pequeños se da cuenta de que no son capaces de salvar ese metro y medio de muro. Mientras ella grita desesperada desde fuera para que salgan del foso, sus crías van empapándose y perdiendo temperatura, hasta que mueren. Esta dramática situación se sucede una y otra vez cada primavera, acumulándose los cadáveres de los patitos en unos fosos que se han convertido más bien en pozos negros. Numerosas veces son los propios vecinos los que dan una segunda, o tercera, o cuarta oportunidad a los animales, sacándolos del foso como pueden. Pero con que haya una sola vez que nadie escuche a la pata desesperada llamando a sus crías, éstas no ven nunca más la luz del sol. En una ocasión alguien colocó una caseta-refugio impermeable en la orilla de uno de los lagos, una caseta hecha casera hecha con cariño, con una rampa con antideslizante, con una pesa para que el viento no la desplazara… con la intención supongo de que, teniendo un refugio, alguna madre salvara a los suyos. Los operarios de Parques y Jardines, según comentan los vecinos, no tardaron ni 24 horas en retirarla, y eso que también había un carro de la compra flotando en el lago que permaneció más de cuatro meses sin que lo sacaran. PACMA planteó a la Junta varias soluciones, algunas de ellas muy sencillas, otras algo más complicadas pero que pueden resultar proyectos de desarrollo sociocomunitario que permitan implicar a los jóvenes del barrio en la mejora del mismo. Como medida de urgencia, la compra de dos casetas y su colocación una en cada lago. El resto de las casetas se propuso colaborar con el IES Virgen del Pilar o con la Casa de Juventud de Casablanca para que fueran elaboradas por los alumnos de carpintería dentro de su Programación Didáctica del próximo curso. Por otro lado, y de manera complementaria, colocar unas rejas y una rampa en los accesos a los fosos, que permitan que los patos queden a resguardo pero que no caigan a los fosos (eso sí, las rejas algo más pequeñas que las de La Junquera, que suponen un problema añadido).

En cuanto PACMA expuso la problemática y las propuestas de solución, la Junta de Distrito se mostró interesada en poner solución al problema de inmediato. La buena disposición fue total y absoluta y se pusieron a trabajar mano a mano.

Se realizó una reunión en la que se visitó el lugar y se valoraron las distintas opciones. Se realizó un informe. Se solicitó permiso a la Junta para la compra de las dos casetas de urgencia. Todos de acuerdo, la Junta de Distrito, PACMA, la Casa de Juventud de Casablanca y el IES Virgen del Pilar, en tan sólo cinco días hábiles, todo marchaba. Incluso se contaba con voluntarios para ayudar en lo que fuera y para aportar ayuda económica si era necesario.

Sorprendentemente, o no tanto, tres semanas después nada de eso se ha convertido en realidad. El Ayuntamiento mantiene paralizadas las actuaciones porque, si es que sirve de explicación, es algo que ni la Junta, ni PACMA, ni los voluntarios tienen permiso para hacer, ya que debe ser el Servicio de Parque y Jardines quienes coloquen las casetas y las rejas. Curiosamente deben ser ellos pero de hecho es algo que aun no han hecho.

Y mientras tanto, los patitos siguen cayendo por el alcantarillado de La Junquera, siguen ahogándose en los fosos de Valdespartera, mientras sus madres los llaman desesperadas desde fuera.

Puede parecer algo banal, pero encoje el alma sacar del foso a un patito bebé mientras flotan alrededor los cuerpos de sus hermanitos, lo digo por experiencia.

Algunos lo consiguieron, como Juanita, que se aferró a una rama dentro del foso y fue rescatada cuando ya ni siquiera piaba y su madre ya se había ido porque pensaba que ya todos habían muerto. Ella será puesta en libertad en unos días y ya le han avisado de que no vuelva a Valdespartera hasta que el Ayuntamiento decida hacer lo que no permite hacer a los demás, o a sus crías les puede pasar como les sucedió a sus hermanos.

pacma pato

28 junio, 2017

Autor/Autora

Olga García Sanz, Coordinadora del Partido Animalista PACMA en Zaragoza.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR