Subportada Economía

Implementar una Renta Básica Universal en Aragón es posible, eficaz, realista, e imprescindible

Las dimensiones de Aragón, su población y su distribución territorial, hacen de nuestro territorio un lugar ideal para ‘ensayar’ la puesta en marcha de una Renta Básica de las Iguales: individual, universal, incondicional y equitativa, sin que esto suponga un mayor ‘gasto’, sino una redistribución y reorganización de los ‘subsidios/prestaciones’ ya existentes.
| 2 noviembre, 2017 07.11
Implementar una Renta Básica Universal en Aragón es posible, eficaz, realista, e imprescindible
Foto: AraInfo

Tras el estallido de la última crisis, entorno al 2008, del sistema económico capitalista, muchas fueron las voces que desde todos los sectores ideológicos se apresuraron a anunciar reformas dentro del propio capitalismo para hacerlo más efectivo y menos brutal con la ciudadanía. Una década después se observa que los cambios han sido a peor. A peor para la ciudadaní­a y a mejor para las grandes corporaciones industriales y financieras. El capitalismo se ha radicalizado, dejando fuera del sistema a millones de personas, hasta el punto que en la actualidad tener un trabajo/salario no implica salir de la pobreza.

En estos últimos años asistimos a esta radicalización del capitalismo observando como, por un lado, la globalización (entendida cómo la desregulación de los mercados financieros y productivos en favor de las grandes corporaciones) sigue su camino con paso firme, obligando a los estados a firmar leyes internacionales (CETA, TTIP,…) que ‘ceden’ su soberaní­a económica a las multinacionales, y por otro lado, los organismos económicos internacionales (UE, FMI, Banco Central Europeo,…) obligan a introducir cambios en las legislaciones locales (que ya habí­an cedido a estos mismos su soberaní­a monetaria, entre otras) en materia laboral y económica (basten dos ejemplos: la reforma exprés de la constitución española (art 135, que establece el pago de la deuda como prioridad absoluta), y la ‘reforma laboral’ que generaliza la precarización del trabajo con bajos salarios y jornadas surrealistas.

En este contexto, en el que los gobiernos de los estados se ven incapaces de aportar soluciones eficaces y duraderas para el conjunto de sus sociedades, parece imprescindible que desde la sociedad civil se vuelva a colocar sobre la agenda polí­tica alguna de las propuestas que mayor grado de debate, desarrollo y consenso han alcanzado. Este serí­a el caso de una Renta Básica Universal

Pero ¿qué es una Renta Básica Universal de las Iguales -RBUi-? ¿y qué diferencias tiene con otras ‘rentas de inserción’ ya existentes?

De manera muy esquemática diremos que la RBUi consiste en el derecho de todo ciudadano y ciudadana a percibir una cantidad económica periódica para cubrir sus necesidades materiales sin ninguna contrapartida a cambio. Y que esta además cumple las siguientes características: es individual, la recibe cada persona. Es universal, para toda la población (con el lí­mite que se establezca, por ejemplo la no percepción de la RBUi para la población menor de catorce años). Es incondicional, por ello no tiene en cuenta otra clase de ingresos del beneficiario o beneficiaria, ni se le reclama ninguna contraprestación a cambio. La cantidad a percibir por cada persona es igual a la considerada como umbral de pobreza. Y, por último, que la RBUi refunde en un sólo concepto la mayorí­a de las prestaciones del actual sistema, no las suprime.

Se observa pues que la Renta Básica es, conceptual y practicamente, un sistema completamente alejado de lo que hoy conocemos como rentas asistenciales, subsidios, prestaciones de emergencia, becas, rentas de inserción, etc, y que por contra facilita la gestión del conjunto de ‘las polí­ticas económicas sociales’, disminuyendo las posibilidades de nepotismo y corrupción (pública y privada), y garantizando (como es obligación de cualquier gobierno de cualquier estado) la supervivencia económica de las poblaciones bajo su gestión.

¿Cómo implementar la RBUi? ¿es complicado? ¿un sueño imposible?

Afortunadamente, la puesta en marcha de la RBUi no parte de cero, al menos en numerosos estados de nuestro entorno. La gestión que desde diferentes gobiernos se ha venido realizando de las diferentes prestaciones sociales, rentas de inserción, pensiones, prestaciones por desempleo, etc, muestra un camino ya transitado para la implementación sencilla y sin traumas de una RBUi.

Bastaría pues con legislar al respecto, creando la Ley de Derecho a la RBUi, y establecer en ella el periodo de transición de un sistema asistencial a esta nueva propuesta igualitaria, para tener funcionando una Renta Básica Universal sin traumas, e incluso disminuyendo la burocracia que rodea a ‘la vieja polí­tica asistencial’.

Algunos datos económicos para una RBUi en Aragón

En nuestro caso se dan algunas particularidades que invitan a un moderado optimismo a la hora de implementar una RBUi. Aragón cuenta con una población de 1.308.563 habitantes, entre la cual 184.429 son menores de 14 años, y por tanto 1.124.134 personas serí­an destinatarios de este ‘nuevo’ derecho. No son cifras escandalosas sino todo lo contrario, de una magnitud más que razonable.

Por otra parte, la relación legal-estatutaria de Aragón con el estado español se basa en el principio de bilateralidad y subsidiaridad, por lo que serí­a suficiente (aunque seguramente complicado dependiendo de quienes dirijan los gobiernos de la DGA y Moncloa) con alcanzar un acuerdo ‘global’ entre ambos gobiernos. Es decir, con una Ley aragonesa de Derecho a la RBUi, y un pacto entre Aragón y el Reino de España para dotarla económicamente de forma correcta, serí­a suficiente para estar en disposición de poner en marcha el proyecto de Renta Básica Universal.

Así­, siguiendo la metodologí­a del trabajo realizado en su dí­a por Arcarons, Domènech, Raventós y Torrens, “Un modelo de financiación de la Renta Bá¡sica para el conjunto del Reino de España: sí­, se puede y es racional“, y utilizando como fuentes complementarias al Instituto Aragonés de Estadí­stica (datos enero 2016), a la Agencia Tributaria estatal AEAT, y con datos de elaboración propia, nos encontrarí­amos en Aragón con una población de 1.124.134 con derecho a una RBUi. Por otra parte, tomamos como dato de cálculo el SMI: 708€ mensuales y 8.496€ anuales, lo que arrojarí­a una cifra final de 9.550.642.464€ necesarios para sufragar el total de una RBUi para Aragón anualmente.

En el sumatorio de las diferentes prestaciones, subvenciones, pensiones, etc, actuales que serí­an sustituidas por la RBUi, usaremos el siguiente criterio: descontar de la media de todos ellos el SMI, en nuestro caso la RBUi, y así­ tendrí­amos las siguientes cifras: pensiones 3.000mill€ año y prestación por desempleo 800mill€ año, como los dos epí­grafes más importantes, y por otra parte la suma de Becas, Renta de Inserción, Ayudas Juventud, Ayudas Primera necesidad, Ayudas Vivienda y otras similares 4.100mill€ año. Lo que nos conduce a un total de 7.900.000.000€ anuales.

Si el importe total de una RBUi es 9.550.642.464€ y el ‘gasto’ en diferentes prestaciones actuales es 7.900.000.000€, la diferencia ascenderí­a a 1.650mill€ de ‘déficit’, que -tal y como indican en su trabajo Arcarons y cia- se vería compensado con los retoques necesarios en la tributación de la renta, esto es, con una subida de apenas un punto a las rentas del tramo superior (que por otra parte también cobrarí­an su correspondiente RBUi), así­, no solo se verí­a compensado el ‘déficit’, sino que el sistema de RBUi aragonés arrojarí­a un ‘superávit’  anual de unos 1.200mill€.

En cualquier caso, estas cifras deben tomarse como una aproximación, puesto que ni soy economista, ni lo pretendo. Pero sí­ ponen de manifiesto que la implementación de una RBUi en Aragón no solo serí­a viable, sino que también serí­a eficaz, realista, e imprescindible.

2 noviembre, 2017

Autor/Autora

Miembro del Consello d´AraInfo. @chtricas


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR