Deportes

Los 28 campos de fútbol municipales de Zaragoza ya cuentan con desfibriladores y maletines de reanimación cardíaca

La Concejalía de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza ha llevado a la práctica esta justa reivindicación de la iniciativa Ganando Vidas y de la Asociación Española contra la Muerte Súbita, promovida por Antonio Alcaide, padre del joven fallecido en 2014 cuando jugaba en el campo de fútbol de Ranillas.
| 14 junio, 2018 10.06
Los 28 campos de fútbol municipales de Zaragoza ya cuentan con desfibriladores y maletines de reanimación cardíaca
Foto: Miguel G. García (AZ)

Los 28 campos municipales de fútbol de Zaragoza cuentan ya con un desfibrilador semiautomático y un maletín de reanimación cardíaca, que podrían salvar la vida de una persona en una situación de parada cardiorespiratoria. El Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido para ello 42.563,40 euros a través de un contrato que incluye la adquisición de los materiales y once cursos de formación oficiales para 88 alumnos y alumnas.

Estos cursos, de 11 horas y para un máximo de ocho personas por sesión, están dirigidos fundamentalmente al personal de los clubes que gestionan los campos de fútbol, para que estén capacitados a la hora de afrontar una situación de parada cardiorespiratoria. La empresa especializada ANEK-S3, adjudicataria de este contrato, ya ha comenzado a impartir estos cursos. A principios de julio, todos los clubes contarán ya con personal capacitado para utilizar los desfibriladores.

El acto de presentación de los equipos ha tenido lugar este miércoles en el Campo Municipal de Fútbol de Ranillas, con la asistencia del concejal de Vivienda y Deporte, Pablo Híjar, y de Antonio Alcaide, representante de la Asociación Española contra la Muerte Súbita (AEMS) y padre de Raúl Alcaide, el joven de 21 años que en 2014 falleció en este mismo campo cuando disputaba un partido de Primera Regional.

También ha estado presente Jesús Gimeno, de la iniciativa Ganando Vidas, que actualmente está luchando para que la nueva Ley aragonesa del Deporte incluya la obligatoriedad de contar con desfibriladores en todos los centros deportivos del territorio, tanto públicos como privados.

El Ayuntamiento de Zaragoza se ha situado como referente a nivel territorial y estatal, atendiendo a las reivindicaciones de estas entidades y apoyando la iniciativa para hacer obligatoria su adquisición en todos los recintos deportivos. Los campos de fútbol se suman así al resto de instalaciones deportivas municipales (pabellones, piscinas de verano y equipamientos especializados) que ya cuentan también con aparatos de reanimación.

En concreto, los nuevos desfibriladores adquiridos con este contrato se han destinado a todos los campos de fútbol municipales a excepción de aquellos que ya lo tienen, suministrados por la Real Federación Español de Fútbol, por jugar sus clubes en Tercera División o Segunda B. Es el caso del CMF L’Almozara, gestionado por el CD Ebro, y desde esta próxima temporada los campos de Casetas y San Juan de Mozarrifar, recién ascendidos a Tercera.

El Ayuntamiento ha dotado también de nuevos equipos de reanimación al gimnasio Antonio Ochoa -ubicado en el Centro Deportivo Municipal Ciudad Jardín y en el que entrenan las Federaciones Aragonesas de Lucha y Halterofilia-; el Pabellón Deportivo Municipal Santo Domingo, gestionado por la Federación Aragonesa de Baloncesto; el Patinódromo, gestionado por la Federación Aragonesa de Patinaje; y el Campo Municipal de Béisbol.

14 junio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR