Economía #conflictoFCC

Los jardineros demandarán a FCC por posible vulneración del derecho constitucional de libertad de reunión

La dirección de FCC en Zaragoza desautorizó la celebración de una asamblea de trabajadores y trabajadoras de parques y jardines y el comité demandará a la empresa por posible vulneración del derecho de reunión. En enero convocarán nuevas asambleas "le guste o no a la dirección de FCC", afirman.
| 21 diciembre, 2017 17.12
Los jardineros demandarán a FCC por posible vulneración del derecho constitucional de libertad de reunión
La plantilla de FCC Parques y Jardines de Zaragoza durante la huelga de 2014. Foto: Diego Díaz (AraInfo)

El comité de FCC parques y jardines de Zaragoza ha informado este jueves que la dirección de la empresa desautorizó la celebración de una asamblea de trabajadores y trabajadoras prevista en el Centro Cívico Delicias para este miércoles.

Las y los trabajadores, que iban a abordar las nuevas clausulas sociales que recogerán los nuevos pliegos de condiciones así como la obligación que tiene la empresa de mantener las condiciones laborales a partir del 1 de enero, califican la actitud de la dirección de FCC de “ataque directo a los derechos fundamentales de los trabajadores”.

A juicio de las y los representantes sindicales “la dirección de FCC en Zaragoza continúa con su habitual política de injerencias en los derechos y garantías de los trabajadores, así como con su afán de coartar el derecho constitucional de reunión y derechos fundamentales de libertad de expresión y sindical de los trabajadores”.

El comité de empresa explica en un comunicado que había solicitado la celebración de una asamblea a las 11.00 horas en el Centro Cívico Delicias, “dentro de la jornada laboral tal y como recoge el artículo 45 del convenio”. “Además de lo regulado por el pacto vigente, la constitución española y las normativas europeas así como la propia ley orgánica de libertad sindical española avalan las reuniones y asambleas de trabajadores”, añaden.

“La dirección de FCC desautorizó que las y los trabajadores pudieran acudir a la asamblea a las 11.00 horas”, hecho que para el comité “es una medida antisindical por parte de la dirección de FCC que además incumple el pacto laboral”.

Según el comité, la empresa desautorizó también el lugar de la asamblea y comunicó que “no está dispuesta a admitir que la plantilla abandone sus puestos de trabajo sin ningún tipo de control”, una afirmación que para el comité “es otra medida de presión para intentar impedir que los trabajadores ejerzan sus derechos de reunión y de expresión”.

El comité recuerda que desde el primer día que gestiona FCC los parques y jardines de Zaragoza, hace 14 años, las asambleas han sido fuera de las instalaciones “porque la empresa no ha proporcionado nunca ningún local adecuado ni que cumpla la normativa de seguridad y salud para la celebración de asambleas”.

En este sentido, desde el comité aseguran que “estamos ante una discriminación más, con el único objetivo de impedir que los trabajadores se reúnan y tomen decisiones colectivas” e “intentar acallar cualquier crítica o voz discordante con las políticas que viene ejecutando la empresa, más si cabe cuando lleva meses amenazando con recortes laborales y sociales a los trabajadores”.

La empresa, una vez desautorizada la asamblea, ofreció realizar la asamblea en la “zona de parques y jardines, instalaciones de taller, muelle de carga” de las instalaciones de FCC, ubicada en la carretera de Castelló.

Pero el comité afirma que este lugar “no reúne las condiciones mínimas para una reunión de 4 horas ni la normativa de seguridad y salud para lugares de reunión (climatología, ruido, espacio suficiente…)”. Estas instalaciones “no son de uso exclusivo de las y los trabajadores de parques y jardines, compartiéndose con trabajadores de otras contratas y personal de confianza de la empresa”, hecho que para el comité “es intolerable ya que únicamente intentan impedir la libre expresión y reunión de los trabajadores de parques y jardines”.

Para el comité esta actitud “tan grave, que pudiera vulnerar un derecho constitucional y fundamental de los trabajadores, y que parece de tiempos pasados”, es “intolerable y más aún en empresas que gestionan un servicio público y por tanto se benefician con el dinero de todos los ciudadanos”.

El comité que entiende este hecho como “un ataque directo a los trabajadores”, manifiesta que “el derecho de reunión, de libertad sindical y de expresión son pilares fundamentales de cualquier sociedad que se denomine mínimamente democrática” y por ello solicitará por registro que el ayuntamiento abra expediente sancionador a la empresa.

Así desde el comité se informa que sus servicios jurídicos interpondrán una demanda a la empresa por posible vulneración de derechos fundamentales, así como por incumplimiento del pacto laboral vigente.

El comité de empresa finaliza su comunicado informando que en enero convocará nuevas asambleas de trabajadores y trabajadoras “le guste o no a la dirección de FCC”, en las cuales “no solo se informará sobre la situación actual sino también para tomar decisiones contra las actuaciones que está ejecutando la dirección de FCC”.

21 diciembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR