Mundo #RepúblicaCAT

Las y los presos políticos ya están en Catalunya

Después de tres días, el miércoles finalizaba el operativo policial para llevar a las y los presos políticos hasta Catalunya. Partidos y organizaciones independentistas convocaron concentraciones cercanas a las nuevas prisiones que congregaron a miles de hombres y mujeres y que exigían la libertad de las personas encarceladas.
| 4 julio, 2018 18.07 | Última modificación: 5 julio, 18.30 horas
Las y los presos políticos ya están en Catalunya
Foto: Lluis Toll (La Directa)

Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez, Dolors Bassa y Carme Forcadell durmieron la noche de este miércoles en cárceles catalanas. Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn serán trasladados la próxima semana.

El operativo que llevó a las y los presos políticos de Madrid a Catalunya no fue sencillo. Junqueras, Romeva, Cuixart y Sànchez, el lunes, pasaban a la prisión de Valdemoro, el martes a la aragonesa de Zuera y tras pasar a ser custodiados por los Mossos d’Esquadra en Brians II, Catalunya, se dirigían a la cárcel Lledoners en Sant Joan de Vilatorrada en dos coches sin ningún identificativo policial. A esta misma cárcel, serán trasladados las próxima semana Turull, Rull y Forn.

Por su parte, Bassa y Forcadell fueron trasladadas directamente de la prisión de Alcalá-Meco al penitenciario de Puig de les Basses en Figueres. Ambas salieron la mañana de este miércoles temprano y llegaban a las 16.00 horas a la nueva prisión.

Las y los presos políticos una vez en las respectivas prisiones de “acogida” fueron sometidos a una serie de trámites rutinarios. Identificación, revisión médica y entrevista con el equipo de la prisión. Más tarde fueron asignados a un modulo adecuado a su perfil.

Este ha sido el periplo que han pasado:


Recibimiento y concentraciones

Una vez las y los presos políticos “asentados” en las cárceles catalanas, las máximas autoridades del país llevaron a cabo una visita institucional. De este modo Quim Torra visitó a las 17.30 a los presos en Bagès, mientras que el president del Parlament, Roger Torrent, a la misma hora hacía lo propio con Dolors Basses y Carme Forcadell en Figueres.

Asimismo, a las 19.00 horas ANC, Òmnium y las familias de las personas presas convocaban dos manifestaciones en apoyo a las y los presos que concentraron a las puertas de ambos centros penitenciarios a miles de personas que lucían esteladas e insignias de color amarillo. Dada la situación de estas manifestaciones, Las concentraciones se realizarán cerca de los centros penitenciarios catalanes y por ello se ha llamado a la calma desde los partidos independentistas.

Txell Bonet, pareja de Jordi Cuixart escribía lo siguiente en su cuenta de Twitter: “Os pedimos no acercaros a las vías de acceso ni a los centros penitenciarios para poder hacer el traslado con tranquilidad y máxima seguridad”.

Al mismo tiempo, tal y como hacía el president de Òmnium, Marcel Mauri, se quiso recordar que “el acercamiento no es ningún gesto político, simplemente cumplir aquello fijado en la ley y por lo tanto ninguna concesión”. El mismo Mauri anunciaba por la tarde que el 14 de julio se realizará una manifestación unitaria en Barcelona que se espera que sea multitudinaria.

No fueron las únicas declaraciones desde el independentismo. Desde la CUP reiteró que “el acercamiento de los presos y las presas políticas responde a un acto de justicia que contempla la propia legislación española”. Además de esto, en un comunicado, la formación anticapitalista se exigía “la libertad sin condiciones” de las y los políticos independentistas.

4 julio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR