Mundo #RepúblicaCAT

JxCat, ERC y la CUP continúan negociando para desbloquear la legislatura en Catalunya

JxCat, ERC y la CUP han vuelto a mantener este martes contactos a tres bandas para desencallar la legislatura, pero ven difícil poder cerrar un acuerdo antes del pleno del Parlament que se celebra este jueves. Por su parte, Carles Puigdemont aseguró que no tiene "vocación de ser un símbolo" y que su mandato "terminará cuando lo decida el Parlament de Catalunya".
| 28 febrero, 2018 14.02
JxCat, ERC y la CUP continúan negociando para desbloquear la legislatura en Catalunya
Foto: @parlament_cat

Las conversaciones se mantienen en dos planos: por un lado JxCat y ERC abordan el reparto de áreas de la futura Generalitat; por el otro, los tres grupos buscan un consenso sobre el plan de gobierno del próximo Ejecutivo catalán.

Según publica VilaWeb, la CUP ha enviado un documento a su militancia en el cual detalla las líneas maestras de la propuesta de acuerdo que JxCat y ERC presentaron a la CUP en la reunión a tres bandas.

De momento la CUP, a través de su diputado Carles Riera, ha advertido que el acuerdo con JxCat y ERC para apoyar a un candidato a la Presidencia de la Generalitat “está lejos o muy lejos”.

Riera ha explicado que les han trasladado que el acuerdo tiene tres ejes: una acción institucional republicana en el exilio presidida por Carles Puigdemont; una acción institucional en Catalunya con el Parlament y el Govern; y la movilización ciudadana a través de un Proceso Constituyente.

En este sentido, se propone la creación del autodenominado ‘Espacio libre de Bruselas’, que incluiría un Consejo por la República liderado por Carles Puigdemont, y que Jordi Sànchez -diputado de JxCat y expresidente de la Assemblea Nacional Catalana y que se encuentra en prisión desde el pasado 16 de octubre- sea el candidato a la presidencia de la Generalitat.

Desde la CUP ven lagunas en el Proceso Constituyente que quieren impulsar en Catalunya, y reprochan que JxCat y ERC mantienen aún una dinámica propia de una autonomía: “No aceptaremos nada que suponga un acatamiento del 155. El no acatamiento tiene que venir también desde el Parlament”, ha subrayado Riera.

Ante este panorama, todas las partes coinciden en que ahora mismo es muy difícil llegar a un acuerdo antes del pleno del jueves, que comenzará a las 10.00 horas, en el que se votará una resolución para reivindicar a Puigdemont como presidente de la Generalitat y en contra del 155.

La aprobación de esta resolución, que aún está en el aire porque la CUP no garantiza sus votos, no impide que siga contemplándose que, en el futuro pleno de investidura en la Cámara, se invista a un candidato alternativo a Puigdemont y que sea Jordi Sànchez.

Además, la Mesa del Parlament ha rechazado este martes, con los votos mayoritarios de JxCat y ERC, el recurso de Cs contra la admisión a trámite de la propuesta de JxCat para legitimar a Carles Puigdemont como president de la Generalitat.

Asimismo, este miércoles la Mesa del Parlament ha admitido a trámite la propuesta de la CUP para que en el pleno de este jueves “se reafirme y reitere la declaración de independencia” proclamada por la Cámara catalana el 27 de octubre. Lo ha hecho con los votos mayoritarios de JxCat y ERC, y con el rechazo de Cs y PSC.

Puigdemont afirma que no tiene “vocación de ser un símbolo” 

Por su parte, Carles Puigdemont aseguró el martes por la noche que no tiene “vocación de ser un símbolo” y que su mandato “terminará cuando lo decida el Parlament de Catalunya”, en un acto organizado por las juventudes del partido liberal flamenco Open VLD en Gante.

“Mi autoridad viene dada por la decisión del Parlament de Catalunya y, el día que el Parlament decida no confiar en mí, habré terminado con mi mandato”, afirmó Puigdemont, quien aseguró que su papel “en el exilio” consiste en “continuar con esta legitimidad”.

El expresident de la Generalitat insistió en que, a día de hoy, tiene “la legitimidad y la mayoría parlamentaria para ser elegido”, pero lamentó no poder ser investido, “porque sería detenido en cuanto entrase en España, lo que impediría que cumpliese el mandato democrático de las elecciones del 21 de diciembre”.

“Tenemos que encontrar una solución para seguir desplegando una república catalana”, añadió Puigdemont, quien defendió que es “perfectamente posible gobernar Cataluña desde el exilio en la época de la globalización” y que no hacerlo de este modo “supone una gran anormalidad”.

28 febrero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR