Subportada Economía #FueNoticia2016 #conflictoCOA

Los educadores del COA denuncian a Intress ante Inspección de Trabajo por séptima vez en lo que va de año

Educadores en Lucha denuncia que trabajadores del COA no han sido dados de alta en la Seguridad Social, no se respetan los descansos laborales o el exceso de horas en jornada semanal. El colectivo, que lleva más de dos años en huelga indefinida, insisten en que "estas irregularidades son posibles por la permisividad de la Administración Pública".
| 12 diciembre, 2016 13.12
Los educadores del COA denuncian a Intress ante Inspección de Trabajo por séptima vez en lo que va de año
La plantilla del COA en una protesta durante esta huelga. Foto: Diego Díaz (AraInfo)

Los representantes laborales del equipo educativo del Centro de Observación y Acogida (COA) han presentado este lunes una nueva denuncia ante Inspección de Trabajo por las irregularidades laborales de Intress en la gestión de dicho centro. Esta es la séptima denuncia presentada en lo que va de año, habiendo ya confirmado este órgano en dos informes oficiales numerosas irregularidades laborales de la entidad catalana que gestiona el COA desde octubre de 2015.

En este séptimo documento se denuncian varios incumplimientos de descansos laborales entre jornadas. Educadores en Lucha destaca que en el último informe de Inspección de Trabajo la directora técnica del COA “reconoció haber incumplido este hecho en una ocasión excusándose en que en mayo Intress no disponía de bolsa de trabajadores suplentes”. Según esta versión, Intress no tenía profesionales para cubrir bajas, “sin embargo había dejado fuera del COA a varios educadores veteranos, de los cuales, cuatro interpusieron denuncia por despidos nulos”.

“La directora técnica del COA se comprometió con Inspección de Trabajo en que no volverían a repetirse incumplimientos de descansos laborales, sin embargo hoy han sido varias las situaciones denunciadas”, añade el colectivo que subraya que el caso “más flagrante de todos” es “el de un trabajador que pudo llegar a encadenar tres jornadas sin respetar los períodos de descanso establecidos en la legislación vigente”. Ante estos hechos, Educadores en Lucha expresa que “a nuestro juicio es evidente que en un escenario donde ha habido despidos, se aprovechan de que educadores nuevos acepten condiciones laborales irregulares para que sigan contando con ellos”.

En esta denuncia también se ha informado de un exceso de horas en jornada semanal. “Durante una semana una educadora llegó a trabajar hasta 52 horas semanales. Esta cifra supera las 45 horas, límite máximo que refleja el II Convenio Estatal de Reforma Juvenil y Protección de Menores cuando se produce la distribución irregular de la jornada”, añade el colectivo. También se han vuelto a denunciar casos de trabajadores sin dar de alta en la Seguridad Social. En los dos informes de Inspección de Trabajo lleva ya detectados cinco empleos irregulares, en referencia a trabajadores que en días sueltos no habían firmado su contrato ni habían sido dados de alta en la Seguridad Social.

Desde el colectivo de educadores y educadoras, que lleva más de dos años en huelga indefinida, insisten en que “estas irregularidades son posibles por la permisividad de la Administración Pública”. A este respecto denuncian: “Llevamos mucho tiempo informando de que la directora técnica no entrega a la dirección del centro de forma correcta los educadores que conforman los servicios mínimos. Es tal el caos que en muchas ocasiones ni el personal de recepción, ni de seguridad saben quiénes son los educadores que pueden acceder al centro a trabajar”.

Sin entregar el cuadrante de enero

Por otra parte, Educadores en Lucha critica que a día de hoy Intress todavía no ha entregado el cuadrante laboral del próximo mes de enero. “En su última reunión con los trabajadores en septiembre, los representantes de la entidad catalana informaron que a partir del pasado octubre iban a implantar una organización laboral con turnos fijos, que a nuestro juicio solo tiene por intención represaliar a los educadores incómodos”.

“Además -concluyen-, Intress manifestó que está implantación contaba con el conocimiento del director provincial del IASS, Eduardo Triad, algo que desmintieron públicamente fuentes del ejecutivo aragonés. Actualmente cuando se pregunta a la directora técnica por los turnos de enero, ésta justifica su demora a que esperan que el Gobierno de Aragón dé su aprobación”.

12 diciembre, 2016

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR