Mundo #RepúblicaCAT

La CUP señala que han abierto “un nuevo frente político y judicial para visibilizar e internacionalizar el conflicto”

La CUP considera que el Tribunal Supremo "no es una jurisdicción competente y que no reúne las garantías de imparcialidad e independencia". Así lo han explicado en una comparencia pública realizada en la tarde de este martes en Barcelona, después de que se conociese que Anna Gabriel se encuentra en Ginebra y no se presentará a la citación que tiene en el Tribunal Supremo.
| 20 febrero, 2018 19.02
La CUP señala que han abierto “un nuevo frente político y judicial para visibilizar e internacionalizar el conflicto”
La diputada de la CUP, Maria Sirvent, durante la comparencia. Foto: @cupnacional

La diputada de la CUP Maria Sirvent ha manifestado que “hay muchos indicios que apuntan a creer que si la exdiputada, Anna Gabriel, asistiera a la citación de este miércoles, sería detenida y encarcelada, del mismo modo que lo han sido otras electas y representantes de la sociedad civil perseguidos en una misma causa”.

Según la CUP se trata “de una causa general que persigue las ideas y los proyectos políticos, con la voluntad de humillar y de venganza”, y “no los hechos, tal como demuestran las recopilaciones del juez Llarena que son llenas de referencias a la ideología de los investigados”.

En este sentido, la CUP manifiesta que “la estrategia de defensa ante la represión del Estado español y de sus tribunales es una reivindicación política del 1 de octubre y de la tarea de sus diputadas durante los últimos dos años”.

Por este motivo, han apuntado, las dos ex diputadas investigadas en este proceso, Mireia Boya -que declaró la semana pasada en el Supremo– y Anna Gabriel, han optado “por una estrategia con dos vertientes: la primera, con la defensa política ante el juez Llarena al Tribunal Supremo y la segunda, con la voluntad de visibilizar e internacionalizar el conflicto”.

Por lo tanto, según ha afirmado la CUP “el exilio de Anna Gabriel responde al objetivo de favorecer la entrada de actores internacionales y de mostrar, gracias a la jurisprudencia de los órganos de Naciones Unidas, que una orden de prisión dictada por actos relativos al ejercicio de la libertad de expresión y de reunión pacifica constituyen una detención arbitraria”.

“Anna no ha huido, ha buscado refugio como tantas otras personas a lo largo de los años para evitar la persecución política. Hemos abierto un nuevo frente político y judicial para hacer de espejo de todas las vulneraciones de derechos básicos que hay en el Estado español”, ha asegurado el exdiputado Benet Salellas.

La CUP también ha hecho un llamamiento a participar en “todas las movilizaciones que se organicen para apoyar a las represaliades por la causa general y a colaborar con la caja de resistencia de la campaña ‘Ni una más”.

20 febrero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR