Mundo #RepúblicaCAT

La campaña de los partidos unionistas y la Fiscalía de la AN para criminalizar al independentismo

Tras los sucesos vividos en Catalunya el 22 de marzo que dejaron 100 heridos, se ha registrado una intensa actividad en la prensa y la política unionista para criminalizar el movimiento independentista poniendo en el centro de la violencia vivida en las calles a los Comitès de Defensa de la República.
| 3 abril, 2018 20.04
La campaña de los partidos unionistas y la Fiscalía de la AN para criminalizar al independentismo
Foto: Albert Alexandre

El lunes 2 de abril la Fiscalía de la Audiencia Nacional (AN) anunciaba en un comunicado que enfrente de las que considera “intolerables actuaciones” llevadas a cabo por los Comitès de Defensa de la República (CDR), impulsaría “investigaciones de todo tipo” con el objetivo de “llevar ante la justicia a los autores y promotores de estos actos vandálicos”. Se refiere a los actos de protesta vividos en Catalunya durante las últimas semanas, después de que se detuviera a Carles Puigdemont en Alemania y se encarcelara a Jordi Turull.

Según el comunicado, la Fiscalía de la AN cuenta con el apoyo de la Fiscalía General del Estado para perseguir a “los responsables de los actos de desobediencia y protesta convocados por los CDR, como el corte de carreteras o el levantamiento de las barreras de peajes en Catalunya”. “Ponen en peligro no solo la paz pública, sino la misma esencia del sistema democrático que los Fiscales estamos obligados a defender”, añadía el Ministerio público.

El mismo día 2 de abril, el político del Partido Popular de Catalunya, Joan López Alegre, en una tertulia de radio, afirmaba que “los CDR son fascismo. Fascismo ‘indepe’ pero fascismo”.

Días antes, el 29 de marzo, el secretario de organización del PSOE, José Luís Ábalos, afirmaba que los Comitès eran “el germen de la kale borroka” y añadía que su misión es “el control de la población y de la información” en Catalunya.

La lista de personalidades políticas que han comparado a los CDR con la kale borroka o que han denunciado la supuesta violencia de los Comités es larga. Miquel Iceta los considera adalides de la “vía insurreccional” que lleva al “conflicto civil”; Javier Maroto, vicesecretario de política social y sectorial del PP, afirma que son “grupúsculos de semiviolencia o disturbios que suenan un poco a la kale borroka”; José María Villegas de Ciudadanos los califica como “grupos antisistema” que controlan la vida cotidiana de Catalunya.

El mismo presidente Mariano Rajoy ha dedicado unas palabras a los CDR. El jefe del Gobierno ha defendido este martes 3 de abril la actuación de los Mossos d’Esquadra que el pasado 22 de marzo dejaba 100 heridos en Catalunya, y ha amenazado a los Comitès de que el Estado los combatirá con todos los “medios policiales y judiciales que tiene a su abasto”. Rajoy ha señalado que “todo” el mundo está preocupado por “la actuación violenta e intimidatoria” de los CDR.

No solo desde la política está surgiendo una crítica directa contra los Comitès de Defensa de la República. Parte de la prensa del Estado español ha recogido el guante lanzado por las personalidades políticas de los partidos unionistas. El Español, Crónica Global, ABC o El Mundo han iniciado una campaña que según otro diario, Nació Digital, trata de “reformar el relato según el cual el movimiento independentista es violento”. Añade dicho medio catalán que la prensa cercana al unionismo “se ha abonado a la tesis de la kale borroka”

Los títulos de artículos firmados por conocidos periodistas como Pedro J. Ramírez no dejan lugar a dudas. El director de El Español afirmaba en su pieza bautizada como “El monstruo incontrolable de 300 cabezas que vandaliza Cataluña” -en referencia al número de CDR repartidos por toda Catalunya- que se espera que “cada vez haya más independentistas que adopten la violencia”. “Se dice que son cachorros de las CUP, pero no hay nadie que mande sobre ellos. Reúnen a independentistas de filiación diversa. Unidos por la llamada de la violencia carecen de un órgano único y centralizado de gestión”, añadía el periodista.

El diario ABC, en la misma línea, titulaba del siguiente modo: “De las ‘sonrisas’ a la ‘kale borroka’: el ‘procés’ entra en una nueva fase de violencia”.

Por su parte, en Catalunya, la CUP ha salido en defensa de los CDR afirmando que la justicia española persigue “criminalizar el pueblo”. Así mismo, ha hecho un llamamiento a combatir esa actitud de forma “popular, masiva y no violenta”.

De forma similares se expresaban los propios Comitès en un comunicado que se hacía público el 2 de abril. “Porque los CDR somos estudiantes, campesinas, bomberas, paradas, tenderas, camareras, recepcionistas, profesoras, autónomas, cuidadoras, informáticas, cocineras, peluqueras, carteras, trabajadoras de la industria, jubiladas… Los CDR somos el pueblo y estamos aquí para construir la República. Por lo tanto, denunciamos los intentos de criminalización, sean de la prensa o la fiscalía, todos ellos poderes fácticos de un estado represor y fascista. El miedo ha cambiado de bando y seguiremos en la calle, desde la acción no-violenta y reivindicativa para alcanzar nuestros objetivos”.

3 abril, 2018

Autor/Autora

Miembro del Consello d'AraInfo. @AlbertAlexan


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR