Política #contraelolvido

Julio Embid: “La aprobación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón no es circunstancial a la situación política española”

Dicha Ley contempla una serie de derechos para las víctimas de la dictadura y de sus familiares, así como la creación de un banco de ADN aragonés, el establecimiento de los lugares de memoria democrática y la retirada de toda la simbología franquista de las calles de Aragón
| 26 agosto, 2018 11.08
Julio Embid: “La aprobación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón no es circunstancial a la situación política española”
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El director general de Relaciones Institucionales y Desarrollo Estatutario del Gobierno de Aragón, Julio Embid, indicó este sábado en Exulv/Ejulve, donde acudió a un acto en el que la Asociación Amical de Mauthausen presentó su proyecto de página web, que “la aprobación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón no es circunstancial a la situación política española”.

“En Aragón llevamos trabajando casi dos años con las asociaciones memorialistas, los historiadores y la sociedad civil para hacer un texto legal que sea justo con las víctimas y sus familiares y respetuoso con la democracia y los valores que de este sistema político se desprenden”, recordó.

“Miles de aragoneses como los que se presentan en la base de datos de Amical Mauthausen tuvieron que huir de nuestra región por la guerra y la dictadura franquista. Los aragoneses no podemos por tanto olvidarnos de aquellos que huyen de otras guerras y buscar refugio en nuestra tierra”, indicó también Embid, quien añadió que “que es fundamental recordar a los aragoneses asesinados en los campos de concentración como Mauthausen para que no se olvide la barbarie que supuso el nazismo y el fascismo en nuestro continente”.

Embid presentó en Exulv, en el transcurso de este acto, los contenidos de la Ley de Memoria Democrática cuyo proyecto de Ley se encuentra en sus fases finales de tramitación en las Cortes de Aragón. Dicha Ley contempla una serie de derechos para las víctimas de la dictadura y de sus familiares, así como la creación de un banco de ADN aragonés, el establecimiento de los lugares de memoria democrática y la retirada de toda la simbología franquista de las calles de Aragón.

Asociación activa

La Asociación Amical de Mauthausen, que ha contado con la colaboración económica del Gobierno de Aragón a través de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, para la elaboración de una página web tiene en proyecto, a través de este soporte, elaborar una base de datos recogiendo los 1.011 nombres de republicanas y republicanos exiliados, nacidos o relacionados con Aragón, que fueron deportados a los campos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El diseño de esta web permitirá acceder a los registros personales de la base de datos con la determinación de los diferentes campos, que permita conocer el itinerario vital de estas personas deportadas. También se incluirá la publicación de notas biográficas de dichas personas.

Los objetivos de la Asociación apuntan a dar a conocer la historia de la deportación republicana vinculada al Aragón; promover la defensa de los Derechos Humanos y los valores democráticos por los que lucharon las personas que combatieron el fascismo; mantener el legado histórico, documental y gráfico, las personas deportadas que se conserva en la sede de la propia Asociación; y facilitar el acceso de la población en general a través de la página web sobre esta temática.

Los destinatarios del proyecto son la población en general, pero, especialmente, los familiares de personas deportadas vinculadas -o bien porque había nacido o bien porque residían allí- con Aragón, ayuntamientos, comarcas, centros de estudios locales y cualquier otra entidad o persona interesada en la historia del exilio y la deportación.

La Asociación tiene conocimiento de 9.000 nombres de personas que fueron deportadas a Mauthausen, en su mayor parte, unos 7.000, a partir del mes de agosto de 1940. Otros 2.000 fueron deportados por haber participado en la resistencia. Se calcula que unos 5.000 murieron durante su estancia en el campo de concentración.

Hubo aragoneses y aragonesas deportadas originarias de todas las comarcas de Aragón. La mayor parte procedían del exilio republicano y una minoría eran emigrantes económicos afincados en Francia que fueron deportados como resistentes. El número de personas deportadas aragonesas asciende a algo más de un millar, de las que 651 no resistieron su internamiento y fallecieron antes de la liberación de los campos en 1945.

El listado podrá consultarse en la Base de Datos de la web una vez que esté habilitada. A la información básica del itinerario de cada una de las personas, la Asociación incorporará notas con un recordatorio de las acciones de memoria democrática llevadas a cabo en Aragón durante las últimas décadas, en diferentes localidades aragonesas.

26 agosto, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR