Altavoz

La FABZ ante la avería del azud del Ebro

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza ya nos manifestamos en su momento en contra del azud ahora averiado. En su momento quiere decir cuando, con motivo de la Expo 2008, se decidió construirlo. Todos recordarán aquellos momentos: todo eran prisas, había que tomar decisiones urgentes para llegar a tiempo a la fecha señalada,...
| 4 julio, 2017 10.07

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza ya nos manifestamos en su momento en contra del azud ahora averiado. En su momento quiere decir cuando, con motivo de la Expo 2008, se decidió construirlo. Todos recordarán aquellos momentos: todo eran prisas, había que tomar decisiones urgentes para llegar a tiempo a la fecha señalada, no había tiempo para el debate sosegado y plural sobre lo que se debía hacer o no. Tampoco lo había para los pertinentes y obligados estudios de impacto ambiental que se realizaban y se aprobaban de la noche a la mañana. Y siempre con el mismo resultado: el de tirar de hormigonera y de cemento para “modernizar” la ciudad y “ponerla en el mapa”. Y el que no estaba de acuerdo era tildado de aguafiestas y de paleto.

El resultado de aquellas prisas, de aquellos urgentes estudios y de aquella modernidad todos lo conocemos. Y si no se lo podemos preguntar al concejal de Hacienda del Ayuntamiento o al Tribunal de Cuentas de Aragón: la ruina económica que arrastramos desde hace 9 años, un sangrante endeudamiento que no sabemos hasta cuándo durará, y una larga lista de edificios que no sirven para nada pero que hay que mantener a costa de todos.

Y ahora, con la avería de una de las compuertas de ese azud que nos costó más de 25 millones de euros, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado por mayoría, con el voto en contra de ZEC y CHA, una moción que reclama “proceder a la reparación inmediata” –cito textualmente- la avería.

Pues bien, ¿vamos a tropezar dos veces en la misma piedra, en el mismo hormigonazo? No soy, no somos en la FABZ, expertos hidrólogos, naturalistas o biólogos, pero haberlos los hay en esta ciudad. No sabemos si lo que dijimos entonces: que las aguas estancadas provocarían la proliferación de algas, suciedad y mosquitos –no conocíamos entonces todavía al mosquito tigre ni a la mosca negra que estos días han llenado por sus picaduras a tantos vecinos los ya de por sí saturados Centros de Salud.

No me atrevería a asegurar, digo, o en qué proporción, esas aguas que ahora vemos infectadas de algas y mosquitos se deben al efecto del azud. Pero expertos habrá que con tiempo y buenos estudios lo puedan determinar.

Afirman los partidarios de reparar y dejar las cosas como estaban –estancadas- que ya había informes que avalaban el azud. Pero nos preguntamos si serían del mismo rigor y calidad que los que avalaron el Pabellón Puente, la Torre del Agua, el pabellón de España, el de Aragón, el canal de aguas bravas, el túnel de la autopista, las telecabinas…, y otros tantos desaguisados que a la vista de todos están, sumideros de cientos de millones de euros.

Por eso nos parece una OPORTUNIDAD que esta avería dé lugar a que se estudien ahora, con rigor y seriedad, los efectos del azud y las diferentes opciones que se puedan plantear tanto para paliar la actual situación de pura higiene y salud pública, como para mantener los usos de disfrute del agua y de las riberas para todos y todas.

Digo todos y diferentes opciones, pues en la moción presentada se habla de piragüistas, remeros y deportistas de élite (el otro día unas decenas de ellos se manifestaron entre las “cuqueras” del río). Y quiero recordar lo que también dijimos entonces: siempre se ha practicado el remo y el piragüismo en el Ebro, incluso había competiciones de lanchas motoras, que ya solo algunos recordamos haber visto. Creo que casi es centenario el Club Helios, y son muchos los deportistas de élite que ha dado a la ciudad. Y sin azud. Sin azud, con la lámina que proporcionaba la simple losa del Puente de Piedra. Simple y tan barata, a distancia infinita de los más de 25 millones de euros que costó la construcción de este azud y los más de 400.000 anuales que cuesta su mantenimiento.

Quiero decir que puede haber soluciones que tengan en cuenta a todos. A todos menos al mosquito tigre y la mosca negra, claro. Con tranquilidad, sin urgencias, con estudios, con expertos, con diálogo.

Y busquen los ponentes de la moción otro argumento que los deportistas de élite. Repito: recuerden los piragüistas de élite que hemos tenido sin azud, y piensen que no creo que les valga como argumento a los miles de personas que han tenido que ir con sus abones encendidos a los Centros de Salud.

4 julio, 2017

Autor/Autora

Presidenta de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ). @bojnieves


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR