zPORTADA Culturas Culturas Agenda

La web Truca-Truca acerca las tradiciones de la noche de almas o nuei d’almetas en Aragón

Las lamparillas encendidas que flotan, los conjuros de brujas, las judías mágicas y las calabazas no llegaron con la televisión estadounidense, llevan en Aragón desde hace siglos. Esta página web acerca actividades y materiales didácticos para aprender cómo celebran la Noche de ánimas en Radiquero, Trasmoz y muchas otras localidades aragonesas.
| 2 octubre, 2018 13.10
La web Truca-Truca acerca las tradiciones de la noche de almas o nuei d’almetas en Aragón
Radiquero. Foto: Chusé Bolea.

Fuego de velas, lamparillas encendidas, calabazas alrededor de una cruz de piedra y conjuros de brujas. Estas son algunas de las escenas que las localidades aragonesas vivirán la noche del 1 de noviembre, la noche de ánimas o Nuei d’almetas y que han quedado recogidas en la web “Truca Truca”, una página de recursos didácticos sobre la cultura y tradiciones de Aragón creada por la Dirección General de Política Lingüística para dar a conocerlas a escolares y familiares.

Esta plataforma permite al profesorado, alumnado, asociaciones y particulares que lo deseen disponer de materiales didácticos y actividades para trabajar las tradiciones aragonesas vinculadas, en este caso, a Todos los Santos. Los materiales se dividen por ciclos educativos.

En Aragón ha permanecido durante siglos la tradición de recordar a quienes ya se han ido en la Noche de ánimas, de difuntos o Nuei d’almetas. La ancestral costumbre celta fue adaptada por el imaginario cristiano para seguir manteniendo la necesidad de los seres humanos de comunicarse con las almas de sus seres queridos.

A lo largo de Aragón, se repiten los símbolos y ritos en torno a esta noche. Por ejemplo, era costumbre fabricar las lamparillas con un trozo de mecha que se colocaba encima de un círculo de cartón. Después se echaba aceite en un plato y se colocaba el cartón con la mecha sobre el aceite para que la lumbre flotase encima.

Pero también, aunque actualmente parezca una costumbre importada de la cultura norteamericana, las calabazas vaciadas y con una vela en su interior han formado parte de la tradición aragonesa desde hace siglos.

Además, se recogen tradiciones como la de colocar un plato de judías sobre la mesa, que representaba el modo de comunicarse con las almas de los difuntos y de saber que números de misas deseaban que se realizasen en su memoria.

“Truca-Truca” desarrolla contenidos educativos para otras festividades tradicionales como Navidad o Carnaval y están disponibles en castellano, aragonés y catalán.

En la web se cuentan experiencias como las de Radiquero, el lugar de Aragón donde mejor y con más fuerza se ha conservado la tradición de la Noche de ánimas, o como se le denomina en aragonés, Nuei d’almetas. Allí se buscan por el pueblo almetas y totons.

Ambos representan a almas en pena que han dejado el mundo de los vivos, pero no han logrado entrar en el de los muertos a causa, seguramente, de tener algo pendiente que terminar en este mundo. Poco después, doña Severa lanza su discurso a los presentes.

En Lopinyén/Lupiñén hay una marcha nocturna de almetas y la protagonista de la noche es l’abadesa, una mujer nacida en Aniés, acusada de brujería y ejecutada en Uesca en 1574.

Y Trasmoz se llena de calabazas a través de las que se puede ver la luz de las velas. La noche en esta localidad termina en el castillo con una queimada y un conjuro. Otros lugares que recuerdan esta fecha son Adauesca, Almonacir/Almonacid de la Sierra, Alquezra/Alquézar, Ayerbe, Ambel, A Fueva, Bagüés, Graus, Bardallur, Fréscano o Salas Altas.

Toda la información se puede consultar en: trucatruca.lenguasdearagon.org/trucaalmetas/

2 octubre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR