Mundo #RepúblicaCAT

Joaquim Torra es investido president de la Generalitat en una sesión centrada en sus tuits sobre el Estado español

La sesión de investidura del político de Junts per Catalunya ha estado fuertemente centrada en los tuits que publico en 2012. Pese a que Torra se ha disculpado por sus comentarios, la oposición ha visto insuficiente el gesto.
| 14 mayo, 2018 18.05
Joaquim Torra es investido president de la Generalitat en una sesión centrada en sus tuits sobre el Estado español
Foto: @parlamentcat

A las 15.00 horas de este lunes 14 de mayo, Joaquim Torra i Pla ha sido investido como presidente número 131 de la Generalitat de Catalunya con los votos favorables de Junts per Catalunya (JxCat) y Esquerra Republicana (ERC), y con la abstención de la CUP. Torra tomará posesión del cargo el próximo miércoles.

En las próximas horas el president se reunirá con las distintas fuerzas que dan apoyo al nuevo Govern para escoger las personas que formarán parte de su consejo ejecutivo. Presumiblemente los nombres más destacados del gabinete político de Torra serán Elsa Artadi de JxCat que ocupará el cargo de consellera de Presidència y ejercerá como portavoz, y el político de ERC, Pere Aragonés, que será vicepresident y se encargará de la Conselleria de Economía.

Así mismo se espera que Torra otorgue algunas conselleries a los dirigentes exiliados y en la prisión hasta que el Tribunal Supremo los suspenda. También está previsto que Torra viaje este martes a Berlín para encontrarse con Carles Puigdemont. Los dos ofrecerán una rueda de prensa conjunta en el Sana Berlin Hotel de la capital alemana a las 16.00 horas.

Discurso de Torra

45 han sido los minutos durante los cuales el político de JxCat -número 11 en la lista de Barcelona en las pasadas elecciones del 21 de diciembre- ha expuesto de forma pública su hoja de ruta.

“La República catalana solo puede girar alrededor de las personas. Libertad y cultura: aquí es hacia donde debemos ir”, ha dicho Torra. El mismo político independentista ha recalcado que su investidura tiene un carácter excepcional y ha señalado que cuando las circunstancias así lo faciliten, Carles Puigdemont será investido para recuperar la legitimidad de las instituciones catalanas.

Del mismo modo, Torra ha sido muy crítico con el Tribunal Constitucional y ha asegurado que uno de los primeros objetivos de su Govern será recuperar las 16 leyes tumbadas por el organismo de control español. Sin explicar cómo lo hará, Torra ha señalado que pretende recuperar la ley contra el cambio climático, la ley de pobreza energética o la ley de igualdad. La única ley que Torra no ha mentado es la ley de transitoriedad mediante la cual se daba el paso desde la autonomía hasta la independencia y que también fue suspendida por el TC.

En otra línea distinta, el president ha relatado cuáles son sus leyes para el desarrollo económico en Catalunya. Además de anunciar un salario mínimo de 1.100 euros brutos mensuales, Torra ha afirmado que su gobierno recuperará la gestión pública de Aigües Ter-Llobregat y desarrollará la Agència Tributaria de Catalunya sin especificar si este organismo recaudará los impuestos en el país.

Su discurso también ha querido dar portazo al 155 afirmando que el Govern defenderá tanto la escuela catalana como los Mossos d’Esquadra mientras también se preocupa de proteger la Televisión pública catalana amenazada por los recortes y la imposición del pago del IVA al Ministerio de Hacienda español.

El president de los tuits

Con todo, lo más esperado del discurso de investidura no tenía mucho que ver con las medidas que Torra pudiera o no proponer; lo importante era saber si Torra se disculparía o no lo haría.

El nuevo president de Catalunya está condenado a ser el presidente de los tuits que desde sectores muy distintos son considerados supremacistas y xenófobos. A través de su cuenta de Twitter, en 2012 Torra afirmaba sentencias como que “los españoles solo saben expoliar” o que la “vergüenza es una palabra que los españoles hace siglos que no han eliminado de su vocabulario”. Personalidades tan dispares como el líder del Partido Popular en Catalunya, Xavier García Albiol o el periodista de La Marea, Antonio Maestre, han cargado sus tintas contra Torra y contra la CUP por haber facilitado con su abstención la investidura del político independentista.

Sea como sea, lo cierto es que Joaquim Torra ha tratado de disculparse por sus tuits ofensivos con las siguientes palabras: “Lamento que unos tuits sacados de contexto dirigidos hacia el Estado español hayan ofendido a alguien (…) Lo siento si en algún momento, como consecuencia de la intensidad que pide el periodismo haya podido utilizar una palabra inconveniente, me arrepiento, no volverá a pasar. Por eso, porque lo que yo quiero es lo que quiero para todo el mundo, la libertad que quiero para mi pueblo, la quiero para todos los pueblos, y para el pueblo español y para el pueblo catalán; la libertad tiene nombre de república; república catalana y república española”.

Reacciones en el Parlament

Las declaraciones que han sido aplaudidas por ERC ya que según el parecer de la formación denotan la “diversidad” del pueblo catalán, han sonado vacías para Ciutadans que ha encontrado en los tuits de Torra una grieta más entre el independentismo y el unionismo.

La formación naranja también ha aprovechado su espacio de réplica para tachar al Partido Popular de Mariano Rajoy de débil y para afirmar que dado el nuevo president de la Generalitat, debería ampliarse y extenderse el 155. Cabe recordar que este partido no era partidario de aplicar la medida en inicio.

Por su parte el PSC de Miquel Iceta también ha cuestionado los tuits de Torra y la ha formulado las siguientes cuestiones al president: “¿Solo merece la condición de catalán quien habla catalán y se sienta catalán solamente? ¿Cree que hay buenos y malos catalanes? ¿Los españoles que se siente españoles son el enemigo?”

En lo que a Catalunya en Comú-Podem se refiere, el nombramiento de Torra ha supuesto una fuerte decepción. Según Xavier Domènech el candidato propuesto por el independentismo ha roto con la mayoría progresista que había en el Parlament. “No se han cansado de decir que procés era de una mayoría progresista y que lleva al país hacia la izquierda. Tenían cinco meses para encontrar un candidato progresista a la presidencia”, ha señalado Domènech.

La CUP, en el centro del debate por haber facilitado la investidura con su abstención, ha querido situarse en la oposición a Joaquim Torra. De este modo, el diputado de la formación anticapitalista, Carles Riera, ha afirmado que su grupo apuesta por “un independentismo inclusivo y no identitario” y ha asegurado que la CUP se mantiene en “alerta máxima” por si Torra despliega un programa de gobierno autonomista.

Reacciones fuera del Parlament

Poco se han hecho esperar las declaraciones de las personalidades políticas españolas. Así, Rajoy apostaba por el entendimiento en el siguiente vídeo:

Por su parte Albert Rivera dejaba clara su postura de mantener el artículo 155:

Pedro Sánchez daba un voto de confianza a Joaquim Torra:

Mientras esto sucedía, el president del Parlament, Roger Torrent, comunicaba por carta la investidura de Torra al monarca español Felipe VI. Pese a que normalmente el presidente de la Mesa del Parlament comunica a la Zarzuela de forma presencial el nombramiento de un nuevo president, Torrent ha optado por esta opción como protesta por la actitud adoptada por Felipe VI en los últimos tiempos. Torrent ha recordado que el monarca se negó a recibir a Carme Forcadell, no se solidarizó con las víctimas del 1-O y nunca ha reconocido la existencia de presos políticos.

¿Quién es Joaquim Torra?

El nuevo president de la Generalitat de Catalunya nació en Blanes en el año 1962. Licenciado en derecho trabajó durante los años 1987 y 2007 en la aseguradora Winterthur pasando los dos últimos años de trabajo en Suiza. Fue entonces que creó su propia editorial de periodismo y humor llamada “A Contra Vent editoris”.

Vinculado a Unió Democrática de Catalunya, en 2009 pasó a engrosar las filas de Reagrupamente, una escisión de ERC.

En 2011 fue elegido miembro del consejo permanente de la ANC y vicepresidente de Òmnium Cultural. También fue por esas fechas que ostentó los cargos de gerente de la empresa municipal Foment de Ciutat Vella por el consistorio barcelonés, entonces presidido por Xavier Trias y director del Born Centro Cultural.

Con la muerte de Muriel Casals sería nombrado presidente de Òmnium Cultural, cargo que abandonaría con el nombramiento de Jordi Cuixart, y en las elecciones de diciembre de 2017 fue elegido diputado de JxCat por Barcelona.

Ideológicamente se le identifica como un perfil independiente. Pese a que se autodefine como hombre católico fuera de la lógica de las derechas y las izquierdas, solamente independentista, lo cierto es desde la propia CUP consideran que su programa es de “naturaleza neoliberal”.

14 mayo, 2018

Autor/Autora

Integrante del Consello d'AraInfo. @AlbertAlexan


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR