SUBPORTADA Movimientos

La RAPA pide un nuevo modelo de depuración y que Olona sea el interlocutor en la mesa técnica

En la reunión mantenida con Javier Lambán este martes la RAPA ha exigido la derogación del ICA y un nuevo Plan de Saneamiento para Aragón. Por su parte el Gobierno de Aragón ha asegurado no tener “líneas rojas”, sin embargo se ha negado a una moratoria.
| 6 febrero, 2018 20.02
La RAPA pide un nuevo modelo de depuración y que Olona sea el interlocutor en la mesa técnica
Reunión mantenida entre el Ejecutivo aragonés y la Red de Agua Pública de Aragón el pasado mes de febrero.

La Red del Agua Pública de Aragón (RAPA) ha solicitado al Gobierno que sea el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, quien intervenga como interlocutor en la mesa técnica creada para reformar el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) e instaurar un nuevo modelo de depuración en el que los sobreprecios sean costeados por el Presupuesto.

El portavoz de la RAPA, José Ángel Oliván, que ha acudido a la reunión junto con Maribel Torrecilla, Enrique Gracia y Joaquín García, ha apreciado “receptividad” en el Ejecutivo a la “mayoría” de las cuestiones que le han planteado, sobre las que el Gobierno ha afirmado que “coinciden con los criterios que tiene intención de poner en marcha”.

Este colectivo apuesta por “planificar las próximas décadas de la depuración en Aragón”, algo que “exige un nivel de acuerdo político amplio” en las Cortes autonómicas para que los grupos políticos sean quienes pongan en marcha un nuevo modelo de depuración y su financiación.

La RAPA ha planteado dos exigencias, ha detallado Oliván, que sea el consejero Olona quien acuda a la mesa técnica porque “el nivel de interlocución debe elevar el rango” y “no solo hablar de retoques al impuesto, sino de todo el plan de depuración y del nuevo modelo que planteamos”, que darán a conocer este jueves en la reunión prevista de la mesa. Asimismo, el viernes por la tarde se ha convocado una asamblea ciudadana de la RAPA para ratificarlo públicamente y después se dará a conocer este jueves en la reunión prevista de la mesa.

Asimismo, el viernes, a las 19.00 horas en el Centro de Historias de Zaragoza, se ha convocado una asamblea ciudadana de la RAPA para ratificarlo públicamente y después se dará a conocer a las formaciones políticas de las Cortes. Esta asamblea servirá también para hacer una valoración de la campaña de recursos y de apuntes de futuras actuaciones.

Modelo propuesto por RAPA

La RAPA ha hecho entrega del modelo de depuración que pretende para Aragón en un documento en el que se desgrana con concreción algunos de estos aspectos, y que han entregado al Presidente de Aragón en  la reunión de este martes.

En primer lugar exigen establecer un punto cero en el actual modelo de gestión de la depuración en Aragón. Para ello piden se paralicen los procedimientos de licitación en marcha, basados en el modelo vigente del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración (PASD) para elaborar un nuevo plan que contemple como restricción la capacidad recaudatoria de los municipios.

Exigen también la supresión del ICA, así como una moratoria en su aplicación en Zaragoza y poblaciones sin depuradoras hasta la implantación de un nuevo modelo de financiación.

Además piden que no se utilice el modelo de gestión a través de concesión de obra pública, y la extinción del Instituto Aragonés del Agua.

Además piden al gobierno la reducción de los costes actuales del PASD y que devuelvan a los municipios sus competencias, siendo el Ejecutivo un apoyo en su gestión.

Para todo ello, han entregado a Javier Lambán una batería de propuestas de financiación en las que obligan a que los gastos suntuarios –aquellos que devienen de una mala concepción del PASD, por el sobre-dimensionamiento de las instalaciones, por el uso de tecnologías ineficientes y por el modelo de construcción y gestión utilizado– corran a cargo de los Presupuestos de Aragón.

En ese sentido instan al Ejecutivo a evidenciar y denunciar la corresponsabilidad de los gobiernos anteriores.

El Gobierno de Aragón asegura no tener “líneas rojas” para reformar el ICA pero advierte que no habrá moratoria

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha subrayado que en la negociación para la reforma del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) “no hemos puestos ningún límite, ni línea roja”, pero ha rechazado aplicar un moratoria, como pide la RAPA, porque “técnica y jurídicamente es imposible”.

Olona ha manifestado en declaraciones a los medios de comunicación que esto “no debe entenderse como una posición intransigente del Gobierno o de este consejero” porque “no es una cuestión de voluntad política, sino de que no nos podemos comprometer a hacer algo que es imposible”.

Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios de comunicación, tras reunirse, junto con el presidente de la Aragón, Javier Lambán, con la Red del Agua Pública de Aragón (RAPA), primero, y después con la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), que habían pedido este encuentro para hablar sobre el ICA. Las sesiones han tenido lugar en el Edificio Pignatelli, sede del Ejecutivo aragonés.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha asegurado que el Gobierno “comparte muchos puntos, tanto con la RAPA, como con la FAMCP”, algo que “constata” que “hay mucha desinformación y confusión”, al tiempo que ha subrayado la “responsabilidad” de ambas organizaciones, que acudirán a la reunión de la mesa técnica que se celebra este jueves para hablar sobre la reforma de este impuesto.

En el caso de la FAMCP, han solicitado “la necesidad de asegurar la solidaridad territorial”, ha relatado Olona, porque “estamos ante una cuestión de carácter autonómico en la que es imprescindible tener en cuenta todas las sensibilidades y especialmente la de todos los municipios de Aragón”.

Además, ha continuado, “todos estamos de acuerdo”, también la RAPA, “en que se trata de modificar una ley aprobada en 2014 por una amplia mayoría, prácticamente con la unanimidad de las fuerzas políticas”, y por eso cualquier cambio “se tiene que sustanciar en una modificación de la ley, algo que corresponde a las Cortes”.

6 febrero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR