Mundo

La xenofobia se hace fuerte en Hungría

El conservador y xenófobo Viktor Orbán consiguió este pasado domingo una victoria aplastante en las elecciones celebradas en Hungría con el 48,9% de los votos. Asimismo, el partido ultraderechista Jobbik, liderado por Gábor Vona, alcanzó el 20%.
| 9 abril, 2018 10.04
La xenofobia se hace fuerte en Hungría
Viktor Orbán. Foto: Wikimedia Commons

El gobernante partido Fidesz, del xenófobo y conservador primer ministro Viktor Orbán, logró este domingo una aplastante victoria en las elecciones generales celebradas en Hungría, con el 48,9%, según el 95% de los votos escrutados.

Asimismo, y según la Oficina Electoral de Hungría, el partido ultraderechista Jobbik, liderado por Gábor Vona, alcanzó el 20%, y la coalición de izquierdas, formada por los socialdemócratas y ‘Diálogo’ que apoyó a Gergely Karácsony con un 12%.

Con estos datos, el Fidesz no sólo logra cuatro puntos porcentuales más que en el año 2014 sino que podría conseguir la mayoría de dos tercios en el Parlamento, con 133 escaños. El Jobbik, por su parte, obtendría 27 escaños, la coalición izquierdista 20, la Coalición Democrática 9, mientras que los ecologistas del LMP tendrían 7.

Orbán confirmó en Budapest su triunfo electoral, el tercero consecutivo después de 2010 y 2014, y subrayó que el resultado es una “gran victoria para Hungría, que ahora podrá seguir en su camino iniciado, para poder defender al país”.

“Ganamos”, comenzó su discurso el primer ministro y agradeció el apoyo “y la fidelidad” de los y las votantes y militantes del Fidesz. “La [alta] participación pone entre comillas todas las dudas”, enfatizó el primer ministro, en alusión al estimado 70% de los ciudadanos y ciudadanas con derecho de voto que acudieron este domingo a las urnas, mucho más que lo vaticinado por las personas expertas.

El analista del Instituto Political Capital, Róbert László, explicó en la televisión privada RTL Klub que el resultado se debe entre otras cosas a que “el Fidesz pudo movilizar a los votantes en las localidades más pequeñas”.

Cabe recordar que en su campaña electoral el Gobierno y Orbán mantuvieron un discurso xenófobo y en contra de la inmigración y las personas refugiadas, que constituyó su único mensaje. El primer ministro defiende el modelo de una “democracia iliberal” y se ha enfrentado varias veces por ello a la Comisión Europea, que critica su forma autoritaria de gobernar.

Dimisiones

Por su parte, el líder del partido ultraderechista Jobbik desde 2006, Gábor Vona, anunció su dimisión al no lograr la victoria en dichas elecciones, tal y como había anunciado. “El Jobbik ha demostrado que es el mayor partido de la oposición”, aseveró Vona, en alusión a los resultados que lo confirman como segundo partido en el Parlamento.

Igual que Vona, la dirección del partido socialdemócrata MSZP anunció también su dimisión después de conocer los resultados, según informó el líder de la formación, Gyula Molnar. “Nos hacemos responsables de lo que ha sucedido y aceptamos la decisión de los votantes”, recalcó Molnar durante una rueda de prensa.

El único logro de la oposición en estos comicios fue que en la capital, Budapest, se ha llevado la mayoría de los escaños.

9 abril, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR