Altavoz

La fiesta porcina

“Polvo, niebla, viento y sol……y donde hay agua una huerta”, así describía nuestro Aragón José Antonio  Labordeta en una de sus canciones. Ahora donde hay agua (y si no la hay se saca de donde haga falta)… Una macrogranja de cerdos. Viaja una por Aragón y las ve a cada lado, Teruel, las Cinco Villas,...
| 19 septiembre, 2018 07.09
La fiesta porcina
Loporzano sin ganaderia intensiva. Foto: AraInfo.

“Polvo, niebla, viento y sol……y donde hay agua una huerta”, así describía nuestro Aragón José Antonio  Labordeta en una de sus canciones.

Ahora donde hay agua (y si no la hay se saca de donde haga falta)… Una macrogranja de cerdos. Viaja una por Aragón y las ve a cada lado, Teruel, las Cinco Villas, la Hoya de Huesca. Batimos récords. Tocamos a casi 9 cerdos  por habitante. Y seguimos. Labordeta cambiaría la letra si pudiera.

El pestazo a purín es insufrible en muchos de nuestros pueblos, pero debemos aguantar, nos dicen… Por el bien del empleo… ¿Qué empleo? ¿Cuánto empleo? Yo más bien veo que a mayor número de  granjas, mayor despoblación en una comarca. Está claro; ¿Quién va a querer vivir, o ir de turista,  oliendo a cerdo todo el día? Por no hablar de las aguas contaminadas. Y así las casas que los aragoneses tienen en sus pueblos se devalúan de día en día, porque tampoco  nadie las va a querer comprar. Tema importante éste, del que nadie habla.

Oigo que se reúnen los políticos con “el porcino”, para asegurar “el futuro del sector”, dicen ¿Y el futuro de nuestro territorio? Dios nos coja confesados. Veo venir más ayudas públicas y una legislación a medida de las empresas Integradoras. Y la carde de cerdo a 5 euros en el supermercado; que eso queda muy “democrático”, pero ¿Qué carne?

Mientras tanto la apuesta por una ganadería extensiva, respetuosa con el medio ambiente y creando más empleo en pequeñas explotaciones no interesa. Se desincentiva activamente. Sin embargo la carne y el jamón de alta calidad, al margen de la ganadería industrial,  son el futuro en Europa. Y podrían serlo aún más en un Aragón donde  no andamos escasos de tierras pobres y baldías. Pero es más cómodo subvencionar el porcino industrial.

Bravo por esos pocos ganaderos que resisten con pequeñas explotaciones  de producción ecológica, empresarios  jóvenes  y entusiastas de su negocio, verdaderos héroes en esta sociedad del “low cost” y del “infraempleo”. Ellos crían la carne y los huevos que yo quiero comer.

19 septiembre, 2018

Autor/Autora

Integrante de la Asociación Loporzano Vivo (@platafloporsin)


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR