Mundo #RepúblicaCAT

La CUP decepcionada con la declaración de independencia del govern

La portavoz de las CUP ha mostrado la disconformidad de su grupo con la suspensión de la República catalana realizada por Carles Puigdemont, "nosotros no podemos suspender los efectos de nada", pues "nosotros no somos un actor principal en la historia de este país, lo es la gente". En una rueda posterior a la firma de la declaración de independencia, Quim Arrufat ha hecho evidente la decepción de la CUP con el govern.
| 10 octubre, 2017 21.10
La CUP decepcionada con la declaración de independencia del govern
Foto: CUP

Anna Gabriel, visiblemente decepcionada con la declaración de Carles Puigdemont, ha comenzado su declaración recordando a toda la gente que estaba a las puertas de las Ciudatella, y que tras la petición de suspensión, comenzaba a desalojarla. También a aquellas personas que en las plazas de otras poblaciones esperaban la declaración de la independencia de Catalunya.

Gabriel ha advertido que han tenido que cambiar su declaración tras conocer el texto que Puigdemont iba a leer en el pleno. La declaración, que iba a ser conjunta, se iba a dirigir a los millones de personas que estaban viendo el Pleno. Habían preparado una declaración para el mundo.

“Una intervención que procedía de lo que entendíamos que tenía ser la declaración solemne de la república catalana” y “hemos perdido esa ocasión”, ha advertido la portavoz de las CUP, asegurando que la declaración de la República Catalana es “el único medio de negociación con el Estado español”.

Gabriel se ha mostrado muy crítica con la suspensión ofrecida por Puigdemont, pero también con las instituciones españolas. “Teníamos ganas de explicar al mundo esa extraña Constitución española que defiende la ultraderecha”, así como la idiosincrasia del Tribunal Constitucional, al que ha achacado una clara tendenciosidad política. También ha recordado la necesidad de que el mundo conozca el deseo de poder haber celebrado un referéndum como en Quebec o Escocia y no entre las lamentables escenas de violencia que se vivieron, ocasionadas por un operativo salvaje que obligó a que más de 800 personas tuvieran que recibir atención médica.

Por todo ello, Gabriel, ha recordado que con el Estado español con el que se quiere negociar desde las instituciones catalanas es el mismo que ejerce la censura, que asalta instituciones y que amenaza. Ha afirmado que Catalunya es una república “acechada por el estado y por la ultraderecha impune”, momento en el que ha recordado los lamentables hechos acaecidos en Valencia este 9 de octubre. Si ha de haber un diálogo tendrá que ser “entre iguales”, pero no con un Estado que utiliza la violencia policial, que convive con la ultraderecha y que suspende derechos y libertades esenciales.

Después, aprovechando la cobertura mediática internacional se ha referido directamente a Europa, a la que le ha asegurado que lo que desea ofrecer la CUP es una república que se construya con “respeto a los derechos civiles”, “refugio”, “una república contra el racismo”, “internacionalista”. “Un proceso democratizador en sí mismo”.

Ya dirigiéndose al gobierno de Junts Pel Sí, les ha recordado que “nosotros no podemos suspender los efectos de nada”, pues “nosotros no somos un actor principal en la historia de este país, lo es la gente”, de la que ha asegurado que ha decidido plantar cara al Estado, hasta el punto de sufrir la violencia policial en defensa del derecho a decidir. “Queremos romper las cadenas del 78, queremos hacer efectivos los resultados del 1 de octubre”.

Por último, Gabriel ha mostrado su disconformidad con la suspensión de la independencia, de una forma clara, recordando al Govern que desde las CUP seguirán “luchando por la República”.

Tras signar la declaración de independencia, el grupo parlamentario de Gabriel ha comparecido en rueda de prensa en el mismo congrés. Quim Arrufat ha hablado delante de los medios de comunicación y ha asegurado que el marte día 10 de octubre la confianza hacia el govern ha quedado tocada por las formas en las que ha propuesta la desconexión con el estado español. Para la CUP, el término máximo para dar pie a las negociaciones con el gobierno de Mariano Rajoy debe ser de 1 mes.

El miembro de la formación independentista ha declarado que una hora antes de empezar el pleno, el President de la Generalitat ha llamado a los representantes de su grupo para transmitirles los cambios de última hora en la hoja de ruta. En esa reunión in extremis, Puigdemont ha trasladado a la CUP su necesidad de diálogo con Europa y las instituciones de gobierno españolas. Según Arrufat, la CUP es partidaria del diálogo y la mediación, pero hoy “tocaba proclamar la independencia dando continuidad a los resultados” del 1-O. Así mismo el exdiputado independentista da “escasa validez” a la declaración de independencia firmada tras el pleno ya que carece de la validez jurídica que le hubiese otorgada de ser firmada en sede parlamentaria.

Ante esta evidente decepción, la CUP se plantea ahora si seguir con su actividad parlamentaria ordinaria. “Veniamos a convocar el referéndum t a ser consecuentes con la proclama de la República”, ha dicho Arrufat. “No asumiremos el retorno al escenario autonómico”, ha concluido.

10 octubre, 2017

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR