Economía #conflictoFCC

FCC declina un contrato complementario por valor de 1,4 millones de euros destinado a la poda de arbolado

Ello supondría duplicar lo que actualmente se invierte en poda en la capital aragonesa y reducir los ciclos prácticamente a la mitad. Para Cubero, la única condición que se le ha impuesto a la empresa FCC, actual concesionaria del servicio, es la contratación de personal y compra o alquiler de maquinaria para llevar a cabo las tareas de poda, algo que finalmente la empresa no ha aceptado.
| 20 noviembre, 2017 14.11
FCC declina un contrato complementario por valor de 1,4 millones de euros destinado a la poda de arbolado
Foto: AraInfo

Hace seis meses, el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó, con la unanimidad de todos los grupos municipales, trabajar en un plan urgente que permitiera reducir los ciclos de poda y que actualmente se encuentra en torno a los siete u ocho años. El objetivo es cumplir las recomendaciones ofrecidas por las personas expertas en este ámbito y que establecen como adecuado periodos de dos a tres años.

Para ello, desde el Gobierno municipal contemplaron que la inversión que se debiera realizar para implementar dicho plan de poda fuera destinada íntegramente a este servicio. “Técnicamente, en lo que se ha trabajado es en el diseño de un contrato complementario al contrato actual porque así nos lo han propuesto y exigido los técnicos municipales”, ha apuntado en rueda de prensa el consejero de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero.

La cuantía del mencionado contrato asciende a 1,4 millones de euros, lo que supone duplicar lo que actualmente se invierte en poda en la capital aragonesa y reducir los ciclos prácticamente a la mitad. Para Cubero, la única condición que se le ha impuesto a la empresa FCC, actual concesionaria del servicio, es la contratación de personal y compra o alquiler de maquinaria para llevar a cabo las tareas de poda.

“Desgraciadamente –continuaba el consejero-, las negociaciones no han terminado bien. En todo momento la empresa FCC decía que el contrato era deficitario y que ese 1,4 millones de euros debía ir exclusivamente al reequilibrio del contrato y a engordar los beneficios empresariales, y que no estaba dispuesta a contratar ni personal ni maquinaria para prestar el servicio”. Un hecho que para el Gobierno municipal es “completamente inasumible”, ya que de esa forma “el plan de poda no tendría más que el nombre”.

Así pues, y una vez finalizada la negociación con la empresa FCC y situándonos en unas fechas que sobrepasan el ciclo de poda –actualmente debería estar implantado dicho plan-, se deberá esperar al próximo año para poder implementarlo.

Asimismo, y en caso de que finalmente no se lleve a cabo la remunicipalización del servicio de Parques y Jardines, este plan de poda, y así lo ha confirmado Cubero, estará reflejado en el nuevo pliego de condiciones con el consiguiente aumento presupuestario.

Aún así, desde el Gobierno continúan “con la mano tendida” para poder desarrollar este plan de poda, “pero con la condición que ha estado encima de la mesa durante estos seis meses –añadía el consejero-, y es, que ese dinero realmente vaya destinado a un plan de poda, y eso lo único que garantiza es la contratación de personal y la comprar o alquiler de maquinaria”.

Cabe señalar que no existe la posibilidad de que el mencionado contrato sea ofrecido a otra empresa, ya que así lo dicen los servicios técnicos. “Si actualmente tienes una empresa contratada para realizar ese trabajo, y muchos más de mantenimiento de zonas verdes, no puedes hacer otro contrato para hacer el mismo trabajo con otra empresa, tienes que hacerlo con esa misma empresa y lo tienes que hacer mediante un contrato complementario”, matizaba Cubero.

Dado que la adjudicación del servicio de Parques y Jardines con la empresa FCC concluye el próximo 31 de diciembre, es necesario recordar que a partir de ese momento caben dos opciones: la prórroga del contrato -lo que permitiría seguir trabajando en un plan de poda-, o no prorrogarlo y prestar el servicio por orden directa.

“Si optamos por la fase de la prestación del servicio, no mediante una prórroga, esta situación jurídica impediría un contrato complementario. Por lo tanto no existe más margen que el propio 31 de diciembre por cuestiones técnicas, no por voluntad del Gobierno”, apostillaba Cubero.

Por último, desde el Gobierno municipal no entenderían que, si finalmente FFC no acepta la prórroga y una vez que ha rechazado este contrato complementario, la empresa presentara una oferta al nuevo pliego de condiciones. En caso de darse esta situación, Cubero ha subrayado que la empresa lo que estaría haciendo es “utilizar el plan de poda y la prórroga del contrato como presión política a este Gobierno”.

20 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR