Subportada Economía

La sanidad privada insiste en pedir 51 millones públicos para atajar las listas de espera en Aragón

La inversión del 2,7% del presupuesto de la sanidad aragonesa en ese plan de choque privado conllevaría un mayor deterioro del sistema público, aliviando el retraso en operaciones y pruebas radiográficas, pero desatendiendo otros sectores sanitarios duramente castigados con los recortes
| 3 noviembre, 2017 07.11
La sanidad privada insiste en pedir 51 millones públicos para atajar las listas de espera en Aragón
Foto: Pablo Ibañez (AraInfo)

Luis Mayero, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), además de consejero de Asisa Lavinia y delegado médico de Asisa Madrid, aseguraba en Zaragoza, durante la celebración de la mesa redonda “¿Tienen solución las listas de espera?”, ha insistido en el  “plan de choque” ofertado a la administración aragonesa con el que asegura que, previo pago de 51 millones de euros públicos, se podría ayudar a eliminar el problema de las listas de espera en Aragón, “en unos meses”.

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón (FADSP) no lo ve tan fácil. Desde esta asociación se vienen advirtiendo que las listas de espera en Sanidad son un problema multifactorial, que solo puede ser abordado desde actuaciones integrales de todo el sistema sanitario. “La experiencia de los planes de choque contra las listas de espera en nuestro país es bastante negativa porque suponen grandes costes y escasos resultados”, aseguran.

Desde la FADSP advierten que el coste estimado por los proponentes de – 51 millones de euros, que podría desviarse significativamente, al alza, como suele ser habitual en los contratos con el sector privado–, debería de salir de los actuales presupuestos sanitarios, ya de por sí castigados por los recortes, lo que derivaría en un deterioro mayor de la Sanidad Pública de Aragón. Lo que es lo mismo, desvestir un santo para vestir otro.

En la última década el presupuesto en Sanidad aragonés ha descendido un 23,5%. De los 2.318 millones de euros ejecutados en 2008 a los 1.774 presupuestados para este 2017, todavía sin conocerse el total del precio de ejecutado. En el conjunto del Estado español nada parece ir mejor. Los planes económicos del Gobierno español plantean una reducción de la inversión en Sanidad del 6 al 5,8 por ciento, a pesar de que, según el análisis de la OCDE en el documento “Panorama de la salud. Europa 2016”, desde el 2009, el gasto per cápita en Sanidad en el Estado, ha ido descendiendo, llevándolo a la cola de los países europeos, hasta el puesto 33.

Para la FADSP los recortes presupuestarios que afectan a nuestra Sanidad Pública, han supuesto carencias de personal –especialmente en la sanidad rural– y de medios, pues según advierten se suspenden intervenciones programadas por falta de material en un porcentaje significativo de casos. Sin embargo se sigue derivando a los centros privados, sin valorar la alternativa de realizarlo en el sistema público.

“La ausencia de incentivos profesionales, la doble dedicación de médicos y jefes de sección a la sanidad pública y privada, la falta de comunicación entre Atención Primaria y Especializada, que conlleva duplicidad de pruebas y consultas son otras causas que impiden la solución de las listas de espera en Aragón”, advierten desde la asociación en defensa de la sanidad pública.

Desde el sector privado se ve de otra forma. “La sanidad privada es un aliado estratégico para garantizar la sostenibilidad del sistema y el mantenimiento de una sanidad universal y nuestra propuesta se enmarca en el cumplimiento de nuestro objetivo de conseguir la mejor integración de los sistemas sanitarios público y privado”, aseguraba el pasado mes de septiembre Manuel Vilches, director de la Fundación IDIS, en su presentación del plan de choque para Aragón.

Las listas de espera no son algo coyuntural sino que revelan los males de fondo de nuestra sanidad pública, algo que desde la FADSP entienden que no puede “frenarse con planes de choque ni derivaciones a centros privados”. Para mejorar las listas de espera, el Gobierno de Aragón, entre otras medidas, debe mejorar el modelo de gestión, incorporar soluciones globales que mejoren el funcionamiento de la sanidad y crear mecanismos para facilitar la participación en distintos niveles de decisión de profesionales sanitarios y usuarios.

La inversión del 2,7% del presupuesto de la sanidad aragonesa en ese plan de choque privado conllevaría un mayor deterioro del sistema público, aliviando el retraso en operaciones y pruebas radiográficas, pero desatendiendo otros sectores sanitarios ya duramente castigados con los recortes impuestos tras la crisis económica de 2008.

Para la FADSP el aumento presupuestario debería destinarse íntegramente a la recuperación de la Sanidad Pública, garantizando la utilización intensiva y la mejora de los recursos, “porque es la manera más rentable económica y sanitariamente de abordar el problema e impedir el deterioro el sistema sanitario público a costa de favorecer los intereses económicos de los empresarios privados por encima de la salud de la población”.

3 noviembre, 2017

Autor/Autora

Miembro del Consello d'AraInfo. @maconejos


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR