Política #contraelolvido

Julio Embid anuncia un nuevo impulso a la Memoria Histórica en Aragón este año

Tras la aprobación en octubre de la Ley de Memoria Democrática aragonesa -que pondrá a Aragón entre los primeros territorios con regulación propia -, un servicio específico gestionará los Lugares de Memoria, se creará un banco de ADN de personas represaliadas, una web o un censo de símbolos a suprimir en espacios públicos. Además, los gobiernos español y territoriales acuerdan un plan de exhumaciones de víctimas del franquismo con un mapa de fosas actualizado.
| 20 septiembre, 2018 11.09
Julio Embid anuncia un nuevo impulso a la Memoria Histórica en Aragón este año
El director general Julio Embid, primero a la derecha, en la Conferencia Sectorial de Memoria Histórica celebrada en el Ministerio de Justicia. Foto: DGA

El director general de Relaciones Institucionales y Desarrollo Estatutario del departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón, Julio Embid, anunció este miércoles en Madrid ante los responsables del Ministerio de Justicia español y de los gobiernos territoriales el impulso que Aragón piensa dar a la Memoria Histórica este mismo año una vez se apruebe el próximo mes de octubre la Ley de Memoria Democrática aragonesa.

Embid ha asistido junto a Víctor Lucea, asesor del presidente aragonés, Javier Lambán, a la I Conferencia con los Departamentos Oficiales para la Memoria Histórica de los gobiernos territoriales convocada en Madrid por la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y el director general de Memoria Histórica, Fernando Martínez. Se trata de la primera reunión sectorial desde que se aprobó a finales de 2007 la ley estatal de Memoria Histórica, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura.

Los gobiernos español y territoriales acuerdan un plan de exhumaciones de víctimas del franquismo con un mapa de fosas actualizado

En esta I Conferencia se acordó la actualización del mapa de fosas de víctimas de la Guerra Civil y del franquismo para diseñar planes cuatrienales de exhumaciones lideradas por el Estado español. Según explicó Fernando Martínez, también se estudiará la creación de un banco de ADN de personas desaparecidas a nivel estatal, aunque ha pedido no poner “excesivas expectativas” debido a su complejidad técnica.

Martínez ha precisado que en el mapa actual constan 2.470 fosas pero faltan centenares ya localizadas, lo que revela el “esfuerzo” conjunto que deben realizar los gobiernos territoriales y el Ministerio de Justicia para actualizar ese mapa “porque no podemos programar actuaciones de planes anuales y cuatrienales de exhumación si no sabemos las fosas que hay”, ha comentado.

En la reunión, celebrada en la sede del Ministerio de Justicia, se ha apostado asimismo por realizar un censo de víctimas, “chequear” los monumentos en los que pervive simbología franquista y realizar un censo de edificaciones construidas por batallones disciplinarios y prisioneros.

Martínez ha ratificado que el objetivo del Estado español -lo que incluye a todas las administraciones, desde el Gobierno español a los territoriales, las diputaciones y los ayuntamientos- es “liderar las exhumaciones”, aunque ha reconocido que habrá que esperar a los próximos presupuestos generales del Estado para que las políticas de memoria histórica cuenten con recursos, ya que la partida actual, heredada del Gobierno de Rajoy, es “cero”.

Tras el saludo de la ministra y la presentación realizada por su director general, ha habido un turno de palabra de las y los representantes de los gobiernos territoriales, que Embid ha aprovechado para avanzar que tras la próxima aprobación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón está previsto crear antes de final de año un Servicio Memoria Democrática en el Departamento de Presidencia dentro de su Dirección General.

Este Servicio tendrá entre cinco y diez trabajadores y trabajadoras, “en puestos que se cubrirán mediante un proceso de reestructuración interna y por tanto sin incrementar el gasto de personal”, y se ocupará, entre otras cuestiones, de la creación de un Mapa de Lugares de Memoria y de un banco de ADN de personas represaliadas de la Guerra Civil y la Dictadura franquista, la presentación de una web de “Memoria Democrática” donde pueda dirigirse la ciudadanía aragonesa, y la elaboración del “Censo de Símbolos contrarios a la Memoria Democrática” que cabrá suprimir del espacio público.

Además, Embid ha explicado que el Gobierno de Aragón constituirá la “Comisión Técnica de Memoria Democrática” el año que viene junto a asociaciones memorialistas, representantes de la Universidad de Zaragoza, del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) y expertos del ámbito de la historia, la arqueología y la archivística.

El director general ha declarado que los encuentros sectoriales sobre Memoria Histórica inaugurados este miércoles en el Ministerio de Justicia en Madrid son “fundamentales para aumentar la colaboración” entre los gobiernos territoriales “bajo la coordinación del Gobierno español”.

“Por ejemplo, en materia de fosas comunes, tanto para la exhumación de víctimas aragonesas sepultadas fuera de Aragón como para víctimas procedentes de otros territorios que se encuentren en Aragón”, ha destacado. Igualmente ha señalado en este sentido que “no resulta óptimo, en esta materia, disponer de 17 bancos de ADN para identificación de las víctimas”.

Aragón entre los primeros territorios con regulación propia

Por otra parte, el director general de Relaciones Institucionales ha expresado el apoyo del Gobierno de Aragón al español en la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. “Ante el auge de las ideas fascistas en otros lugares de Europa –ha declarado Embid-, resultan muy importantes las políticas reparadoras que recuerden qué pasó en Aragón y en España entre 1936 y 1975”.

La Ley de Memoria Democrática que está previsto que aprueben las Cortes el próximo mes de octubre sitúa a Aragón entre los primeros territorios con regulación propia en esta materia e incluye, entre otras, políticas de exhumaciones, callejero, ayudas a asociaciones o rutas de memoria democrática. “Han sido casi dos años de proceso legislativo caracterizado por el rigor académico y la participación ciudadana a través de las asociaciones memorialistas. La memoria económica aparejada a la Ley cuenta con 700.000 euros para poner en marcha las primeras disposiciones este mismo año una vez se apruebe la norma”, ha apuntado Embid.

Entre tanto, el director general ha afirmado que “el Gobierno de Aragón ha desarrollado numerosas acciones, sobre todo en el ámbito cultural, aunque no sólo”. En este sentido, ha recordado que “el 27 de junio comenzó la política de reparación con el Monolito de la Bolsa de Bielsa, precursor de los Lugares de Memoria previstos en la Ley. El 13 de julio se aprobó el decreto por el que crea el Museo de la Guerra Civil. Batalla de Teruel, que será el primer gran centro expositivo del país sobre la contienda”.

Embid también ha recordado que se conmemoraron el Bombardeo de Alcanyiz hace 80 años, una tragedia con cientos de víctimas por la que se establecerá en la Ley el 3 de marzo como Día de la Memoria Democrática en Aragón, y el 80º aniversario de la Batalla de Caspe, donde se inauguró un monumento a las Brigadas Internacionales que combatieron en esta localidad en marzo de 1938.

“Publicaciones de libros, jornadas, exposiciones, webs, colaboración en un documental, declaraciones de Bienes de Interés Cultural (BIC) para la protección del patrimonio de la Memoria, encuentros con otros territorios, presentaciones en Bruselas y respaldo a las asociaciones completan el extenso campo de actividades desarrolladas hasta ahora por el Gobierno de Aragón en esta materia”, ha concluido Embid.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza, con Zaragoza en Común al frente, ha hecho importantes avances para recuperar la memoria y luchar contra el olvido: el impulso de programas de investigación y difusión o la apertura de la oficina de atención a las víctimas del franquismo, entre otras iniciativas.

Aún queda camino por recorrer

Sin embargo, aún que se están dando pasos en la buena dirección, todavía queda mucho camino por recorrer ya que, como recordaba el periodista Eduardo Bayona en un artículo publicado en este Diario Libre, más de 70 municipios aragoneses, uno de cada diez, mantienen símbolos franquistas y siguen dedicando calles y plazas a los responsables de la sublevación militar de 1936 y la posterior dictadura franquista.

Además, muchas asociaciones que trabajan de forma voluntaria por la recuperación de la memoria y en exhumaciones no cuentan con todo el apoyo necesario de las instituciones aragonesas, teniendo que sufragar gran parte de los gastos de sus bolsillos y de los familiares de las víctimas del franquismo. Y el pasado mes de marzo, PSOE, junto a PP y Ciudadanos, impidieron con su voto en el Congreso español, juzgar los crímenes del franquismo.

“Para que una sociedad sea plenamente libre, democrática y digna resulta imprescindible mirar al pasado bajo los principios memorialistas de verdad, justicia y reparación”, recordaban en un comunicado la Asociación Charata, la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica Batallón Cinco Villas y el Círculo Republicano Manolín Abad durante un acto público de reparación y homenaje a Rosario Malón Pueyo, vecina de Uncastillo asesinada por falangistas el 19 de agosto de 1936 en las Peñas de Santo Domingo, cuyos restos fueron recuperados y entregados a sus familiares este mes de agosto.

20 septiembre, 2018

Autor/Autora

Integrante del Consello d´AraInfo. @igoiz17


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR