Política

La magistrada decide mantener la medida cautelar dictada sobre el servicio 010 de Zaragoza

Fundamenta su decisión en el conflicto de intereses legítimos que existe entre las partes, en que no se vulnere el interés público ni la finalidad de la sentencia que en un futuro se pueda dictar y en la apariencia de buen derecho de las demandas
| 14 julio, 2017 17.07
La magistrada decide mantener la medida cautelar dictada sobre el servicio 010 de Zaragoza
Trabajadoras del 010 y el consejero Alberto Cubero en una rueda de prensa. Foto: Daniel Marcos (AZ)

En un auto dictado este viernes, la magistrada del juzgado Contencioso-Administrativo número 4 de Zaragoza ha decidido mantener la medida cautelar dictada el pasado 3 de marzo sobre el servicio 010 de Zaragoza y desestimar la modificación de medida cautelar solicitada por el Ayuntamiento de Zaragoza.

La medida cautelar dictada en marzo suspendía la decisión del Ayuntamiento de asumir la prestación del servicio de asistencia telefónica municipal 010, subrogando al personal de la empresa Pyrenalia Net Center S.L.

La magistrada adoptaba entonces la medida cautelar después de que la Confederación de Organizaciones Empresariales (CEOE) de Aragón presentase un recurso contencioso-administrativo contra el Acuerdo del Ayuntamiento de Zaragoza.

En su auto de este viernes desestima la solicitud de modificación de la medida cautelar por entender que ello afectaría a la finalidad legítima de los recursos interpuestos y haría imposible, o sumamente difícil, la ejecución de la sentencia que se pueda dictar, además de que la modificación de la medida podría afectar gravemente al interés público.

Mientras, las catorce trabajadoras en el Servicio Municipal de Atención Telefónica del 010, el servicio mejor valorado por la ciudadanía de Zaragoza, continúan acumulando retrasos de pagos en las nóminas, habiéndose visto incluso cambiadas de empresa durante este tiempo, a otra dentro del grupo Pyrenalia.

Sin embargo, para la magistrada las demandas presentadas “tienen una intensa apariencia de buen derecho”. Argumenta que otra de las razones es “la colisión de intereses de las partes que, siendo todos ellos legítimos, no puede entenderse que unos prevalezcan frente a los de los otros, ni que los de todos ellos puedan prevalecer frente al interés público”.

Al hablar de intereses privados, la juzgadora se refiere a que deben tenerse en cuenta, tanto los intereses de las trabajadoras del servicio de Atención Telefónica 010, a través de la empresa Pyrenalia, como los de otros trabajadores del Ayuntamiento, personados en la causa como recurrentes a través del Sindicato STAZ, y los de terceros, posibles aspirantes a una plaza municipal que confían en que la convocatoria de procesos selectivos se haga efectiva bajo los principios de mérito y capacidad. Recursos que pasarían por encima de los 19 años de servicio y experiencia de algunas de estas trabajadoras.

14 julio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR