Altavoz

Las bombas de Arabia Saudí: La defensa de los puestos de trabajo o la guerra imperialista

| 24 septiembre, 2018 11.09
Las bombas de Arabia Saudí: La defensa de los puestos de trabajo o la guerra imperialista
El ministro Josep Borrell. Foto: Piutus (Wikipedia)

Tras el amago del gobierno para paralizar la venta de 400 bombas a Arabia Saudí, este ha vuelto a autorizar su venta después de que los medios de comunicación provocaran el miedo infundado de que la monarquía Saudí podría rescindir la compra de cinco corvetas a Navantia.

Esto no nos sorprende en absoluto puesto que la socialdemocracia del PSOE siempre ha seguido a rajatabla los intereses del IBEX y ha contado con el patrocinio de la monarquía en la venta de armas a regímenes como el saudí, sin tener en cuenta que cometan todo tipo de crímenes de guerra o a Israel, al que se le venden bombas de racimo.

España es la séptima potencia mundial en la exportación de armas representando un 2.9% de la venta a nivel global, 4.346,7 millones de euros en 2017. La mayoría se exporta a países del tratado imperialista de la OTAN siendo Arabia Saudí nuestro mayor comprador fuera de esta. Además, mientras el gasto militar sube a petición de la OTAN, sigue bajando el gasto en sanidad y educación y dos millones de personas en España no retiran medicinas prescritas por falta de dinero.

En el caso de la venta de armas a Arabia Saudí el capital nos presenta un falso dilema: por un lado la defensa de los puestos de trabajo aquí enfrentado, por otro lado al internacionalismo. El capital es muy hábil planteando este dilema, defendiendo los puestos de trabajo frente a los “idealismos” internacionalistas.

Pero la realidad es diferente. Es el capital el que es responsable del paro y la precariedad además de ser responsable de las guerras imperialistas de las que se enriquece de forma desmesurada.

Por ello, desde Marchas de la Dignidad en Aragón rechazamos los términos en los que se nos presenta este debate. Responsabilizamos al estado español por su servidumbre a las guerras de la OTAN y sus aliados y a las políticas económicas desindustrializadoras de la UE por convertirnos en país de turismo y paro.

Además condenamos la subida en el gasto militar impuesta por la OTAN mientras el gasto en sanidad y educación sigue recortado y las condiciones vitales de la clase trabajadora son socavadas cada día.

Por último, nos solidarizamos con el pueblo yemení en su lucha contra la invasión de las dictaduras salafistas del golfo pérsico.

cartel

24 septiembre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR