Mundo

Fallece Carlos Slepoy, impulsor de la querella contra los crímenes del franquismo

Este abogado argentino y defensor de los derechos humanos también participó en las causas abiertas contra el exteniente argentino Ricardo Cavallo, el exdictador chileno Augusto Pinochet y el exdictador de Guatemala Ríos Montt
| 18 abril, 2017 12.04
Fallece Carlos Slepoy, impulsor de la querella contra los crímenes del franquismo
Carlos Slepoy. Foto: Palestinalibre.org

Este pasado lunes falleció en Madrid, a los 67 años de edad, el abogado argentino Carlos Slepoy, principal impulsor de la querella en el año 2010 para investigar los crímenes cometidos por el franquismo, y trabajador incansable por la justicia universal y por las víctimas de las dictaduras en Chile, Argentina, Guatemala y finalmente en el Estado español.

Nacido en Buenos aires en 1949, Slepoy vivió de cerca la represión militar antes del golpe de Estado del dictador Rafael Videla en 1976 en Argentina. Allí fue detenido por la Marina y trasladado a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Tras permanecer veinte meses encarcelado en la Superintendencia de Seguridad Federal en Buenos Aires, Slepoy se exilió en el Estado español a finales de 1977, donde se volcó de lleno en denunciar los crímenes cometidos por la dictadura franquista.

En 1982, siendo abogado laboralista del sindicato UGT, intentó defender a unos jóvenes que estaban siendo agredidos por un policía nacional en la plaza de Olavide de Madrid cuando recibió un disparo por la espalda que lo dejó en silla de ruedas y con graves secuelas.

Uno de sus grandes logros, gracias a la ayuda prestada a las víctimas de la dictadura argentina, tuvo lugar en 1996, cuando el juez Baltasar Garzón imputó a Jorge Rafael Videla, Leopoldo Galtieri y otros 99 militares, policías y médicos argentinos, en aplicación del principio de jurisdicción universal.

Carlos Slepoy también participó en las causas abiertas contra el exteniente argentino Ricardo Cavallo, el exdictador chileno Augusto Pinochet y el exdictador de Guatemala Efraín Ríos Montt.

Pero su última gran batalla la libró en el Estado español cuando impulsó el primer juicio en aplicación de la justicia universal para las víctimas de la dictadura franquista. Se trasladó a Argentina y presentó una querella en Buenos Aires ante la jueza María Servini de Cubría, quien el 14 de abril de 2010 abrió una investigación por la desaparición forzada de 113.000 personas en un hecho que el abogado argentino llegó a a calificar como “genocidio”.

Aunque Slepoy se mostró esperanzado en que la querella saliera adelante, pero tras cinco años, el gobierno de Mariano Rajoy se opuso a las extradiciones solicitadas por la jueza argentina de ocho exministros franquistas y doce personas más imputadas por crímenes de lesa humanidad, delitos de homicidio, torturas y robos de bebés. “Un bochornoso espectáculo de impunidad con la causa del franquismo”, llegó a manifestar Slepoy cuando el Gobierno español declinó la extradición de dichas personas.

Entre ellos estaba el exguardia civil Jesús Muñecas Aguilar, el exescolta de Franco, Celso Galván Abascal, el exmiembro de la Brigada Político Social, José Ignacio Giralte González, y el exinspector José Antonio González Pacheco, alias ‘Billy El Niño’. Posteriormente la lista se amplió e incluyó también a Utrera Molina, suegro del exministro Alberto Ruiz Gallardón.

La lucha de Carlos Slepoy por la justicia y la reparación de las familias de las víctimas de la dictadura franquista continúa actualmente su curso, despacio, pero con la esperanza de que algún día la batalla por la defensa de los derechos humanos en la que el abogado argentino invirtió la última parte de su vida dé sus frutos.

18 abril, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR