Política

Convocan el 6 de diciembre en Zaragoza una concentración por una nueva Constitución

Este miércoles, 6 de diciembre, se cumplen 39 años de la aprobación de la Constitución española. En este escenario, el Ateneo Republicano, Izquierda Unida Aragón, PCE, UJCE y Zaragoza en Común convocan una concentración bajo el lema “Construyamos otra Constitución”, a las 18.00 horas, en la plaza de España de Zaragoza.
| 5 diciembre, 2017 07.12
Convocan el 6 de diciembre en Zaragoza una concentración por una nueva Constitución

El Ateneo Republicano hace un llamamiento a toda la ciudadanía de Aragón para que se manifieste este miércoles reivindicando una “ruptura democrática” que “busque una salida a esta situación y dé respuesta social, feminista y democrática a los problemas de la gente. Que abra un proceso constituyente que nos lleve a una República federal, laica, feminista, participativa y solidaria”.

Desde el Ateneo recuerdan que la Constitución vigente “contiene artículos como el 135, que los partidos popular y socialista alteraron con nocturnidad y alevosía, para priorizar el pago de la
deuda mientras se permiten desahucios de familias enteras. O el 155 que permite que se dé un golpe de estado democrático en Catalunya, encerrando a los representantes elegidos legalmente en las urnas, y moliendo a palos a la ciudadanía que quiere expresar su opinión”.

“Una constitución que en ciertos casos está en boca de todos y es aplicada escrupulosamente, como ocurre con los dos artículos citados, pero que en otros parece caer en olvido, por ejemplo cuando se trata de dar respuesta a problemas sociales como el paro, la precariedad laboral, la pérdida de derechos sociales, o de garantizar la igualdad establecida en el artículo 14. Un derecho que brilla por su ausencia en una sociedad donde las mujeres siguen siendo discriminadas en todos los ámbitos”, añaden.

A juicio del Ateneo, esta Constitución “no garantiza que la ciudadanía disfrute de una vivienda, de un empleo digno, de unos servicios públicos accesibles y de calidad y tampoco que se
redistribuya la riqueza del estado, ya que desde el comienzo de la crisis, todo el peso de la misma ha recaído en la clase trabajadora y todos los beneficios han ido a parar al capital extranjero y nacional”.

IU aboga por un nuevo marco constitucional y abre el debate para redactar un borrador de Constitución Federal

Izquierda Unida enmarca esta convocatoria en el debate que ha abierto para la definición de los ejes fundamentales que han de determinar el nuevo modelo de Constitución republicana y federal por el que aboga la formación de izquierdas.

Esta formación plantea un nuevo marco constitucional, apunta su Coordinador en Aragón, Álvaro Sanz, para recordar que la propuesta de su formación política es “abrir el debate a la participación de todos los actores sociales que compartan tal proyecto y garantizando que el resultado final sirva para inspirar un texto constituyente de corte federal ampliamente debatido y discutido”.

Álvaro Sanz recuerda que su partido es una fuerza “republicana y federalista” y que la novedad de la propuesta reside en llevar el debate a la calle para que la sociedad identifique los elementos fundamentales que deben definir el nuevo marco constitucional para hacer realmente efectivos los derechos y las libertades de la gente. “Hoy los derechos fundamentales de amplias capas sociales en España siguen pisoteados. La precariedad, la desigualdad y la pobreza son el pan de cada día para millones de personas y esto es porque nuestra Carta Magna, contra su propio redactado, sitúa a las personas al servicio de un modelo económico depredador”.

Además de “la garantía de los derechos sociales”, que para IU ha de ser el eje fundamental – afirma Elena García, responsable de movilizaciones y estrategias para el conflicto de IU Aragón-  “es preciso un nuevo marco de convivencia entre los pueblos y las naciones que componen el estado”.

“No en vano, el conflicto territorial ha remarcado las carencias y las limitaciones del actual marco constitucional para dar una respuesta adecuada y política a esta cuestión histórica. Limitaciones acentuadas por el bloque monárquico del PP, PSOE y Ciudadanos que han preferido el frentismo a la búsqueda de soluciones y que, junto el Rey, que ha comprometido la teórica neutralidad política de la monarquía, han agitado los ánimos del nacionalismo español de forma absolutamente irresponsable y generando más conflicto que solución”, lamenta García.

Por todo ello, para Izquierda Unida, “la república a día de hoy se ha configurado como una condición indispensable para la superación de esta crisis en todas sus dimensiones: la económica, la social y la territorial”, concluyen.

PCE: “Es momento de construir una nueva Constitución de verdad democrática y actual”

Desde el PCE Aragón aseguran que en el momento de su aprobación en 1978, “aquella norma era para muchas personas la oportunidad de sacarnos de la larga noche del franquismo, pero eso sólo fue la propaganda, la realidad era muy diferente: se nos prometía un nuevo comienzo, olvidar la dictadura, la represión y la privación de libertades que sufrieron varias generaciones. Hoy nosotras declaramos que el día 6 de diciembre no hay nada que celebrar”.

“No podemos conmemorar el aniversario de una Constitución que es papel mojado para la defensa de los derechos y libertades al mismo tiempo que una herramienta de intervención en manos del poder económico para poner las instituciones del Estado a su servicio y ningunear al pueblo arrebatando cualquier posibilidad de que la soberanía resida en la voluntad de este”, añaden.

A juicio del PCE Aragón, la Constitución vigente “es una norma que no protege aquello por lo que muchos años luchamos. Los avances en sanidad, educación y servicios públicos en general, que fueron conquistas de la clase trabajadora en lucha, están hoy sometidos tras la modificación del artículo 135 que acordaron PP y PSOE en la trastienda de una noche de verano cualquiera. La lectura del Título I de la Constitución produce sonrojo al ver cómo se vulneran los derechos allí recogidos mientras que el Título II es algo más que sacrosanto. No se puede hablar de democracia en un texto que impone al mismo tiempo una jefatura del estado. Es incoherente presentar la voluntad de ‘establecer una sociedad democrática avanzada’ con esta norma al mismo tiempo que se concreta en la reinstauración de la monarquía borbónica. Es inconcebible hablar de pluralidad política cuando se impide al Pueblo tomar decisiones o de igualdad mientras se recortan los presupuestos para las políticas de violencia de género”.

Esta norma “no sólo se encuentra deslegitimada por el mal uso que se le ha dado, sino que su aprobación ya venía contaminada con el amenazante ruido de sables de fondo. Casi el 70% de la población española que tiene actualmente derecho a voto, no pudo participar en el referéndum constitucional, por eso creemos que es momento de construir una nueva Constitución de verdad democrática, de verdad actual y que responda de verdad a los intereses de la mayoría social trabajadora”.

5 diciembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR