Economía

Gobierno de Aragón y la EAPN coinciden en la necesidad de implementar una “Renta Mínima” para la ciudadanía

Cabe señalar las diferencias existentes entre una Renta Mínima, tal y como defienden desde el Gobierno de Aragón, y una Renta Básica Universal (RBU), que es conceptual y practicamente, un sistema completamente alejado de lo que hoy conocemos como rentas asistenciales, subsidios, prestaciones de emergencia, becas, rentas de inserción, etcétera
| 17 noviembre, 2017 12.11
Gobierno de Aragón y la EAPN coinciden en la necesidad de implementar una “Renta Mínima” para la ciudadanía
Foto: Gobierno de Aragón

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, coincidió este pasado jueves con los responsables de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) en la necesidad de implementar una “Renta Mínima” para la ciudadanía. Lo hizo en el transcurso de la inauguración del seminario ‘Los derechos sociales como Pilar de Europa’ que EAPN celebra en Zaragoza hasta el 18 noviembre.

En el acto de inauguración de este seminario, participaron también el presidente de EAPN, Carlos Susías; el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; la directora general de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, María Pilar Gonzálvez; el presidente la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, y Daniel Gimeno, por la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión, organizadora del evento.

María Victoria Broto recordó que el Gobierno de Aragón desde que tomó posesión “ha puesto a las personas en el corazón de su política” y ha trabajado para “dar respuesta a aquellas familias más afectadas por la crisis”. Para ello, ha puntualizado, el Ejecutivo “ha apostado por los servicios sociales y les ha dado el mayor presupuesto de su historia”.

Del mismo modo, insistió en la necesidad que los ciudadanos y ciudadanas tengan “unos ingresos mínimos” y recordó que el Gobierno elaboró un proyecto de ley de Renta Social Básica que “permita estos ingresos y que también permita complementar aquellos salarios bajos”.

También mencionó la ya ha aprobada Ley de Concertación Social que evita que las entidades sociales tengan que competir en los concursos públicos con empresas mercantiles. Y todo porque “el sistema público de servicios sociales de Aragón se sustenta en la administración autonómica, en las locales y en las entidades sociales”. Asimismo calificó de “fundamental” la proximidad de los servicios sociales a los y las ciudadanas, algo que “se consigue a través de los ayuntamientos”, matizó.

Al mismo tiempo, animó a todas las personas asistentes, autoridades y representantes de entidades “a trabajar para ser capaces de blindar los servicios sociales y que estos se garanticen como derechos subjetivos”. “Solo me sentiré satisfecha cuando los servicios sociales tengan el mismo peso social, político y presupuestario que la sanidad y la educación”. Por último, para conseguir todo ello reivindicó la aprobación de una Ley de Servicios Sociales estatal.

Cabe señalar las diferencias existentes entre una Renta Mínima, tal y como defienden desde el Gobierno de Aragón, y una Renta Básica Universal (RBU), que es conceptual y practicamente, un sistema completamente alejado de lo que hoy conocemos como rentas asistenciales, subsidios, prestaciones de emergencia, becas, rentas de inserción, etcétera. Un sistema que por contra facilita la gestión del conjunto de ‘las polí­ticas económicas sociales’, disminuyendo las posibilidades de nepotismo y corrupción (pública y privada), y garantizando (como es obligación de cualquier gobierno de cualquier estado) la supervivencia económica de las poblaciones bajo su gestión.

17 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR