Política

La Base Aérea de Zaragoza vuelve a ser americana

El Ministerio de Defensa ha cedido al ejército estadounidense la Base Áerea de Zaragoza, que está fuera del convenio bilateral, sin consultar al consistorio zaragozano, ni al Congreso de los Diputados, supuestamente mientras se realizan reparaciones en la base de Morón
| 16 mayo, 2018 17.05
La Base Aérea de Zaragoza vuelve a ser americana
María Dolores de Cospedal en una visita a la Base Aérea de Zaragoza.

24 años después de que las fuerzas militares estadounidenses (USAF) abandonaran las instalaciones de la Base Áerea de Zaragoza, y catorce desde que el Estado español volviera a ejercer pleno dominio, los aviones de guerra norteamericanos volverán a campar sobre sus pistas. Supuestamente por seis meses, mientras se realizan reparaciones en pistas en la base de Morón. Sin embargo, las operaciones que se pueden desplegar desde Zaragoza permanecen en el más absoluto de los secretos.

De hecho las USAF llevan más de un mes en Zaragoza, y el anuncio por parte del Ministerio de Defensa, de la cesión de las instalaciones aragonesas, no se ha hecho público, pese a que estas no están incluidas en el convenio bilateral entre ambos Estados.

Hace menos de un mes dos aviones de repostaje fueron proyectados desde la Base Aérea de Zaragoza en el ataque a Siria por parte de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, para el reabastecimiento en vuelo, a los cazas que participaron en los bombardeos.

Aquella decisión ya provocó la reacción política tanto en Madrid como en Aragón. Si en el Congreso de los Diputados fueron En Marea e Izquierda Unida quienes solicitaron la comparecencia de la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, desde Aragón fueron Álvaro Sanz (IU) y Maru Díaz (Podemos) quienes cuestionaron el uso de las instalaciones de Zaragoza para una operación que carecía del respaldo de las Naciones Unidas y no pasó por el Consejo de la OTAN.

Tras la cesión de la base, cerca de un centenar de militares estadounidenses permanecen alojados en un hotel cercano a las instalaciones, dispuestos para combatir, según han informado fuentes de Defensa a Heraldo de Aragón.

Zaragoza en Común ha salido al paso, al conocer esta noticia, a través de su portavoz Pablo Muñoz. Para esta formación, que el Ministerio de Defensa haya cedido las instalaciones a las USAF, sin consultar con el consistorio, ni siquiera con el Congreso, no es lógico, más cuando se están utilizando las instalaciones para “vuelos militares de intervención armada e injerencia en otro país”.

Izquierda Unida Aragón ha expresado su más firme rechazo ante la utilización de la base aérea de Zaragoza en las operaciones que Estados Unidos está llevando a cabo en Oriente Medio. “No queremos hacer seguidismo de las locuras de Donald Trump y de su afán por desestabilizar la región”, ha apuntado el Coordinador General, Álvaro Sanz.

Sanz ha anunciado que próximamente, se exigirán las aclaraciones al respecto tanto a través de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza como del Grupo de Unidos Podemos en el Congreso. El palabras del Coordinador General de Izquierda Unida Aragón “se está ofreciendo una lanzadera para facilitar los delirios Imperialistas y belicistas que Trump quiere perpetrar, al margen de la legalidad internacional”.

CHA traslada al Senado su oposición a la cesión

Jorge Marqueta, Presidente Ligallo Redolada de CHA-Zaragoza ha asegurado que “la  subordinación militar del aeropuerto de Zaragoza es una merma para su  desarrollo porque perjudica a Aragón ya que coarta las enormes posibilidades logísticas de la instalación y es un lastre para poder lograr un aumento de las líneas aéreas para el transporte de pasajeros”.

Para Marqueta es “indigno” que una ciudad como Zaragoza no cuente con un aeropuerto civil adecuado a sus características y su potencialidad, ya el hecho de someter el uso civil al militar, acrecentado ahora mismo con la cesión al USAF, “merma las posibilidades de desarrollo de la ciudad y  de Aragón, tanto desde el punto de vista de las relaciones  internacionales de nuestras empresas y ciudadanía como de las  posibilidades turísticas de la ciudad y de Aragón”. Marqueta apunta que Zaragoza es “la principal puerta de entrada” del turismo en Aragón y que “para atraer turismo internacional es preciso una comunicación aeroportuaria adecuada”.

Por todo ello, plantearán cuatro preguntas en el Senado, a través de su acuerdo con Compromís, pidiendo que se revise el régimen de “utilización conjunta” civil y militar y se tomen en cuenta la posibilidad de instalar una segunda torre de control, la reducción del impacto acústico y la disposición de Defensa a mantener informada a la ciudadanía en lo que se refiere a operaciones militares.

16 mayo, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR