zLISTA Culturas Culturas

Las Armas en cifras: el presente y futuro cultural de Zaragoza concentrado en un solo espacio

210 actuaciones musicales, 15 proyectos de formación, 18 mercadillos, 10 festivales de música y 2 restaurantes, que han convocado a 4.500 asistentes a conciertos y 69.000 personas reunidas en los mercadillos zaragozanos organizados en Las Armas
| 11 enero, 2018 17.01
Las Armas en cifras: el presente y futuro cultural de Zaragoza concentrado en un solo espacio
Slap Indoor en Las Armas.

Lunes, empezamos la semana con las clases de interpretación o de danza. Martes, vino y cine francés. Miércoles, menú del día con cuajada cremosa de chocolate negro y arroz inflado de postre. Jueves, al soul de terraceo que alargamos con un concierto gratuito de Dorian. Viernes, teatro que acaba con cena inspirada en Tarantino. Sábado, festival con un poco de electro-disgusting de Las Bistecs. Domingo, vermú, mercadillo vintage y un poco de danza callejera.

¿De qué ciudad se trata? ¿Quién es capaz de organizar todo esto? La respuesta a la primera pregunta es que podría ser cualquier capital europea; la respuesta a la segunda, queda más cerca: Las Armas en Zaragoza. Escuela de formación, centro cultural y referente gastronómico. Todo esto es Las Armas.

Las Armas cierra 2017 con un balance muy positivo. Positivo, no solo para la organización privada que lo gestiona y le da sentido -El Fantasma Producciones-, sino para toda la ciudadanía aragonesa. 210 actuaciones musicales, 15 proyectos formativos, 2 restaurantes, 10 festivales de música que han reunido a 4.500 personas y 18 mercadillos que, entre todos, han concentrado a otras 69.000 personas.

Estos números, más que cifras, conllevan para los maños cursos de idiomas, danza, interpretación e, incluso, un campus infantil de rock. Suponen, además, que a Zaragoza vengan músicos tan dispares y reconocidos como Cristal Fighthers, Fred Wesley o Rayden. Y que los domingos haya siempre plan de mercadillo, ya sea con productos aragoneses en el Mercado de Temporada o con tesoros retro en las mañanas de Placica Vintage. No olvidemos los festivales. Slap! Indoor fue el más multitudinario con 800 asistentes, pero atrás no se quedaron la psicodelia del Zaragoza Psych Fest con 450, ni las risas en la noche de Reyes con el festival Swing King; ni el blues, ni el reggae, ni siquiera el Rock and Roll de Elvis.

En el epicentro de la ciudad, Las Armas se ha convertido en un imprescindible para aquellos que lo conocen, y en un obligado para los que todavía no se han dejado caer. Un catalizador de cultura cuyo objetivo es promover el amor a Zaragoza a través del ocio, la formación y una programación única. Única, no sólo por su valor artístico sino también por el valor que supone sacarla adelante con una financiación privada que apuesta por una intensa y variada programación, a veces, incluso arriesgada. Pero es su “obligación”, dicen desde la organización, “poner a disposición de la ciudad las propuestas más interesantes e innovadoras del momento; todo lo que muchos no se atreven a programar porque no es comercial, a riesgo algunas veces de perder dinero. Porque nuestra sostenibilidad pasa por taquilla. Si no pagan entrada, no entra dinero. Al contrario de lo que muchos piensan, ya que creen que se trata de un espacio municipal”. Para sacar adelante este titánico proyecto el equipo cuenta con diez personas comprometidas y apasionadas, distribuidas entre dirección, comunicación, formación, técnicos y administración. Además, todo el equipo de cocina y sala de sus dos fórmulas gastronómicas: el Restaurante Las Armas, con el chef Luis Bernad al frente, y el recién inaugurado El Buque, una barbacoa urbana al aire libre muy singular.

El 2017 les ha traído el éxito que llevaban tiempo cosechando y si preguntas por el 2018 a su director, Sergio Vinadé, el objetivo es claro, “seguir trabajando en la formación y poder ampliar la oferta cultural en otras disciplinas artísticas como el circo, la danza o el teatro”. “Está claro que hemos ganado popularidad, sobre todo, con conciertos eventuales con un recibimiento increíble, además de los mercados, la Escuela de Rock y el Film-Nic que también han sido muy seguidos. Pero, como siempre, todavía queda mucho por hacer”.

Las Armas está alumbrando a una parte de la ciudadanía maña que antes no tenía donde encontrarse, pero también animan a la otra parte para que “vayan a conciertos de reggae, indies, de rap o de lo que sea”. Para conseguirlo, el trabajo y la oferta están, y cada vez es más potente, pero todavía se necesita un “apoyo mediático e institucional transcendente”. Sin embargo, la iniciativa privada en Zaragoza ha venido para quedarse y Las Armas lo ha demostrado este 2017. Zaragoza es ciudad de Goya, del Plata, del Pilar y del Tubo y, desde que Las Armas se instauró, también lo es de festivales, teatro, rock y mercadillos.

11 enero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR